Semillas Regulares Hay 89 productos.

Semillas Regulares

Subcategorías de Semillas Regulares

  • Original Delicatessen Seeds. Banco genuino con semillas de altisima calidad, con fenotipòs unicos de este banco de semillas.

    Toda una Delicatessen.

  • Paradise Seeds es un Banco de Semillas nacido de los años 80, por un grupo de cultivadores que tras 12 años cultivando y seleccionado las más potentes y mejores genéticas.

    Las semillas de Paradise Seeds se producen de manera totalmente orgánica y su selección se hace de forma manual, garantizando la frescura de las semillas y una altísima probabilidad de germinación y producción.

  • Serious Seeds
  • Sagarmatha Seeds

  • Cannabiogen

  • Flying Dutchmen

  • Sensi Seeds

  • Big Budha Seeds
  • Banco de semillas nacido en Barcelona en el año 1998 que ofrece excelentes variedades seleccionadas originales de semillas feminizadas y regulares.

    Este banco de semillas se caracteriza por tener un equipo apasinado por el mundo de la marihuana y especialistas en extracciones de hachis, BHO etc.. participando siempre en numerosos eventos y competiciones del mundo del cannabis. Tienen en sus vitrinas varios premios que le otorgan un prestigio y cache en todo el mundo cannabico.

  • Dutch Passion

  • Banco de semillas de marihuana de origen californiano, DNA Genetics ante la prohibición en Estados Unidos, establecieron su sede en Ámsterdam en el año 2003. El equipo de DNA Genetics, liderado por Aaron y Don, fue galardonado con un premio que supuso el inicio de una larga lista de reconocimientos a nivel mundial.

  • TGA Seeds nació como un pequeño grupo de cultivadores de marihuana medicinal, que querían desbancarse de la trillada industria de las semillas. Este banco de semillas ha dejado su huella en el mundo del cannabis medicinal con sus exquisitas variedades de marihuana. Toda sus semillas medicinales son variedades cruzadas de semillas Regulares por Rudelaris, cultivadas de manera totalmente orgánica.

    Gracias a la información y los datos aportados por miles de cultivadores de cannabis medicinal, se puso en marcha lo que ellos llaman "cría de fuente abierta" creando unas potentes variedades que ratifica el buen trabajo de estos grandes breeders.

Productos de Semillas Regulares

por página
Mostrando 1 - 12 de 89 items

Semillas de marihuana naturales:

Las semillas de cannabis  regulares o naturales, se obtienen a partir de una genética inicial macho y una hembra, y pueden producir plantas macho o plantas hembra. No podremos saber si una semilla regular de marihuana producirá una planta macho o hembra hasta ver sus preflores, 5 o 6 semanas desde su germinación.

El porcentaje habitual de hembras respecto a machos es aproximadamente del 50%. Generalizando, éste porcentaje de éxito dependerá de la variedad, la combinación de factores como las condiciones en las que germinemos las semillas y sus 5 primeras semanas de vida. Normalmente podremos sexar las plantas de marihuana naturales, pasadas 6 semanas desde su germinación. Es sencillo diferenciar plantas macho de plantas hembra.

Las mas utilizadas por cultivadores con experiencia:

Estas semillas regulares, son las más solicitadas por los cultivadores con experiencia, aún cuando el porcentaje de machos puede ser del 50%, normalmente se obtiene entre un 50% y un 80% de plantas hembras. Estas son las geneticas de cannabis auténticas,las semillas naturales, de donde parten el resto de semillas.  Tambien son elegidas para....

Producir tus propias semillas de Marihuana

Si un cultivador quiere producir sus propias semillas de marihuana, podrá utilizar los machos producidos a partir de estas semillas regulares. Esto nos puede dar un juego muy interesante y podemos hacer nuestra genética a nuestro gusto.

Las semillas regulares son Ideales para hacer tus plantas madre

Son las plantas mas estables genéticamente hablando, lo cual las hace perfectas para una selección de tus plantas madre. La calidad tambien supera a las feminizadas, aunque podriamos debatir largamente sobre este tema. Nuestra primera recomendación a nuestros clientes es, utilizar semillas naturales.

Esquejes y Clones

Cuando encontramos una planta de la cual no nos queremos desprender, o simplemente queremos cultivar cuando queramos en la cantidad que queramos, podemos hacer clones de una planta idéntica a la madre. Esta planta tendrá las mismas características y efectos que la madre, y siempre podremos repetir ...

Las semillas feminizadas son quizás las más adecuadas para cultivadores principiantes.

Debemos puntualizar que todas las semillas que existen hoy día, tienen su inicio en semillas regulares (semillas naturales).

Semillas regulares

Las semillas regulares es el nombre por el que se conoce a las clásicas semillas de Marihuana que producen el mismo número de plantas machos que de hembras.

Semillas regulares vs feminizadas

Sin duda, las grandes competidoras de las semillas regulares son las semillas feminizadas que han tenido mucho éxito entre los cannabicultores a pesar de que el índice de hermafroditismo era más alto del deseado en un principio, aunque esto se ha ido normalizando con los avances genéticos.

Permiten saber el sexo de las semillas antes de plantarlas pero poseen un precio más elevado y está sometidas a una elevada cantidad de productos químicos por los tratamientos que se hacen a las plantas.

El método más empleado para su obtención se basa en revertir el sexo de una hembra para convertirlo en macho, con cuyo polen se polinizan otras hembras. Las semillas que se generan son semillas feminizadas porque el polen del macho proviene de una planta que antes era hembra. Para conseguirlo, se utilizan productos como el Tiosulfato de Plata, que se le aplica por medio de pulverizaciones, alrededor de 2 o 3 tratamientos hasta que se revierten.

Sin embargo, siguen habiendo muchos cannabicultores que prefieren el empleo de semillas regulares como modo natural de cultivo.

Las semillas regulares son la opción tradicional de cultivo de Marihuana, de hecho, las diversas variedades híbridas que encontramos en el mercado son el resultado del cruce entre semillas regulares.

Para obtener semillas regulares no se requiere realizar ningún tipo de tratamiento químico, sino que la polinización del macho a la hembra es lo que produce este tipo de semillas.

En este sentido, las semillas regulares son más resistentes y saludables porque son el producto de un método cien por cien natural. Además, son más baratas que las feminizadas.

A pesar de esto, la aparición de machos supone una pérdida de espacio para los cultivadores de interior así como un riesgo para los inexperimentados que pueden tener dificultades a la hora de identificar a las plantas machos antes de que fertilicen a las hembras, reduciendo la producción fina, por lo que hay personas que se inclinan por las semillas feminizadas para evitar esos problemas.

Pero, si queremos aprovechas las ventajas de las semillas regulares e impedir este tipo de conflictos, sólo tenemos que sembrar un mayor número de semillas y esperar sobre mes y medio a que las plantas nacidas manifiesten su sexo para desechar a los machos.

Semillas autoflorescientes

Además de las semillas regulares y de las feminizadas, existe otro tipo de semillas de Marihuana:

  • Semillas de cannabis de autoflorecientes – Se tratan de semillas obtenidas por el cruce con el cannabis ruderalis que es capaz de desarrollarse en los climas duros, donde casi no hay sol, y florecer después de un tiempo de crecimiento sin dependen de los ciclos lumínicos. Esto supone una gran ventaja porque permite multiplicar el número de cosechas al año y elimina la necesidad de cambios en el ciclo lumínico.

¿Cómo cultivar semillas regulares de Marihuana?

El empleo de semillas de Marihuana cuenta con numerosas virtudes frente al uso de esquejes ya que evitan la introducción de insectos u otros parásitos (que son más propensos a aparecer con los esquejes) y son más saludables.

Además, al seleccionar semillas regulares nos estamos asegurando plantas más resistentes a los insectos y al moho gracias a la aparición de las plantas machos.

Las semillas regulares proporcionan un 50% de plantas macho y un 50% de plantas hembra aproximadamente, aunque un adecuado cuidado de las condiciones ambientales puede contribuir incrementar la generación de plantas hembras.

Para evitar problemas, se recomienda germinar 15 o 16 semillas de marihuana regulares por metro cuadrado, para que después de la identificación queden entre 6 y 10 plantas por metro cuadrado durante la floración.

.

¿Cómo se germinan semillas de marihuana regulares?

Aunque es un proceso muy sencillo, algunos cultivadores tienen problemas por emplear métodos no adecuados como el uso de una manta de calefacción que acaba cociendo las semillas.

Las semillas de Marihuana sólo requieren para germinar humedad y una temperatura entre 10ºC y 30º, aunque hay que tener en cuenta que si se germinan entre 21ºC y 27ºC se producen más hembras o que si se hace con temperaturas más elevadas se consiguen más machos.

El método más tradicional y comprobado en numerosas ocasiones para la germinación de las semillas de Marihuana de forma adecuada es dejarlas en un papel de cocina húmedo y guardarlas en un recipiente seco y alejado de la luz. En un par de días, ya habrán germinado.

¿Qué hacer después de germinar las semillas de marihuana?

Cuando las plantas han desarrollado un buen sistema radicular, se trasplantan a su maceta definitiva, ya que si cambiamos mucho de maceta se pueden estresar por todo lo que supone para ellas la trasplantación.

Cuando las plantas lleguen a tener al menos 5 hojas, se pueden empezar a podar su punta para facilitar que las ramas secundarias se desarrollen mejor y obtener varios cogollos principales.

¿Es más complicado cultivar semillas regulares?

La gente suele creer que cultivas semillas de marihuana regulares es más complicado que cultivar semillas feminizadas. Pero no es cierto, son adecuadas para todos incluidos los principiantes.

Antes del año 2000, todo el mundo se iniciaba en el mundo del cultivo de Marihuana con semillas regulares y la identificación y extracción de plantas machos no era nada más que una de las fases del cultivo como la germinación, el crecimiento o la floración. Requiere de práctica y de conocimientos pero como cualquier otra etapa del cultivo.

Puede que sea más cómodo cultivar semillas feminizadas, pero la calidad y resistencia que ofrecen las semillas regulares, compensa el esfuerzo.

Etapa de crecimiento

Para mejorar su resistencia en esta fase, podemos combinar distintos principios activos que ataquen a los insectos, enfermedades o ácaros. Es conveniente estimular su vigor con productos que contengan vitaminas, aminoácidos y nutrientes como los fertilizantes de crecimiento.

En la última semana de crecimiento, hay que hacer otro tratamiento insecticida previo a la floración y podar las cimas para limitar su desarrollo vertical y favorecer la aparición de ramas secundarias.

La floración se divide en tres etapas: el «stretch», la plena floración (o explosión floral) y la maduración final.

Strech

Es el equivalente a la adolescencia del ser humano, cuando la planta alcanza su altura y su forma final antes de florecer.

Durante la fase de floración se reduce el fotoperiodo de 18h de luz por día (18/6) a 12h por día (12/12) y se pinzan las ramas de las plantas más altas, para tratar conservarlas lo más homogéneas posible.

La planta requiere de una mayor cantidad de agua y de nutrientes (especialmente de nitrógeno), por lo que debemos controlar si tienen carencias o excesos para revertirlas.

En esta fase, se puede empezar a identificar a las plantas de marihuana por los dos pistilos (pelos blancos) que se generan en las intersecciones de las ramas y pasar a eliminar las plantas machos que presentarán flores caídas hacia abajo como pequeños racimos de bolas. Si queremos obtener nuestras propias semillas regulares, podemos seleccionar las plantas machos y ponerlas en un espacio separado para impedir que fertilicen a las hembras.

También, debemos cortar las pequeñas ramas de la parte baja para posibilitar que la parte alta de las plantas reciba más luz y mantener la temperatura entre 21 hasta 28°C y la humedad de entre 40 a 60%

Plena floración

En el mercado encontraremos distintos productos de estimuladores de floración, que podemos emplear para ayudar a nuestra planta en el proceso.

Debemos controlar la aparición de insectos, ácaros, hongos o plantas hermafroditas para evitar que nos echen a perder la cosecha así como regular las temperaturas entre  14 y 25°C y la humedad de 50 a 70%.

Maduración final

Se detecta por una disminución de la creación de cogollos al mismo tiempo que se incrementa el aroma y la cantidad de resina.

Conviene reducir la dosis de nutrientes, para que las plantas aprovechen sus reservas nutricionales y mejoren la calidad de sus productos y comprobar que la temperatura se mantiene entre 14 hasta 25°C, la humedad de entre 50 hasta 70%.

Cosecha

En esta fase de debe regar a la planta con más cantidad de agua sin abonos para realizar un lavado de raíz más completo.

Las plantas se cosechan cuando la mayoría de la resina sea de color blanca/lechosa y los primeros tricomas de color ámbar aparezcan, signo que el THC empieza a cambiar en CBN.

Posteriormente, elsecado del cannabis se lleva a cabo en la oscuridad, con una temperatura de aproximadamente 15°C, durante 4 semanas.

Después de la cosecha, puedes realizar el smoke-test para seleccionar la mejor hembra según nuestros criterios (sabor, olor, tipo de efecto, potencia, rendimiento, resina, resistencia al moho, etc) y conservarlas como plantas madres.

En este sentido, las semillas regulares son la mejor opción para conseguir una cosecha de calidad y aprovechar todas las plantas, hasta los machos.

Greendream © 2015