Control De Clima Hay 28 productos.

Control De Clima

Subcategorías de Control De Clima

  • En los tiempos que vivimos, donde la domótica está a la orden del día, se pueden aplicar estos avances al cultivo de Marihuana. Mediante estos automatismos conseguiremos tener todos los parámetros de nuestra sala de cultivo de Cannabis bajo control. Podremos establecer los diferentes valores de clima que queramos. Conectaremos todos nuestros dispositivos al controlador, y este es el que se encargue de mantener lo que nosotros tengamos programado.

    Automatismos del Control de clima en el cultivo de marihuana


    Los controladores de clima son los que permiten entre tantas cosas que ofrecen controlar de manera automática la temperatura y humedad que se presenta en una habitación de cultivo al mismo tiempo que lo mantiene constante. Los modelos de estos controladores más simples y económicos dentro del mercado, permiten el control de los parámetros desde el mismo momento que se encienden, se puede controlar cuando se apaga, la velocidad de los intractores, los ventiladores por lo que también moderar el ruido que se pueda causar en las horas más inoportunas.


    Los controladores de humedad y temperatura los puedes encontrar en gran variedad de tiendas, donde podrás observar los diferentes modelos y elegir el que mejor se adapte a ti y las necesidades de tus plantas. Es de mucha importancia proporcionar a las plantas un aire limpio, ya que esto es lo que necesitan para un buen desarrollo, al mismo tiempo que se debe mantener un grado de discreción con las actividades que se realizan para evitar visitas de vecinos preocupados por el ruido, lo que llevaría a un descubrimiento no planeado del cultivo. Es importante utilizar de ser necesario los extractores silenciosos, las cajas silenciadoras o los extractores insonorizados.


    Los conductor insonorizados ayudarán a evitar que los ruidos atraviesen las paredes más finas de los tubos normales, ayudando a que la temperatura del aire que pasa por estos tubo se mantenga constante. Contaras con todo lo necesario para realizar las uniones con seguridad, evitando fugas, también deberás usar bridas y cinta adhesiva metálica de la mejor calidad. Todas estas son piezas necesarias que ayudarán a funcionar las bifurcaciones e instalaciones fijas para los tubos de ventilación, dejando tu cultivo lo más óptimo posible. También deberás conseguir los mejores controladores en el mercado, los cuales se encargan de mantener siempre los parámetros del cultivo en la raya, ayudando así a que las plantas ofrezcan su máximo potencial y a la final obteniendo las más grandes producciones antes vistas.


    Los controladores para el clima dentro de los cultivos interiores, son lo que te permiten mantener siempre un parámetro de temperatura y humedad específicos de manera automático, para que puedas retirarte con confianza sabiendo que tus plantas no presentarán problemas. Los controladores son los que se encargaran desde encender hasta apagar todos los aparatos de ventiladores que poseas, como los extractores o aires acondicionados que se utilizan para mantener una temperatura y humedad que se seleccione.


    Dentro de los controladores más destacados se puede mencionar el controlador cornwall, el que te permitirá regular la temperatura dentro de tu cultivo con solo conectar una estufa o un aire acondicionado y así marcar la temperatura que se necesite. Con la humedad funciona de la misma forma, por lo que podrás enchufarlo a un deshumidificador como un humidificador para que esté mantenga estos parámetros. Se puede manejar también la temperatura de los cultivos por los extractores, mientras que el aire que circule se mantenga fresco y refrigerado. Estos tienen una pequeña desventaja, hacen las mediciones en el mismo sitio donde se encuentra el enchufe por lo que se deben tener exactamente en el lugar donde vaya a realizarse la medición.


    Los controladores que suben un poco su nivel de calidad son los controladores GSE, que gracias a la sonda que poseen no se necesita tener el enchufe justo donde se va a realizar la medición, contrario a los anteriores. Con este tendrás un controlador diferente para cada parámetro que vayas a medir, bien sea el controlador de la humedad, de la temperatura, un controlador de temperatura con baja presión o los controladores de temperatura y velocidad máxima. Hay un controlador GSE que cubre aún más funciones como la temperatura y humedad con baja presión e histéresis.


    Existen los controladores como el Cli-Mate que no solo controla los extractores para que regulen la temperatura dentro del cultivo, también se puede elegir la velocidad máxima que estos tendrán, así como la mínima para evitar el ruido eléctrico o que se apague la extracción y se concentren los olores. Se puede temporizar hasta 4 focos de 600w sin la preocupación de que se pueda quemar la instalacion o que se queme el temporizador y que deje de funcionar. Todas las mediciones son necesarias para controlar los parámetros, estos se realizan mediante una sonda, buscando que tu aparato quede lejos de la planta y la humedad.


    Otros reguladores que van dándose a conocer más son los SMS Com, los cuales ofrecen gran calidad a un precio accesible. Cuentan con un regulador de potencia que tiene una capacidad de muchos amperios, por lo que se puede bajar la potencia de los extractores grandes de forma sencilla. Si le conectas una sonda al controlador de velocidad lograras convertirlo en un controlador de temperatura que prenderá o apagará la extracción según sea necesario por tus plantas.

  • Sobre todo para salas de madres o esquejes de Marihuana. En toda sala vegetativa es necesario mantener una humedad del 70% aproximadamente. Si lo precisamos para clones, este porcentaje debe aumentar. Con un humidificador podemos resolver el problema si baja la humedad.

    Humidificadores para el cultivo de marihuana


    Uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando se realizan cultivos de marihuana en interior, es la humedad, es esencial para una máxima evolución de las plantas, en las fases de crecimiento, floración y también de secado. De no ajustarse este factor de manera adecuada, se pueden generar serios problemas. Los valores ideales de la humedad que se deben tener en los cultivos de marihuana son: en la etapa de crecimiento entre 60% y 80%, y en floración entre 40% y 60%. En caso de tener valores de humedad muy altos se pueden generar problemas con los hongos, aumentando el riesgo de podredumbres, y en el caso de presentar valores de humedad muy bajos, se pueden presentar problemas en la transpiración de la planta y así hacer más lento su desarrollo.


    Un paso básico para comenzar a controlar el problema de la humedad es adquiriendo un termohigrómetro en buenas condiciones, con el que se puedan registrar los valores de humedad máxima y mínima presente en el cultivo, dando a conocer así si los valores obtenidos son los adecuados o si es necesario corregirlos para evitar futuros problemas con las plantas cultivadas en interior.


    Además, también se debe tener presente que en el transcurso del año, la temperatura cambia constantemente, produciéndose también cambios en la humedad del ambiente, por lo general cuando la temperatura aumenta, la humedad baja, y si la temperatura baja, la humedad aumenta, siendo necesario entonces corregir la humedad en algunas ocasiones.


    Cuando la humedad se encuentra por debajo de los valores ideales, es requerido entonces un humidificador. En el mercado existen diversos tipos de humidificadores, sin embargo los que mejor se adaptan para ser empleados en los cultivos en interior son los humidificadores de ultrasonidos, debido a que no son funcionan mediante el calentamiento del agua para producir la humedad, emplean un sistema de vibraciones a alta frecuencia que permite nebulizarla. Estos humidificadores pueden ser empleados idealmente por aquellas personas que poseen problemas respiratorios, tales como el asma y las inflamaciones de garganta.


    Existen diversos modelos de humidificadores, entre ellos están los que constan de un higrostato integrado para lograr mantener los parámetros en los valores adecuados. Asimismo, hay controladores de humedad independientes a los cuales se les puede conectar humidificadores.


    Estos equipos son muy fáciles de mantener, primeramente se debe limpiar de forma recurrente, bastando para esta tarea un paño húmedo y algún material con el cual se pueda frotar de ser necesario. No es recomendable emplear detergentes ni jabón, ya que el uso de estos productos puede dejar residuos que quedarían en el ambiente, y ésto no es recomendable para las plantas de marihuana.


    Otro punto importante a considerar, es el tipo de agua con el que se llena el humidificador, ya que si se trata de un agua con mucha dureza, es decir un agua con alto contenido de cal o sales minerales, la vida útil del aparato se verá comprometida. En los casos en los que se sepa o se sospeche de la presencia de agua dura, lo mejor es emplear agua osmotizada o agua destilada. De no poder adquirir estos tipos de agua, se recomienda entonces tomar agua del grifo y dejarla reposar unos días en una jarra para que los sólidos se sedimenten y de esta manera tener un agua de mejor calidad apta para ser vertida en los humidificadores.


    Los humidificadores son aparatos especialmente empleados en las salas madres o esquejes de plantas de marihuana, ya que la humedad relativa en estos ambientes debe ser alta. Estos humidificadores se han transformado en un producto indispensable para todos los cultivadores de marihuana. Con el uso de los humidificadores, se puede evitar que el ambiente se vuelva muy seco, lo cual puede ser perjudicial tanto para las plantas como para la salud de los seres humanos.


    En esta sección podrás encontrar los equipos y accesorios necesarios para mantener la humedad dentro de los valores correctos en cada etapa de cultivo de la planta de marihuana, desde los humidificadores más sencillos hasta los más complejos y elaborados. Entre este conjunto de humidificadores se encuentran los humidificadores por ultrasonido, que cuentan con una membrana de cerámica y con la acción de la electricidad, vibra y puede salpicar microgotas al aire, produciendo en el agua en suspensión una niebla, aumentando la humedad sin producir variaciones en la temperatura. Existen también humidificadores de ultrasonido que presentan un depósito incorporado y el ultrasonido debe ser usado en el interior de un recipiente, tal como un cubo de agua.


    Así, para cultivos grandes, se pueden emplear cultivos desde 5 hasta 12 membranas, dependiendo de los requerimientos. De ser necesario un equipo capaz de distribuir el vapor, la mejor opción es el humidificador Monzón, ya que éste se alimenta directamente de la fuente de agua, por lo que no tendrá que ser llenado a mano en ningún momento, y además posee un ventilador que dirige la humedad hacia donde se desee. Si se necesitan niveles de humedad más altos, es preciso emplear el humidificador Cezio, con el cual se pueden expulsar microgotas de aire a una razón de hasta 6.5 L/h.


    Además del humidificador Monzón y el Cezio, se dispone también del humidificador digital Honeywell BH-860E, Humidificador ultrasónico Mist Maker de 5 y 12 membranas, Humidificador Travel, accesorios, entre otros.

  • Sobre todo para la última fase de la floración de la Marihuana. En ocasiones no conseguimos ese 45% de humedad como máximo y debemos ayudarnos de estos dispositivos para extraer la humedad no deseada.

    Deshumidificadores para el cultivo de marihuana


    Como se sabe, la humedad representa un factor de gran importancia en los cultivos de marihuana, se debe mantener bajo control para evitar problemas en el cultivo. Se conoce además que los valores óptimos de humedad en la etapa de crecimiento se encuentran entre 60% y 80%, y en floración entre 40% y 60%. Si estos valores no son correctamente ajustados, se pueden generar problemas con hongos, en el caso de humedades muy altas, y problemas con el rápido o normal desarrollo de la planta y con su transpiración en el caso de tener humedades muy bajas.


    Es necesario entonces contar con un termohigrómetro para poder obtener un registro de los valores máximos y mínimos de la humedad en el cultivo, y de esta manera saber si se encuentran dentro de los valores adecuados o si se hace necesario su corrección para poder evitar problemas con el cultivo. Los cambios climáticos en el ambiente, e inclusive la calefacción de las viviendas puede afectar el contenido de humedad del cultivo en interior de marihuana.


    Si se presentan problemas por exceso de humedad, lo primordial es revisar el sistema de extracción, debido a que la mayoría de las veces el problema se encuentra aquí, sin embargo, cuando no es así, el problema es serio y la extracción no es suficiente, se hace necesario la implementación de un deshumidificador, el cual toma la humedad presente en el ambiente, y la condensa en un recipiente que tiene incorporado en sí mismo. Al igual que el humidificador, existen deshumidificadores que tienen incluido un higrostato, o que pueden ser conectados a un controlador de humedad para poder mantener el valor de la humedad en el indicado de forma continua.


    Los deshumidificadores para el cultivo de marihuana son entonces los dispositivos ideales para poder disminuir el valor de la humedad existente en el sitio donde se esté realizando el cultivo de marihuana. Si se logra controlar la humedad, se está más cerca de obtener excelentes resultados en la cosecha de marihuana. También puede ser empleado en la habitación de secado de las plantas de marihuana. Además, estos deshumidificadores son aparatos comunes y normales, que pueden ser empleados en cualquier otro ámbito en la vida cotidiana, un uso general.


    Por su parte la capacidad de los deshumidificadores dependerá completamente de la temperatura y de la humedad del ambiente a trabajar, mientras mayor sean estos valores, mayor debe ser la capacidad del deshumidificador, y esta capacidad se encuentra definida en kW, teniendo estos aparatos un piloto led pequeño incorporado, capaz de cambiar de color indicando así cuando el recipiente de agua se encuentra lleno.


    Es muy común que en la etapa de floración de las plantas de marihuana, no sea posible obtener el valor de humedad requerida, por lo tanto se debe emplear en este momento los dispositivos adecuados para extraer la humedad en exceso del ambiente, tal como un deshumidificador.


    Para lograr bajar estos valores de humedad, se dispone entonces de diversos humidificadores, los cuales ayudarán en la absorción del agua que se encuentra en el aire del ambiente, disminuyendo la humedad relativa en el sitio donde se esté realizando el cultivo de las plantas de marihuana. Los deshumidificadores pequeños son bien empleados en los cuartos pequeños o en los sitios donde se requiere extraer menos cantidad de humedad, ya que su capacidad no es apta para más, por ejemplo, el deshumidificador mini es una excelente opción para estos casos, para armarios pequeños o para cuartos de secados.


    Si por el contrario se posee un área de cultivo de mayor tamaño, se debe optar por un deshumidificador de mayor capacidad, tal como el deshumidificador Cornwall grande, ideal para espacios grandes pero no mayores a 10 m2. En los casos en los que se tenga un cuarto de cultivo de plantas de marihuana con un área mayor a los 10 m2, se debe emplear un deshumidificador industrial, los cuales pueden extraer la humedad de salas de hasta 40 m2.


    Es así como el deshumidificador Mini Cornwall Electronics resulta ideal para espacios pequeños y también para cuandos las plantas de marihuana se encuentran en la etapa de floración, ayudando a crear el ambiente ideal para la planta. El deshumidificador de 12 L Cornwall mantiene constante la humedad y de la misma manera, es útil en la fase de floración y en la de secado. Igualmente se dispone del deshumidificador Industrial Pure Factory, con el cual se podrá mantener la humedad del cultivo interior fácilmente, a una razón de hasta 20 litros de humedad por día.


    Cuando se requiera disminuir los valores de humedad en el cultivo de interior de plantas de marihuana, una buena opción resulta emplear los deshumidificadores, una serie de aparatos que harán mucho más fácil y eficaz esta tarea para proporcionarle un ambiente totalmente adecuado a las plantas.


  • Dado que las plantas de Marihuana absorben CO2 a través de las hojas, si incrementamos el contenido de CO2 en la sala de cultivo dentro de unos valores determinados, podemos incrementar hasta en un 30% nuestra cosecha.

    Generador de CO2 para el cultivo de marihuana


    Principalmente, se debe saber que el CO2 se encuentra conformado por un átomo de carbono y por dos átomos de oxígeno, el CO2 es una molécula química lineal, cuya fórmula desarrollada por Lexis es de la forma: O=C=O, conocido ampliamente como dióxido de carbono, que en condiciones de presión y de temperatura normales, el CO2 es un gas inodoro, inflamable, incoloro e inerte, y que frecuentemente ha sido vinculado con el gas carbónico. El CO2 nace en parte como resultado de la fermentación aeróbica o también de la combustión de los compuestos orgánicos, así como del proceso de respiración de los seres vegetales vivos, como los árboles, y por supuesto las plantas de marihuana, entre otros. Siendo las plantas de marihuana las que más requiere CO2 además del que producen en la noche.


    Comúnmente el dióxido de carbono se encuentra en el aire del ambiente, y es medido en partes por millón (ppm), estando presente en diversas ciudades a una razón de 300 ppm (0.03%). El CO2 es usualmente confundido con el CO (monóxido de carbono), el cual si es un gas completamente tóxico.


    El CO2 no representa un gas tóxico para los seres humanos, pero en pequeñas dosis, ya que a partir de las 100000 partes por millón (ppm) puede llegar a ser mortal, es decir un 10% del CO2 que se encuentra en el aire que se respira. Sin embargo, para los sistemas de cultivos de marihuana, la cantidad de CO2 necesaria para mejorar dicho cultivo puede estar alrededor de las 1500 ppm, un 0.15%, pero de la misma manera se debe estar atento, por lo que se deben emplear sistemas de CO2 seguras y confiables.


    El CO2 influye directamente en la fotosíntesis de las plantas de marihuana. Las plantas absorben el CO2 que se encuentra en la atmósfera mediante sus estomas y también con la participación de la clorofila, empleando energía producida por una fuente de abastecimiento lumínica para poder mezclar el agua y el gas carbónico y así poder generar los azúcares que son necesarios por las plantas de marihuana en el momento de desarrollo de planta.


    Con esta absorción de CO2, las plantas podrán tener acceso a un rendimiento mayor, pudiendo acelerar el metabolismo, y por lo tanto se podrá garantizar desde 5 a 10 días en el tiempo dispuesto para la cosecha, sin la presencia de este gas


    La eficacia y calidad del CO2 en las plantas de marihuana también dependerá del tipo de planta que se posea, por ejemplo la Black Bomb, Naranchup, Heaven’s fruit o guayita, son los tipos de plantas que reaccionan de mejor manera esperada, considerando que poseen un rendimiento mayor, el cual además se va incrementando de manera impresionante.


    Igualmente se recomienda que en los cultivos de marihuana, se pueda alcanzar hasta las 1500 ppm para poder obtener de esta manera un buen aumento de producción, tomando en cuenta que se debe afinar este cargo según las necesitas y los parámetros ya indicados.


    Es importante saber en qué momento se debe implementar el CO2 en el cultivo de plantas de marihuana realizados en interior. Siendo este momento cuando todos los demás parámetros se encuentren ya controlados, como la temperatura, la humedad, la potencia lumínica, el riego, los nutrientes que se le aporten, entre otros, de no hacerse en este momento, se estaría perdiendo la inversión y la energía en el procedimiento.


    Se puede señalar que, comúnmente, la añadidura de CO2 en los cultivos de marihuana, muchas veces queda reservado para los cultivadores con una experiencia elevada, y que además, es incorporado en los cultivos cuando las plantas de marihuana ya se encuentran en la etapa de floración. Caso contrario en la etapa de crecimiento, ya que no es recomendado porque las plantas podrían desarrollarse muy rápido y de esta manera no se podría obtener un control adecuado en cuanto a su altura principalmente. Asimismo, no se recomienda agregar CO2 en las plantas en los 10 o 15 días previos a la cosecha de marihuana. Y otro punto resaltante es que el CO2 no puede ser inyectado de noche, tiene que ser obligatoriamente cuando los focos se encuentren encendidos. Es por esto que la gran mayoría de las sondas de los controladores de CO2 poseen una foto de la célula, pudiendo detectar si es de día o de noche.


    Al añadir más dosis de CO2 a las plantas de marihuana de las que ya están absorbiendo a través del medio ambiente, las hace mejorar su resistencia, acelerando la etapa de floración y logrando así, un aumento en la cosecha de marihuana.


    Existen diversas formas de aportar CO2 a las plantas de marihuana, entre ellas se encuentra una forma natural mediante la aplicación de bases de levaduras directamente en el gas dentro. También se dispone de de las bombas o generadores de CO2 a butano, pudiendo notar una gran diferencia entre ambos al momento de cosechar.

Productos de Control De Clima

Mostrando 1 - 28 de 28 items

Controlar el temperatura y humedad de manera fácil y eficaz, se traduce en mejores cosechas.

Existen diferentes dispositivos. Son capaces , de reproducir un clima adecuado dentro de nuestra zona de cultivo. Cubriendo todas nuestras necesidades. Es como tener un vigilante 24 horas. Son capaces de controlar nuestros Ventilacion desde 0% a 100%,  en incrementos de 1%, esto le permite controlar el clima de una manera mucho mas eficiente.

Estos controladores son pequeños ordenadores a los cuales se les pueden conectar todo tipo de periféricos como : extractores, ventiladores, calefacciones, humificadores, deshumificadores, Co2  … Una vez introducimos nuestros parametros deseados, es el propio control de clima, quien se encarga de coordinar los distintos dispositivos conectados a él, para mantener esos parámetros.

Control de clima en los cultivos de interior de Marihuana

Una de las ventajas de los cultivos de interior de Marihuana es que posibilitan tener un mayor control sobre todos los elementos que afectan a nuestra planta: humedad, temperatura, nivel de CO2, etc…

El control de clima nos permite conseguir una producción de mayor calidad, con un elevado rendimiento y cultivar en cualquier época del año gracias a sus numerosas posibilidades.

Para conseguir esto, necesitaremos una serie de elementos:

Automatismos

En este grupo se incluyen una amplia variedad de aparatos (controladores de climas, temporizadores, temostatos, potenciómetros) que nos facilitarán esta labor.

Los controladores de clima son los más completos porque integran en un solo dispositivo diversos mecanismos de control. Se conectan a los componentes de nuestro equipo de ventilación y a través de ellos podemos establecer tanto la temperatura como la humedad que deseamos para nuestro cultivo. El aparato se encargará de encender o apagar el equipo de ventilación en función de estos parámetros, de manera que nosotros no tenemos que preocuparnos por nada.

La temperatura generalmente debe situarse entre los 20º C, pudiendo llegar a los 26-28ºC con las luces encendidas y mantenerse en alrededor de los 20ºC con las luces apagadas.

Además, de los controladores de clima, hay otros tipos de automatismos que se dedican a vigilar un aspecto en concreto:

  • Potenciómetros – Modera el funcionamiento de ventiladores y extractores o intractores de aire adaptándose a las necesidades de cada momento.

  • Termostatos – Sirven para regular el clima aportando la calefacción y/o refrigeración necesaria.

  • Humidostato – Vigila la cantidad de humedad en nuestro cultivo interior para que no sobrepase los límites establecidos.

Co2

Otro de los elementos fundamentales para el control del clima en los cultivos de interior de Marihuana es el nivel de Co2.

El dióxido de carbono (fórmula química Co2) es un compuesto químico de origen natural compuesto por dos átomos de oxígeno cada uno de forma covalente doble unido a un solo átomo de carbono. 

Las plantas emplean el dióxido de carbono del aire junto al agua y la luz para sintetizar compuestos orgánicos a través de una serie de reacciones químicas conocidas como fotosíntesis.

Durante este proceso convierten materia inorgánica de su medio externo en materia orgánica que usarán para su crecimiento y posterior desarrollo como elementos de alimentación.

La abundancia de CO2 en el aire incrementa considerablemente la eficiencia fotosintética de las plantas, estimulando su rápido crecimiento y mejorando su producción.

También, les aporta una mayor resistencia a temperaturas extremas y otras formas de estrés que produce en las plantas, así como mejoras en los coeficientes de raíces y altura.

De ahí, que en la mayoría de los cultivadores de interior apuesten por enriquecen sus espacios con Co2 para conseguir obtener cogollos más densos y compactos.

Además, las plantas de Marihuana poseen una disposición biológica que permite concentraciones de Co2 de hasta el 0,15%, una cifra cinco veces mayor que el contenido normal del aire que hay de nuestra atmósfera. 

Por otra parte, las plantas de Marihuanas enriquecidas con CO2 necesitan mayores cantidades de nutrientes, de luz y de agua debido a que durante la transpiración liberan más cantidad de agua al aire.

 

 Existen varias formas de suministrar Co2 a los cultivos de interior:

  • Generadores de Co2 –Estos aparatos queman combustibles fósiles como el gas propano o el gas natural para producir Co2, minimizando la de otros productos secundarios de la combustión. Son muy eficaces y fáciles de manejar.

  • CO2 Boost – Se compone de un cubo que contiene una fórmula patentada, una bomba y un tubo para conducir el Co2 a la zona de cultivo. Tan sólo se tiene que conectar el CO2 Boost con el ciclo de iluminación y dejar que actúe. Es un sistema ligero, totalmente natural y muy rentable a largo plazo. Se aconseja emplear un CO2 Boost por cada 6 metros cuadrados como máximo y 0,5 metros cuadrados como mínimo.

  • Kit de bombona desechable - Consiste en una bombona desechable de Co2, un manureductor y una electrovalvula (opcional). Opera durante un periodo de 4 a 8 semanas dependiendo de la cantidad de co2 emitida. Se recomienda para una sala de cultivo de 2m cubicos (1x1x2). Es una forma barata, segura y efectiva de proporcionar Co2 a nuestras plantas de cultivo interior.

  • Pads de Co2 o sistemas de liberación pasivas – Es un sistema novedoso que absorbe la humedad del cultivo, gracias a sus carbones naturales, y libera dióxido de carbono para suministrarlo a las plantas. La mayoría del CO2 que llega a soltar a lo largo de su ciclo de vida se realiza en los primeros 7 días, aunque sigue aportando pequeñas cantidades de CO2 hasta 21 días después de su instalación.

  • Sistemas de inyección – Son dispositivos que dosifican que distribuyen el CO2 procedente de unas bombonas por el espacio. Es el mecanismo más fácil y sencillo de emplear. Lo más conveniente es inyectar aproximadamente 0.5 gramos de CO2 cada hora mientras estén las lámparas encendidas.

Para regular la cantidad de CO2 podemos adquirir controladores o "controller" de CO2 para que midan y vigilen la salida del CO2 en función del tamaño de la sala de cultivo. Hay que tener en cuenta que la concentración sumamente alta de Co2 hace que la planta no se desarrolle adecuadamente, por lo que debemos verificar las dosis que le proporcionamos.


Humidificadores y deshumidificadores

En una sala o en un armario lleno de plantas la humedad es muy elevada, sobre todo si son muy grandes y están en floración. Gracias al extractor y el intractor se renovará el aire y se disminuirá la humedad, para evitar que aparezcan hongos u otras enfermedades.

Sin embargo, es conveniente emplear humidificadores o deshumidificadores para aumentar o disminuir la humedad del espacio y conseguir tener las mejores condiciones climáticas para nuestra planta.

No hay que olvidar que la falta de humedad puede ser fatal en el desarrollo de una planta de Marihuana, generando problemas de transpiración, ralentizando su crecimiento y hasta le puede provocar du muerte. Mientras, que en el otro lado, el exceso de humedad puede posibilitar la aparición de hongos.

Para un correcto desarrollo de las plantas la humedad debe encontrarse entre el 50% y el 60% durante el periodo de crecimiento y entre el 40% y el 50% para la etapa de floración.

Para controlar la humedad debemos disponer de un termohigrómetro, que registre los valores de humedad máxima y mínima, para poder corregirlos en caso de que no sean los adecuados.

Si padecemos una humedad baja en nuestro cultivo de interior, es conveniente contar con humificadores que generen humedad.

En el caso de que tengamos exceso de humedad, el primer paso es revisar que el sistema de extracción está funcionado correctamente o si necesita ajustes. Si aún así, se mantiene el exceso, apuesta por deshumificadores que absorben la humedad del ambiente y la condensan en un depósito que lleva incorporado. Estos aparatos, al igual que el humidificador, pueden llevar incorporado un higrostato o se pueden conectar a un controlador de humedad para regular los parámetros.



Gracias a los elementos de control del clima, podemos establecer los niveles que consideremos y asegurarnos que nuestra planta tiene las condiciones óptimas para su desarrollo en el cultivo interior.



Greendream © 2015