Agua y Riego Hay 28 productos.

Agua y Riego

Subcategorías de Agua y Riego

  • Tanto las bombas de aire como las de agua son necesarias en cualquier cuarto de cultivo de Marihuana. Por un lado, las bombas de aire son muy útiles para oxigenar la solución nutritiva con las que regamos nuestras plantas de Cannabis. También alargan la vida útil del agua que tengamos en nuestros depósitos. Por otro lado, las bombas de agua son indispensables para hacer recircular el agua en nuestros depósitos, para moverla de un lugar a otro, y cómo no para regar.

    Bombas de agua y aire


    Cuando tienes un cultivo de marihuana, se puede hacer difícil mantener un buen riego en las plantas si estos se realizan a mano ya que siempre se pueden presentar problemas en las mismas por un exceso de agua o falta de la misma en el cultivo. Lo bueno es que se han desarrollado nuevos sistemas, donde se elige el sustrato indicado y se pueden regar cierta cantidad de plantas llenando solo un deposito de agua, estas se distribuirán de manera uniforme y manteniendo el cuidado en todas las plantas por igual. Si decides utilizar un sistema automático, bien sea porque no tienes el tiempo suficiente para cuidarlas o no te gusta estar siempre encima regando, esta es la solución para ti, aunque los resultados no son los mismos que si las haces a mano.


    En los cultivos en tierras, se debe enchufar el riego automático, una vez que las plantas son capaces de absorber grandes cantidades de agua diariamente, para tierra se puede colocar el riego automático una vez que las plantas empiecen a florecer, con un aproximado de medio litro de agua para una maceta de 7L. El riego debe estar programado para que solo se riegue la cantidad de agua que necesitan las plantas al día, para evitar encharcar la tierra y que las raíces se pudran. Los riegos automáticos se pueden comparar con un depósito de unos 2L y te mantienes por encima de lo necesario por unos cuantos días.


    Estos sistemas los puedes dejar programados hasta por una semana, que es lo máximo que dura un agua con abonos minerales en los depósitos. Si por el contrario riegas con abonos orgánicos, además de emboscar los microtubos más deberás realizar la mezcla todos los días ya que estos no aguantan más de 24 horas disueltos en el agua. Dentro de estos depósitos será necesario instalar una bomba sumergible que sea capaz de mantener una presión constante y alta en la tubería, para que salga la misma cantidad de agua por un microtubo y otro, así las plantas recibirán las mismas cantidades todos los días.


    En esta bomba se instalaran varios ramales de tubo que pasarán a lo largo de las filas de planta, para luego colocar goteros de microtubo, los que resultan sólo de pinchar el tubo de 16 in tubo para cada planta de uno en uno, o utilizar goteros tipo Octopussy, los cuales con pinchar uno salen 6 microtubos, también se puede usar el medusa, ideal para una instalación de 25 que cuenta con 12 salidas. Luego necesitarás una mesa de cultivo para que toda el agua sobrante se escurra debajo de las macetas y se canalice hasta un depósito que luego se vaciará, o puede ir directamente a un desagüe si se dispone de esta opción.


    No se recomienda en ningún momento volver a utilizar el agua sobrante en estos tipos de sistemas, ya que toda el agua que sale por debajo de las macetas es agua con fertilizantes que ya se perdió, por lo que es importante controlar los minutos de riego así no estás perdiendo tu inversión. Una vez que tienes montado el sistema de riego solo necesitas saber la cantidad de agua que saldrá por cada minuto de uso de la bomba. Puedes poner un vaso debajo de un gotero y enchufar la bomba solo con 1 minuto de tiempo para ver qué cantidad de agua suelta en cada maceta durante ese minuto de riego.


    Una vez que hayas realizado esta prueba ya tendrás una idea de cuantos minutos deberás dejar encendida la bomba de agua durante cada riego. Comúnmente sale hasta medio litro por minuto y si la cantidad es mayor es porque estás utilizando una bomba muy grande, ten en cuenta que se necesitan unos 1000 L por hora por cada metro cuadrado de cultivo con alrededor de 16 plantas por metro, para que todos los microtubos funcionen de forma correcto.


    El último paso necesario sería instalar una bomba de aire que tenga una piedra difusora, la cual se encargará de que la mezcla de los nutrientes esté bien oxigenada y en constante movimiento. De esta forma los fertilizantes no se acumulan en el fondo formando un pozo, sino que se mantienen completamente mezclados y listos a usarse cuando la bomba se encienda. Cuando necesites volver a llenar el depósito deberás fijarte si las plantas están comiendo, si alguna se encuentra encharcada o no está comiendo, si están muy secas y necesitan más tiempo.


    Las bombas de aire son principalmente usadas en los cultivos interiores y tienen dos principios básicos, el primero es suministrar aire a todos los esquejes hidropónicos o aeropónico y el segundo es oxigenar al mismo tiempo que remueve los depósitos de nutrientes, para que estos no se acumulen en el fondo y tengan un efecto perjudicial. Al mismo tiempo es la encargada de oxigenar las raíces y el agua, un punto necesario y beneficioso para las plantas de marihuana.


    Las bombas de agua y aire son necesarias para que el agua que se utilizara en los riegos de las plantas se mantenga limpia y oxigenada, es necesario escoger una que tenga la mejor calidad, un alto rendimiento y sea capaz de adaptarse a los sistemas de riego en los distintos cultivos, como el aeropónico, hidropónico o la misma tierra. Algo a recordar es que a las plantas de marihuana no les gusta mucho el agua fría, por lo que también deberás pensar en invertir en un calentador de agua que te ayude a seleccionar y controlar la temperatura del agua.


    También es imprescindible para un riego efectivo, tener unos niveles correctos de EC y pH ya que estos valores son los que determinan la capacidad que tienen las plantas de absorber los nutrientes y mantener una correcta alimentación. El agua de riego para las plantas debe mantener un nivel de pH que se sitúe entre 5.5 y 6.5 dependiendo del cultivo que se utilice y la fase en la que se encuentren las plantas.

  • Para poder utilizar la dosificación adecuada con precisión y exactitud. Ajustaremos los valores necesarios para nuestras mezclas en el cultivo de Marihuana.

    Vasos medidores y pipetas


    Las pipetas y vasos medidores son herramientas esenciales para tener una dosificación exacta de los aditivos y nutrientes que se le agregan a las plantas de marihuana durante el cultivo, como pueden ser los booster o el PK 13-14, todos agregados directamente al agua de riego. Durante el desarrollo de los cultivos es muy importante cumplir con las dosificaciones exactas que se recomiendan por los fabricantes de fertilizantes y que vienen entre las indicaciones de cada producto, ayudando a alcanzar el valor óptimo de la EC adecuada en cada etapa de la planta.


    El sistema utilizado por los cultivadores para medir los distintos ingredientes de las recetas que se aplican en las distintas etapas es pesando los mismos, ya que este método tiene una precisión muy exacta. Aunque sigue habiendo personas que prefieren medir todos los ingredientes en vasos medidores sin importar si estos son líquidos o sólidos, para utilizar estos vasos medidores se usan las tazas como elementos de referencia, así como los mililitros y las onzas.


    Estos vasos medidores vienen de varias por lo que tendrás la disponibilidad de medir cantidades considerables de aditivos y fertilizantes de forma sencilla y exacta, tendrás la capacidad de medir todas las cantidades de productos que le administres a tus plantas, ya que estas cantidades pueden ir en aumento dependiendo de la cantidad de agua que se utilice en los riegos. Están calibrados en ml y se presentan en el mercado de varios tamaños.


    Con estos vasos ya no tendrás que estar hechando muchas pipetas en los depósito, abriendo un margen de errores que pueden desencadenar distintas afecciones en la planta sino que podrás hacerlo ahora todo más cómodo y en la mitad del tiempo. Cuando termines de utilizar los vasos medidores siempre es mejor dejarlos limpios desde el primer día que empieces a usarlos, luego solo necesitarás enjuagarlos con agua al finalizar el riego y pasarás a guardarlos.


    Las pipetas son como ya se mencionó una herramienta infaltable para añadir los fertilizantes a la solución para el agua de riego, podrás encontrar distintas variedades en el mercado las cuales son económicas pero cumplen bien su función. Estas pipetas también ayudan a la transferencia de un volumen determinado que no exceda los 20 ml de un recipiente al otro sin que se pierda nada. Ayuda a medir alícuotas de los líquidos con suma precisión, los hay de vidrio o plástico. Se conforma por un tubo transparente que tiene en una de sus puntas una forma cónica, también tiene una serie de marcas grabadas llamadas graduación la que se encarga de indicar el volumen.


    Las pipetas volumétricas son las que están hechas para entregar un volumen aún más determinado, dado por una o dos marcas en la pipeta, si la marca es una sola es recomendable dejar el líquido escurrir sin soplarlo para que baje por capilaridad, esperando solo 15 segundos después de la última gota. El manejo de las pipetas es sencillo, el líquido necesario se aspira por un vacío utilizando un bulbo de succión o propipeta, nunca se debe usar la boca. Es importante que en líquido no haya burbujas o espuma. Cuando se vaya a trasladar el líquido debe estar limpia la punta de la pipeta. Estas se deben llenar sobre la marca de graduación para transportar el volumen necesario.

  • Este elemento es también indispensable en nuestro cultivo. Siempre es preciso fumigar nuestras plantas de Marihuana, bien sea con insecticida o preventivos, o con abonos y/o complementos. De igual manera será indispensable para cuando hagamos nuestros clones o esquejes de Cannabis.

    Pulverizadores para el cultivo de marihuana


    Las plantas de marihuana requieren ser pulverizadas por distintos motivos alrededor de su salud y protección, por la aplicación de vigorizadores, fungicidas o solo agua se debe hacer esta técnica para lograr una repartición equitativa y que llegue el producto aplicado a todos los rincones de la planta. Dependiendo del tamaño que sea el invernadero donde se estén cultivando las plantas se necesitará uno con mayor capacidad tanto de distancia y litros. Para los cultivos exteriores se necesitan recipientes grandes que tengan un mayor alcance y que se puedan regular, en cambio, para los espacios pequeños con un pulverizador doméstico se realizará el trabajo de la mejor manera.


    En las tiendas especializadas podrás encontrar todas las herramientas posibles y necesarias para realizar el mejor riego, uno que sea efectivo y que a la final ofrezca los mejores resultados, sin importar el tipo de riego que realices, manual o automático, teniendo a la mano todos los accesorios para el riego que se adapten a las diferentes técnicas de cultivo, incluyendo diversos utensilios prácticos para manejar de la mejor forma las cantidades de riego.


    Es necesario adaptar las plantas al clima, bien sea para regar o pulverizar. Si el cultivo es en exteriores en climas húmedos no se puede realizar la pulverización de noche ya que es probable que la planta de marihuana se pudra o agarre hongos. Cuando haga mucho sol tampoco podrás pulverizar, ya que las gotas hacen de lupa y pueden quemar las hojas o la parte de la planta donde se encuentran posadas. Dependiendo del cultivo se deben tener en cuenta diferentes cosas.


    Para los cultivos en exterior donde se presente un clima húmedo por las noches la mejor opción es pulverizar durante la primera hora de la mañana, aproximadamente una hora o una hora y media antes de que el sol le pegue a las plantas y que estas tengan tiempo de secarse. Manteniendo este régimen evitaras que la planta pase mucho tiempo mojada por las noches y se llenen de hongos. Si en la mañana las plantas tienen un poco de rocío lo mejor es retirarlo y esperar que esas cejas se sequen bien antes de pulverizar, sino no podrá absorber los nuevos agregados. Podrás también utilizarlo en la última hora de la tarde, una vez que el sol no incide directamente en las plantas, al llegar el mes de agosto se debe cambiar el periodo y pulverizar por la mañana.


    Los cultivos exteriores que cuenten con un clima normal permite una pulverización por la mañana antes de que les pegue el sol a las plantas, así como también a la última hora ya que sin importar el momento en el que se realicen siempre funcionaran de la misma forma, justo en la medida necesaria para que las gotas se sequen antes de que salga el sol o que se sequen antes de que caiga la noche y acumulen humedad. No es recomendable ni regar ni pulverizar por la noche, ya que para las plantas exteriores es mejor regarlas durante la noche para que no se calienten mucho las raíces.


    Es probable que se calienten aunque las riegues de noche ya que en el día aún tendrán agua, lo mejor es proteger las macetas del sol, poner alguna maceta blanca o directamente plantear en el suelo. Cuando está amaneciendo es el momento ideal para regar las plantas, ya que de noche no se presenta tanto cambio de temperatura como en la mañana lo que puede afectar a las raíces.


    Las plantas que se encuentran en los climas más calientes, se recomienda pulverizar ya cuando caiga la tarde, que no quede mucha luz ya que al hacer mucho calor se seguirá secando la planta y no quedan gotas en las hojas y los cogollos durante la noche. Además le estarás dando un refresco que les permite descansar del calor que se presenta durante el día. El riego es ideal hacerlo por la mañana, si se puede a la primera hora, ya que durante el día y con la incidencia del sol las plantas necesitan más agua, en cambio al pulverizar por la mañana es probable que se seque la pulverizada muy rápido y no tenga el efecto que se está buscando.


    Los cultivos de tierra son un poco más sencillos ya que en ellos existe siempre el mismo sol y hay una continuidad en el clima, cuando se cultiva en interiores se debe pulverizar con las luces encendidas pero que no tengan ninguna planta debajo. Cuando las luces estén encendidas se procede a sacar las plantas del armario sin importar si es de día o de noche en el exterior. Las colocaras en el suelo de la habitación, pasas a la pulverización y esperas que se acabe el exceso de gotas y pasen a secarse. Una vez que se hayan secado se pueden colocar de nuevo en el armario y ya no habrá ningún riesgo de que se quemen.


    Cuando se vayan a regar las matas es mejor que se mantengan los focos encendidos. Al pulverizar solo se necesita encender el foco justo antes de que se sequen para volverlas a guardar y se apaguen todas las luces. Si cuentas con una sala muy grande y no puedes sacar todas las plantas para pulverizarlas, lo mejor es levantar los focos y solo dejar uno encendido, así comienzas a pulverizar y dejar el foco encendido hacia las últimas. Cuando las plantas se hayan secado se apagan los focos y se pasa a prender otra lámpara que esté alejada de las plantas ya secas para pasar a pulverizar las que estén cerca de otro foco.


  • Los Filtros de Osmosis sirven para filtrar la mayor cantidad de sales disueltas en el agua. El agua del grifo lleva disueltas sales que endurecen la base de la que vamos a partir para preparar nuestra solución nutritiva. Además en cada lugar la dureza y composición de dicha agua varía. Utilizando un filtro de Osmosis conseguiremos un agua muy blanda, cercana al 0 contenido de sales disueltas. Esto nos permite suministrar la máxima cantidad de sales (Abonos y Complementos) útiles para nuestras plantas de Marihuana. De esta manera obtendremos los mejores resultados.

    Filtros osmosis para el cultivo de marihuana


    Los filtros de osmosis y los filtros de carbón para el agua de riego te permitirán darle al agua de tus plantas la mejor calidad posible, las plantas de marihuana te lo recompensará cuando asimilen todos los abonos que les proporciones y así te darán la mejor producción posible. Un agua de buena calidad te ayudará a mejorar mucho la cosecha, ya que le estará aportando todos los nutrientes necesarios, para poner un filtro de osmosis en la cosecha es necesaria una presión en la instalación de entre 2 y 3 kg. Si no se alcanza la presión requerido se puede compensar con un filtro de carbón para llegar a la necesaria sin importar que tipo de filtro se necesita habrá uno disponible para ti y que sin importar el medio de cultivo el agua que necesitan tus plantas no falte.


    Las raíces de las plantas de marihuana son las dedicadas a absorber tanto el agua así como los nutrientes que le aportamos a las mismas, aunque si el agua contiene altas cantidades de sales las plantas se vuelven incapaces de absorber toda el agua presentada. Las raíces funcionan como filtros y si el agua viene con muchas cantidades de sales no son capaces de pasar por ellas, por lo que mientras más minerales están presentes en el agua más trabajo tendrán las raíces en absorberlas. Cuando se utilizan abonos se están añadiendo muchos más sales de las que se lleva el agua, aumentando la EC o electroconductividad de las mismas, que es la cantidad de sal que se presenta en el agua.


    Utilizando los filtros de osmosis lograras conseguir una electroconductividad de 0.0, por lo que todos los minerales que desees usar hasta alcanzar las cantidades límites de EC los puedes usar bien sea de abonos y la planta no tendrá problema alguno en absorberlos. En los cultivos hidropónicos es muy necesaria la utilización de un filtro de osmosis, al igual que en el coco y la lana de roca. Cuando se cultiva directamente en tierra se hace más difícil la sobredosis de sales en los sustratos, aunque cuando esto sucede se observa claramente un cambio en las plantas, sobretodo en aquellos cultivos de temporada para exteriores.


    Los filtros de osmosis los puedes encontrar de distintos tamaños y modelos que se adaptaran a todas tus necesidades y las de tus plantas, estos filtros pueden ir de 150 L por día para los jardines que son más pequeños, a 3000 L por día que son más grandes, necesitando mucha más cantidad de agua diariamente, como se presenta en el cultivo de lana de roca de unas dimensiones grandes. También puedes utilizar los filtros de carbón si no tienes la posibilidad de un filtro de osmosis, estos no bajan mucho la electroconductividad en el sustrato pero eliminan del agua muchos de los restos de sedimentos y otros elementos disueltos en el agua como los pesticidas o jabones.


    Cuando se retiran grandes cantidades de los componentes que solo están afectando las raíces de las plantas, tendrás una mejor producción final a si utilizaras un agua de mala calidad. Los filtros de carbón los puedes utilizar en cultivos donde el agua no presenta mucha presión, ya que aún así podrás obtener agua de calidad sin necesidad de colocar un filtro de osmosis. Los filtros más pequeños son capaces de proporcionar 240 L por hora, lo cual los hace ideales para los cultivos en interior bien sea en balcones con plantas autoflorecientes o en armario. Los que son más grandes tienen la capacidad de dar hasta 2000 L por hora, por lo que se puede colocar una manguera y abarcar grandes espacios, o tenerlos en espacios más grandes con dimensiones que se irrigan con el agua corriente directamente.


    Al aportar agua de calidad a las plantas ya estarás observando las diferencias que las mismas te muestren, ya que podrás ver cómo su desarrollo es saludable durante todas las etapas del desarrollo, desde inicio y hasta el final, con una buena alimentación que le evite las distintas carencias y que al final tendrán una potencia y sabor como nunca habías visto y lo mismo pasará con la producción. Usar agua del grifo en los riegos de las plantas de marihuana no se hace un problema para gran mayoría de los cultivadores, estos simplemente se adaptan a la zona donde se estará desarrollando el cultivo, en especial si son zonas de montaña donde hay nieve.


    Con el fin de evitar algunos problemas que se puedan presentar lo mejor es utilizar un filtro de la mejor calidad para que se garantice el agua siempre limpia y buena. Entre los problemas más comunes que se presentan con el agua uno es por la presencia de calcio o cal en el suelo, ya que el pH se puede ver afectado y contener ácido. También debido a los altos niveles de impurezas, el agua si no se trata cuando viene de la ciudad se puede mantener gran cantidad de estas impurezas y suciedad. Entre los elementos disueltos provenientes del agua de grifo se pueden crear obstrucciones y deficiencias nutricionales, igual que si se presentaran grandes cantidades de fertilizantes químicos.


    La ósmosis inversa se ha convertido en el mejor sistema de filtración con el cual se proporcionará una mejor calidad en el agua, limpia y segura para las plantas. Dependiendo de los litros de agua que se vayan a utilizar, los cambios de filtro y la limpieza del mismo solo se podrá realizar una sola vez en el año.

  • Es la herramienta que utilizaremos para almacenar líquidos en general. Disponemos tanto de tanques de distintas capacidades para la solución nutritiva, pasando por depósitos para usos más concretos humidificadores, deshumificadores, …

    Depósitos


    Los depósitos son útiles recipientes empleados para poder almacenar de forma segura y práctica cualquier tipo de líquido en general. Estos depósitos pueden ser utilizados para diversos fines, se cuentan con variedad en colores, modelos y tamaños para satisfacer cualquier necesidad. Entre los usos que se les puede dar a los depósitos, se encuentra la de almacenar grandes cantidades de solución nutritiva para el cultivo de las plantas de marihuana, donde se podrá conservar toda la solución de una vez y de esta manera no tener la necesidad de preparar cada que se requiera la solución en recipientes pequeños.


    Asimismo, estos depósitos son útiles para almacenar agua para su posterior utilización en el riego de cultivos, empleando una bomba para su extracción, y a la vez se puede emplear cualquier sistema de riego, por goteo o la lanza de riego. También pueden ser utilizados para recolectar el agua de lluvia o el agua descargada de las bandejas , o también para hacer recirculación del agua de un sistema hidropónico. Pueden ser empleados como depósitos para usos más afines como deshumidificadores o humidificadores.


    Dentro de los depósitos que encontrarás en esta sección, se tienen: depósito de 47 litros con tapa perforada, depósito de 47 litros con kit de conexión, depósito de 90 litros, depósito de 100 litros con tapa y grifo incorporado, bidón industrial azul con tapa de 128 litros, depósito de 180 litros, depósito cuadrado de 200 litros con tapa y grifo, depósito cuadrado con capacidad para 300 litros, depósito redondo 200 litros, bidón industrial azul con tapa y capacidad para 220 litros, depósito redondo 310 litros, depósito flexible autopot flexitank de 400 litros, y accesorios tales como un tapón con grifo incorporado para enroscar garrafas de 20 litros y un soporte para depósito de 100 litros.


    Por su parte los depósitos de 90 litros son especiales para ser colocados en la parte inferior de las bandejas, si se colocan slabs de lana de roca sobre estas bandejas, luego de regar las plantas, el agua se escurrirá por la mesa y volverá al depósito una y otra vez. También puede ser empleado para los cultivos en maceta, recogiendo el agua sobrante y desechándola.


    Los modelos de depósitos flexibles son muy prácticos ya que ocupan poco espacio, son fácilmente manipulables, transportables y además son resistentes. Este depósito es ideal si no deseas que sea notorio su adquisición, ya que viene en una caja desmontado, una manera muy discreta de tener la mercancía. Por lo general, en los cultivos de marihuana se tienen muchas plantas, por lo que este depósito será ideal para sitios indiscretos. Todos los depósitos flexibles incluyen grifo, y vienen en diversas capacidades, listos satisfacer tus necesidades.


    También tienes a tu disposición diversos modelos de depósitos con tapa, redondos, cuadrados y con distintas capacidades de almacenamiento. Estos recipientes son los que usualmente se emplean en el riego del jardín, son los más usados en los huertos. Constituyen unos depósitos de excelente calidad y muy económicos, y una de las ventajas que poseen estos recipientes es precisamente su tapa, ya que con ella el líquido en su interior se encuentra totalmente resguardado de la luz. El agua, por ejemplo, se podrá conservar mucho más tiempo en un depósito con tapa que en uno sin tapa si se encuentra debajo del sol. Estos depósitos también incluyen un grifo, ideal para realizar la conexión de una manguera o algún otro sistema de riego, pudiendo ser por goteo.


    Entre los depósitos más nuevos en el mercado y sofisticados, se tienen unos que presentan una gran resistencia y con un diseño innovador que permite además conservar por más tiempo y de mejor manera la solución nutritiva para las plantas de marihuana. Estos depósitos poseen una pared realmente gruesa y opaca, tiene también una tapa ideal para los sitios donde se encuentran niños alrededor, ya que posee un sistema de cierre de seguridad anti niños. Al poseer tapa y ser de color opaco, este depósito puede ser colocado tanto en cultivos en el exterior o en el interior, ya que la luz no penetrará el recipiente y no llegará a la solución nutritiva, dejando intacta el agua, de lo contrario, si la luz le dá al agua, es muy probable que se creen algas o mohos en el agua, punto desfavorable y perjudicial para el cultivo. Este depósito posee un diseño especial para ser colocado en el sitio que se desee sin ser notado, y tiene un soporte que le garantizará la estabilidad requerida cuando se deba colocar junto a las plantas.


    Los depósitos para cultivo de marihuana son mayormente de polipropileno, presentados en colores opacos para evitar la incidencia directa de la luz solar, poseen tapas que son realmente útiles y necesarias para el bienestar del cultivo. Algunos depósitos pueden ser utilizados en sistemas de riego, como el depósito de 100 litros que puede ser empleado en el sistema de riego por gravedad o también con una bomba de riego en sistemas hidropónicos. Contamos con bidones industriales de hasta 220 litros, cuadrados hasta de 300 litros, redondos de 310 litros y flexibles de 400 litros.


    Lo que desees en depósitos para el cultivo de marihuana lo podrás conseguir en esta sección, solo debes encontrar el que más se ajuste a tus necesidades y comenzar a disfrutar de él y de sus beneficios.

  • En caso de que nuestra agua esté fría, siempre será necesario calentarla hasta la temperatura adecuada. Debemos recordar, que la temperatura óptima de la solución nutriente debe estar entre los 20º y los 22º. De esta manera nuestras plantas de Marihuana absorberán todos los nutrientes que necesarios para su perfecto desarrollo y posterior floración.

    Calentadores de agua para el cultivo de marihuana


    Recordando que la temperatura óptima para que las plantas de marihuana puedan absorber correctamente la solución nutriente debe estar entre los 20ºC y los 23ºC, si el agua con la solución se encuentra muy fría, se hace necesario calentarla para ofrecerle lo requerido a las plantas, en este caso los nutrientes necesario para conseguir un crecimiento y desarrollo excepcional. Es aquí donde figuran un papel importante los calentadores de agua para el cultivo de marihuana, ideales para elevar la temperatura de la solución nutriente cuando se encuentre por debajo de los valores necesarios para una buena nutrición.


    Existen en el mercado diversos calentadores para controlar un cultivo que esté muy frío. Se tienen desde calentadores para invernaderos pequeños, hasta calentadores muy potentes de alto voltaje. Si se requiere elevar la temperatura solo en algunas zonas en particular, como en las raíces de los esquejes, se pueden usar mantas de calor o cables de calor en el interior del invernadero.


    Asimismo, existen los calentadores para el agua del cultivo de las plantas de marihuana, proceso en el cual es muy importante mantener la temperatura correcta, ya que si está muy fría o muy caliente, ésta sólo podrá contener oxígeno y la planta no podrá absorber bien los nutrientes que se le aplican para su óptimo desarrollo. Es ideal mantener la temperatura del agua alrededor de los 20º a 23º al regar las plantas de marihuana, garantizando la absorción de los nutrientes tal como se debe, si está muy fría es primordial subir la temperatura con un calentador de agua diseñado especialmente para ésto.


    Entre los calentadores de agua que podrás encontrar en esta sección se tienen: calentador de agua AT 50W, calentador de agua AT 75W, calentador de agua AT 100W, calentador de agua AT 150W, calentador de agua AT 200W, calentador de agua AT 300W, y además poseemos una funda protectora para el calentador de agua.


    Estos calentadores de agua AT son los instrumentos ideales para lograr el riego óptimo y deseado para la correcta disolución de los elementos nutrientes aplicados al agua en el depósito dispuesto para alimentar a las plantas de marihuana. Estos calentadores están especialmente diseñados para mantener la temperatura del agua con la solución nutriente entre los 20 y 23 grados, tal como se debe hacer para garantizar un crecimiento, desarrollo y floración de las plantas de marihuana óptimo y sin igual.


    Se debe prestar mucha atención ya que excederse de esta temperatura ideal, podría provocar la disipación del oxígeno en la mezcla nutriente. Por su parte, el empleo de calentadores de agua aseguran un sistema de riego óptimo y una nutrición adecuada. Sabiendo que los hay de variadas potencias, la elección de uno u otro variará dependiendo de los requerimientos de cada cultivador.


    Otro de los productos que encontrarás en esta sección es la funda protectora para el calentador de agua de vidrio, la cual se encuentra especialmente diseñada para poder mantener y conservar en un excelente estado y condiciones el calentador de agua de vidrio, garantizando su vida útil por un período de tiempo más largo, y así no tener que recurrir a la adquisición de estos productos de manera frecuente. Al ser calentadores de vidrio, son muy frágiles y muy propensos a romperse por algún descuido o accidente, por lo que es mejor prevenir cualquier situación y proteger ante todo el calentador de agua de vidrio para el cultivo de las plantas de marihuana.


    Por su parte, cuando se realizan cultivos en sistemas hidropónicos, el agua será el sustrato de la planta, así que siempre estará en contacto con el sistema radicular. Aquí es de suma importancia entonces, regular la temperatura para mantenerla entre 20º y 23º, se debe tener especial atención si se eleva demasiado o si se baja. En este tipo de sistema de cultivo, el agua fría ayuda a la formación de raíces, pero a esta temperatura la planta no absorbe los nutrientes, y una vez que las raíces se hayan formado bien, se debe elevar la temperatura a unos 23º para que pueda absorber los nutrientes.


    Podrás encontrar todo lo que necesites para mantener y garantizar un entorno óptimo para el correcto crecimiento y desarrollo de las plantas de marihuana en el cultivo, pudiendo sacar el máximo provecho a cada cosecha de las plantas, y así poder obtener un producto de primera calidad. En esta ocasión, tendrás acceso a todo lo relacionado con los calentadores de agua para la solución nutritiva del cultivo de las plantas de marihuana, donde podrás obtener información precisa, como breves descripciones sobre el producto, propiedades, características e instrucciones de uso, además de recomendaciones que pueden servir de guía en muchas ocasiones. No lo pienses más y adquiere solo lo mejor para el cultivo de las plantas de marihuana, si le ofreces el cuidado y los equipos necesarios para tal fin, el resultado será una cosecha de primera calidad.

  • Su importancia es la misma que la de los calentadores de agua. En caso de que nuestra agua esté demasiado caliente, siempre será necesario enfriarla hasta la temperatura adecuada. Debemos recordar, que la temperatura óptima de la solución nutriente debe estar entre los 20º y los 22º. De esta manera nuestras plantas de Marihuana absorberán todos los nutrientes necesarios para su perfecto desarrollo.

    Enfriadores de agua para el cultivo de marihuana


    Hay casos en los que el agua de riego se encuentra muy caliente debido a diversos factores, y recordando que la temperatura ideal para que la planta de marihuana pueda absorber los nutrientes debe estar entre los 20º y 23º, si esta temperatura se encuentra por encima de estos valores es necesario bajarla, para realizar este procedimiento se deben emplear enfriadores de agua para el cultivo de marihuana, y así se podrá garantizar que la planta si está absorbiendo todos los nutrientes que se le coloquen. A estos enfriadores se les da la misma importancia que a los calentadores de agua.


    Con estos enfriadores de agua se logrará entonces, mantener el agua para el riego de las plantas de marihuana a la temperatura ideal, ya que si se riega con el agua caliente, ésta apenas contiene oxígeno, trayendo como consecuencia que la absorción de los nutrientes en el sistema radicular de la planta se complique. Para lograr una buena cosecha, es necesario emplear un enfriador de agua para llevar la temperatura de la misma al nivel requerido para la correcta absorción de nutrientes. Las plantas deben tener una adecuada nutrición para crecer y desarrollarse adecuadamente, de lo contrario no se obtendrá una cosecha productiva.


    Es común que en los cultivos que se realizan en sistema hidropónicos, se emplean focos y por ende el agua se calienta mucho. Para estos casos existen diversos métodos caseros para enfriar el agua y llevarla a la temperatura ideal para la absorción de los nutrientes, sin embargo, para evitar tanto trabajo durante tanto tiempo en el cultivo, lo mejor y más recomendado es emplear un enfriador de agua para cultivo de marihuana, con el cual la temperatura del agua en el sistema se podrá mantener constante durante las 24 horas. En ocasiones, cuando en el cultivo se tienen a la disposición aire acondicionado no se hace necesario un enfriador de agua para cultivo de plantas de marihuana, pero hay casos en los que igualmente si se requiere, se deberá comprobar su necesidad o no.


    En esta sección encontrarás entonces el enfriador de agua Hailea HC-100A, un aparato que permite enfriar la solución nutritiva de la planta de marihuana mediante su componente de refrigeración, este equipo hace que la temperatura del agua permanezca en el valor deseado, siendo especialmente diseñado para los sistemas de cultivo de plantas de marihuana NFT. Este enfriador da para ofrecer el máximo poder refrigerante y además resiste a la corrosión, punto muy importante cuando debe estar en constante contacto con el agua.


    Estos enfriadores de agua son equipos eléctricos de pequeño tamaño, económicos y sin lugar a dudas representan una de las mejores soluciones cuando se requiere refrigerar el recipiente de riego en los cultivos de marihuana que se realizan en hidroponía. Los enfriadores también pueden ser empleados para enfriar el agua en cualquier variedad de depósito empleado para el riego de las plantas o también algún depósito de almacenamiento de mediana capacidad. Estos enfriadores pueden generar bajadas de temperatura en corto tiempo, dando como resultado un desarrollo rápido y además el cultivo se facilitará en los meses del año que son más calurosos


    Igualmente se debe tener especial cuidado en los cultivos que se realizan en sistema hidropónico, ya que si la solución nutritiva llegase a tener una temperatura muy alta, se puede producir el crecimiento de algas, trayendo consigo severos riesgos para la planta, puede disminuir la cosecha y hasta podría ocasionar la muerte de las plantas de marihuana por diversas enfermedades en el sistema radicular de las mismas. Con los enfriadores de agua se podrá disminuir el valor de la temperatura hacia el seleccionado de manera muy rápida y sencilla, logrando evitar posibles complicaciones futuras en las plantas y propiciando un mejor y mayor crecimiento, la adecuada asimilación de los nutrientes que las plantas requieren para su óptimo desarrollo y por ende los cultivos gozarán de buena salud.


    Estos enfriadores de agua para el cultivo de marihuana además de ser ideales para los sistemas de cultivo NFT, también lo son para los riegos automáticos. El equipo del enfriador de agua para cultivo de marihuana es un equipo muy silencioso, que no requiere gran mantenimiento, es de fácil instalación y completamente compacto.

  • En esta subfamilia encontraremos todo lo relacionado con tubería, tanto para agua como para aire. En cuanto al agua podremos encontrar todo lo necesario para tu sistema de riego a medida, comunicación de depósitos, codos, filtros, … Para conducción de aire, tenemos una amplia gama de difusores para tu depósito de nutriente, así como tubo y otros utensilios. Todo para canalizar los nutrientes de nuestras plantas de Marihuana.

    Tuberías y accesorios para el cultivo de marihuana


    Los tubos que se utilizan en los cultivos de marihuana son simples conductos de aire que ayudan a enlazar todos los accesorios que se necesitan para hacer un sistema de ventilación o de riego excelente en tu cultivo. Estos elementos son imprescindibles para los sistemas de interacción o extracción sin importar si se habla del riego o la ventilación misma. Las tuberías de aire están conectadas a los extractores, reflectores o filtros de carbonos, todos diseñados para darte el mejor resultado posible en tu producción. Estos tubos para la extracción tienen grandes capacidades de soportar las altas temperaturas que se producen en el día a día por las lámparas, las corrientes de aire por los ventiladores y hasta ayudan a reducir los ruidos que causan los extractores.


    Existen grandes variedades de tubos en el mercado, aunque siempre será más recomendable elegir el que se adapte a tus necesidades, bien sea en función del diámetro del extractor que utilizaras y de las necesidades que tengan tus plantas o el espacio donde estés cultivando, como la flexibilidad, el precio y el ruido del entorno. Uno de los tubos más utilizados por todos los cultivadores de cannabis, especialmente los e interior son los tubos flexibles de aluminio. Estos son empleados para sacar todo el aire caliente que se produce en el espacio del cultivo directamente a la calle, ya que se conecta el extractor con el exterior. Por ser tan sencillos y tener una buena relación precio-calidad se han convertido un producto necesario para los cultivadores de interior.


    Dentro de esta gama también existe otro modelo igual de popular al tubo flexible de aluminio, pero en este caso es insonorizado por estar recubierto por una fibra, la cual se encarga de aislar el ruido al mismo tiempo que controla y disminuye las temperaturas del aire que están circulando. Todos los diámetros de tubos se consiguen en el mercado con una longitud de 10 metros además de que cuentan con una instalación muy sencilla. Se recomienda también lavar estos tubos o cambiarlos con cierta regularidad, o sea, al finalizar cada cultivo, ya que los tubos se encuentran propensos a acoger distintos gérmenes y otros agentes externos del exterior.


    Los tubos son las piezas más esenciales y necesarios para realizar los sistemas tanto de ventilación como de riego, los cuales ayudaran al desarrollo de las plantas y los resultados finales. Los tubos de aluminio son los más utilizados dentro del mundo de los cultivadores de marihuana, ya que por tener una fácil conexión del extractor con la calle, sacar el aire caliente acumulado en el interior se hace una tarea sencilla. El aire se mide en caudales de la misma forma que el agua y dependiendo del caudal que se tenga de aire, los extractores pueden hacer menos o más ruido, parecido a un río. Cuando se tienen los caudales de aire muy altos es probable que el ruido que se escuche mucho cuando esté pasa al interior, por lo que necesitarás un tubo especial que cancele el sonido.


    Los tubos insonorizados se conforman con una capa de fibra que recubre el tubo propio, por lo que es ideal para aislar el ruido del exterior y la temperatura del aire que circula por dentro, además ayudará a bajar el sonido del extractor por un tubo que se utiliza con las cajas silenciadoras. Los accesorios también son necesarios a la hora de realizar la gran mayoría de los sistemas de ventilación, ya que se necesitan piezas específicas para distribuir el aire que entra, alguna pieza que alargue los tubos cuando sea necesario y distintas reducciones de tubo. Hay muchos catálogos los que te muestran todas las piezas necesarias para tener la mejor distribución tanto del aire como del agua de los cultivos, sin importar la medida que tengan los tubos a utilizar.


    Cuando no se tienen buenas conexiones entre las piezas de ventilación, y si las mismas no se sellan de manera correcta puede abrir la puerta a filtraciones de aire en el sistema de ventilación y que esté salga a la calle de la manera incorrecta. Al montar las ventilaciones dentro del cultivo es necesario verificar todas las juntas y que las mismas estén bien fijadas y pegadas para evitar las fugas. Para los cultivadores que tienen problemas cuando entra aire al cultivo de la calle, existen accesorios que pueden ayudar a solventar el problema, los filtros anti polen son los encargados de controlar las plantas macho, y aunque en el cultivo se presenten estas variedades no polinizan todo el cultivo. Las válvulas anti retorno se aseguran de que si por alguna razón se apaga la extracción, no se metan agentes externos como insectos o pájaros a los cultivos. Es importante mantener una buena distribución a lo largo de todo el cultivo, asegurando un equitativo crecimiento.

  • En esta sección podrás encontrar todo el pequeño material lo relacionado con los sistemas de riego para poder alimentar nuestras plantas de Marihuana.

    Sistemas de riego para el cultivo de marihuana


    El cultivo de marihuana tiene distintas directrices las cuales determinan los resultados finales de las cosechas, y el cuidado que se le brinden a las mismas será un factor importante. El propósito de todos los cultivadores es asegurarse que las plantas crezcan fuertes y sanas, manteniendo especial cuidado en todos los detalles dentro de todas las etapas de las plantas. El riego es uno de los factores importantes. Las plantas de marihuana al igual que todos los organismos vivos necesitan una alimentación balanceada para desarrollarse, y los encargados de que esto suceda son los cultivadores ya que no solo es necesario cuidar las cantidades de alimento que se le aportan, sino que se debe cuidar el modo en el cual se le suministra el mismo.


    Cuando se estudian los diferentes tipos de cultivos para las diferentes necesidades se debe tener en consideración algunos factores, donde se realizará el cultivo, en exteriores o interiores, que tipo de sustrato será el elegido para la zona donde se encuentra, el presupuesto total con el que se cuenta entre otros. Por esto, existen distintos tipos de riegos los cuales se adaptan a todas las situaciones posibles que pueden darse durante el crecimiento de la marihuana. Se explicaran a continuación los distintos tipos de riegos, en qué consisten y cuáles son los más adecuados para tus necesidades y las de tus plantas.


    El riego manual es el que nunca te fallará, si no tienes todos los recursos que deseas, pero si cuentas con el tiempo para cuidar a las plantas cómo se deben, la mejor opción es realizar los riegos manuales. Por esto, cuando sea necesario solo se deberá agarrar un recipiente, llenarlo de agua y fertilizantes o aditivos y se procederá a regar toda la cosecha. Si eres principiante en el mundo del cultivo prueba el riego por rotación. Si es muy temprano para saber si las plantas necesitan o no más agua por el peso de la maceta, puedes probar otras alternativas. Una de las principales dudas es el tiempo entre riegos para las plantas, aunque existe un sistema que te permitirá aportar a las plantas todos los nutrientes que necesitan de forma correcto, evitando al mismo tiempo los molestos charcos de agua. Esté riego consiste principalmente en establecer un periodo de alrededor de 3 días, dependiendo de las condiciones de luz y humedad que se presenten y las que determinan los distintos tratamientos.


    Durante el primer día se deben mezclar la solución de nutrientes y el agua para luego regar, dependiendo de las necesidades por un periodo corto. Al siguiente día se varía el depósito el cual se rellenará con agua fresca y limpia de las impurezas, o destilada. Para esta última jornada no se necesita hacer ningún trabajo en especial, solo dejar que descansen. El riego por inundación se presenta más en los cultivos de interior, y lo aplican más los cultivadores con mayor experiencia y que apuestan por los cultivos de guerrilla, donde las condiciones meteorológicas son las que se encargan de nutrir las plantas, hay algunos que prefieren replicar este efectivo sistema en interiores.


    El propósito principal de este sistema no es más que separar en lo máximo posible los días de riego, así que sin importar si el cultivo es en interior o exterior, el sistema de riego se basa en añadir muchas cantidades de agua en el suelo para que esté se vaya filtrando a través del sustrato y las raíces de las plantas la vayan absorbiendo poco a poco. Si estás cultivando al aire libre sol necesitarás hacer pequeños surcos a lo largo de toda la cosecha para que el agua tenga una guia y al mismo tiempo sirva como espacio para el reposo. Con este sistema conseguirás que la tierra se humedezca y no existan problemas cuando pasen varios días sin el riego. Cuando se cultiva en interior el proceso varía un poco, ya que tendrás que colocar una bandeja debajo de las macetas donde se depositará una gran cantidad de agua que se filtrará hacia las raíces, teniendo un margen entre cinco y seis días entre riegos.


    Cuando no se disponga del tiempo necesario o requerido, así como se hayan cometido algunos errores durante el cultivo siempre se podrá instalar un riego automático. Sin importar las actividades que se estén realizando las plantas nunca se verán sin su alimento y agua, ya que se programaran los riegos y simplemente las plantas estarán cuidadas. Los riegos por goteos son un sistema que consiste en la conexión de varios tubos más pequeños y goteros los cuales llevan el agua desde un envase hasta cada planta presente en el cultivo. Se le necesitara agregar un temporizador para programar el momento exacto en el cual se realice el riego. Es uno de los sistemas más recomendados por los cultivadores ya que ofrece gran exactitud en cuanto a la cantidad de agua y el momento justo para administrarla.

  • Este dispositivo está pensado para programar los riegos de nuestras plantas de Marihuana. Podemos especificar la periodicidad y tiempo de funcionamiento. Otra alternativa muy útil es, para llenar depósitos. Así nunca nos olvidaremos de cerrar el agua, el programador la cerrará por nosotros.

    Programadores de agua para el cultivo de marihuana


    Los programadores son la parte más importante de todo este sistema, tienen una función muy parecida a la de los relojes temporizadores pero se diferencian en que regulan el paso de la luz es la que regula el paso de agua dependiendo del programa de riesgo que se seleccione para las plantas. En el mercado actualmente se pueden encontrar gran cantidades de modelos, las cuales tienen diferentes funciones y de los cuales seguro conseguirás uno que se adapte a tus necesidades. Los programadores manuales son más accesibles y económicos, y a medida que se aumenta la calidad y estos se hacen más modernos los puedes encontrar hasta con multifunción, que tienen variedad de programas que se adaptan a todas las estaciones del año y hasta incluyen un medidor para la humedad del suelo.


    Para la instalación se necesitará invertir en un modelo de programador que funciona con pila o de los más novedosos que funcionan con energía solar, que aunque son un poco más costosos no te darán el problema de quedarse sin pilas, y aún así son de fácil manejo. Los programadores pueden fallar cuando se quedan sin pila o no se temporizan de manera correcta, y en ese momento no importará si se efectuó una buena instalación del mismo. Las plantas de marihuana se morirán por el exceso de agua o falta de la misma si no se pudo controlar.


    S se utiliza una bomba eléctrica para transmitirle a las plantas todos los nutrientes y alimentos lo mejor será usar un reloj temporizador que se encargue de encender y apagar la bomba cuando esté planificado el riego de las plantas de marihuana. Este sistema es el más indicado para utilizarlo en pozos y depósitos que tengan grandes capacidades. Los temporizadores y programadores de riego utilizados en los cultivos, se encargaran de tus plantas cuando tu no puedas hacerte cargo de ellas durante un periodo de tiempo o para crear un sistema continuo para las plantas. Dependiendo del lugar donde agarres el agua que utilizarás para regar deberás escoger entre los diferentes modelos, ya que todos cuentan con características diferentes.


    Uno de los modelos más comunes y utilizados de programadores es el de riego automático a pilas, el cual te permitirá regar hasta un máximo de 10 plantas. Este es un programador que hará todas las actividades por sí solo, funciona como temporizador, bomba de agua y distribuidor de agua, cuenta con 10 salidas diferentes a las cuales le podrás colocar un tubo de 6mm o taponarlas. Cada tubo que se agregue ira específicamente a una planta y al momento de que se active estarás regando todas las plantas por igual, sin tener preferencia de salida de las tuberías.


    Este sistema se encarga con una bomba que funciona a pilas de recolectar el agua de cualquier depósito o cubo y llevarla con igualdad hacia las plantas, graduando el tiempo que se necesita de riego diario para las mismas. Es muy práctico en los cultivo exteriores ya que no se necesita contar con una toma de corriente para que funcione, perfecto para las vacaciones. Si deseas regar las plantas en el exterior pero no tienes el tiempo o la energía para estar pendiente si este aparato se queda sin pilas, podrás utilizar un kit de riego solar, el cual encaja perfectamente a estas necesidades.


    Este kit se conforma por una placa solar la cual carga la batería para que todo el kit funcione sin la necesidad de pilas, la plaga solar es la que se encarga de recoger toda la energía solar, la cual pasa a un programado el cual se encarga de almacenarla y de cumplir todos los parámetros que se le asignen, bien sean los minutos de riego y los días donde se hará el riego. La bomba de agua es la que impulsará luego el agua a las plantas, y como incluye un sistema de riego por goteo podrás regar al mismo tiempo hasta 20 plantas, es una opción para esas personas que no pueden estar siempre pendiente de las plantas o tienen cultivos de guerrilla.


    También hay programadores más sencillos que solo se conectan directamente al agua de la corriente, para realizar los abonados una vez a la semana o utilizar abonos que sean de absorción lenta para luego regar solo con agua. Existen modelos analógicos y digitales, por lo que podrás elegir cómo marcar los días y el tiempo de riego de las plantas. La gran mayoría funciona con pilas, por lo que también tu recibo de electricidad se verá reducido, eso sí, estando pendiente cada cierto tiempo de realizar el cambio de las pilas. Si se acaban las pilas se corre el peligro de que el sistema se mantenga cerrado y no riegue sino que se gaste abriendo y no se cierre correctamente produciendo un ensanchamiento en las plantas, a parte de eso son uno de los mejores que se pueden usar especialmente en las plantas de exterior.

Productos de Agua y Riego

Mostrando 1 - 28 de 28 items

Las plantas de Marihuana, al igual que todo ser vivo, transpiran agua en forma de vapor. Para un crecimiento y floración óptima, debemos buscar el equilibrio entre la cantidad de agua absorbida y evaporada por las hojas. Esto significa que deberíamos adecuar la cantidad y periodicidad del riego en función del sustrato y las condiciones climáticas que usemos.

Agua y riego de tu cultivo de marihuana


Para quienes empiezan en el mundo del cultivo de la marihuana, una de las preguntas más frecuentes es cuál es la mejor forma de riego para las plantas dependendiendo el tipo de cultivo que se esté utilizando, bien sea un cultivo en maceta o directamente en tierra. El cannabis es una planta que para su crecimiento necesita grandes cantidades de agua, aunque también tolera los malos excesos que puedan presentarse durante el riego, por lo que es muy sencillo cometer errores en esta área. Deberás seguir una serie de consejos y recomendaciones para que los resultados de tu cosecha se mantengan óptimos a lo largo de todo el cultivo.


El cannabis es una planta que prefiere recibir un riego abundante a un riego ligero pero de forma continua, es necesario siempre regarla de manera abundante y luego esperar que la tierra absorba toda el agua y quede completamente seca antes de realizar otro riego, con la adición de fertilizantes o sin ellos. La cantidad de agua que necesita cada planta variará por lo que se recomienda seguir el siguiente cuadro de cantidades aproximadas. Para macetas de 1L es necesario 0.25 L de agua, las de 4L necesitan 1L, las de 12L necesitan 3L, y las más grandes de 30 L necesitaran 7.5L de agua en cada riego.


Para alcanzar tales cantidades de agua se necesita regar dos y hasta tres veces, de forma lenta y uniforme por toda la superficie de cultivo. También necesitarás unos buenos platos para las macetas que se colocaran debajo de las mismas, las cuales que llenan de agua que regresará a la maceta por medio de la capilaridad antes de acabar el día. Se deben utilizar también sustratos que tengan calidad, que presenten buena capacidad para retener el agua y que aseguren al mismo tiempo un buen drenaje, las mejores son las que contienen fibra de coco o perlita entre otros.


Cuando finalices el riego debes constatar que las macetas estén bien pesadas y sean difíciles de mover, esto significará que el suelo está empapado de agua beneficiosa para las plantas. Deberás esperar unos días y en esos días debes pesar con frecuencia las macetas para asegurar que el peso de la maceta esté absorbiendo el agua de manera correcta, una vez que las sientas muy ligeras significa que es hora de un nuevo riego. Como el agua pesa más que la tierra, cuando las macetas se encuentren saturadas de aguas notaras que pesan notablemente más que solo con la tierra.


Se necesita un poco de práctica antes de que aprendas a interpretar el peso de la maceta y cuando la misma necesitara de nuevo un riego. Es una técnica sencilla que al mismo tiempo es eficaz y que podrás implementar en todas tus macetas. Si decides utilizar este método lo más probable es que tus plantas necesitan un riego nuevo cada 3 o 6 días. Cuando el tamaño de la maceta sea más pequeño que el tamaño de la planta, y se presente más calor o un clima muy seco, la frecuencia de riego aumentará.


Los riegos que se realizan por goteo no tienen buenos resultados en tierra y esté es más recomendables cuando se presenten casos como las vacaciones para mantener el control sobre las plantas. Si estás buscando un exitoso riego por goteo es mejor olvidarse de la tierra y aplicar un cultivo hidropónico en un sustrato adaptado como el coco, las bolas de arcilla o la lana de roca.


Es importante controlar la calidad del agua utilizada para los riegos, ya que por ejemplo el agua de la llave puede ser aceptable pero cuando su dureza no sea muy elevada, manteniendo una EC menor a 0.4, cuando se trata de agua de lluvia no se aconseja mantener la EC en 0 al igual que el agua osmotizada o desmineralizada, reduciendo el EC hasta que se encuentre alrededor de 0.3. A las plantas de marihuana no les gusta el cloro, calcáreo y demás elementos concentrados que se presentan en el agua de la llave. Puedes dejarla siempre reposando al menos unas 24 horas para que el cloro presente se evapore al mismo tiempo el agua se mantiene en temperatura ambiente.


El agua osmotizada de excelente calidad la puedes encontrar con facilidad en muchas tiendas para mascotas o peces, también la puedes producir con un osmotizador y esta es perfecta a la condición que se utilice un complemento magnesio, calcio, oligoelementos ya que la mayoría de los fertilizantes en el mercado se han pensado para utilizarse simplemente con el agua de la llave. Con el agua de lluvia pasa de igual manera, aunque para esta sí se recomienda filtrar y hasta pasarla por pocos segundos en el microondas para que quede totalmente esterilizada de las diversas bacterias, algas, huevos, esporas de champiñones que pueda contener, más en el cultivo interior. El pH ideal para el agua de riego debe mantenerse entre 6 y 7, de lo contrario se debe corregir con otros productos reguladores o reductores.


Cuando se acercan las últimas semanas de la planta antes de la cosecha, está consume menos agua cada vez, por lo que se necesita reducir progresivamente las cantidades que se aplicaban en cada riego ya que si la tierra tarda mucho tiempo en secar esto aumenta el riesgo de moho en los cogollos, también se puede presentar un poco de estrés hídrico hacia el final de la floración lo que aumentará la producción de resina. Deberás practicar un buen periodo de aclarado sin utilizar fertilizantes en el agua, de unas 3 o 4 semanas para los cultivos en tierra. Si estás decidido a utilizar fertilizantes lo mejor es que los intercales una vez cada dos riegos o cada tres dependiendo de las variedades que estés cultivando. Un agua clara con enzimas o ácidos fúlvicos y húmicos ayudará a diluir y utilizar todo resto de fertilizante que se acumule en la tierra y así evitar una intoxicación en las plantas de marihuana, problema que se presenta comúnmente.

Greendream © 2015