Macetas y Bandejas

rating 0 opinión

La Maceta Negra 150L, es una de las mejores herramientas para el cultivo de plantas de marihuana, es perfecta para utilizar en invernadero o para el cuidado de matas de hierba en interiores.

Los contenedores para el sustrato que sustentará nuestra planta pueden ser de diversas formas, tamaño, tipo, material, … Dentro de esta familia encontraremos tanto los distintos tipos de contendor, como semilleros, bandejas y accesorios.

Macetas y bandejas para marihuana


Las macetas se han convertido en una herramienta esencial para el cultivo de la marihuana, ya que dependiendo del tipo de maceta que se utilice se pueden tener distintos resultados, no todas las macetas que se encuentran en el mercado hoy en día son iguales, algunas tienen características que las hacen diferentes a las demás bien sea de la aireación o el trato que tendrán las raíces de las plantas. En líneas generales las macetas se pueden clasificar en dos tipos, las macetas de plástico y las de tela, en el mercado se encuentra gran variedad de modelos para las macetas de plástico mientras que de las macetas de tela solo tienen un modelo que varía en tamaño.


Todas las plantas se adaptarán sin importar el tipo de maceta que se utilice y crecerán de una forma u otra dependiendo en cual se ponga, algunas veces suelen adaptarse a la forma de la maceta por lo que es necesario elegir la maceta adecuada para que la planta tenga la forma correcta, si dicha maceta es más honda la planta será más alta que ancha, y si por el contrario es tan ancha como alta las plantas crecerán de forma pareja. Al elegir una maceta redonda tendrá una simetría en sus inicios, pero perderá la misma a medida que tome tamaño, por lo que las ramas crecen hacia los lados resultando en una planta tan ancha como ancha con la forma parecida a la maceta.


Dentro de los distintos modelos de maceta se puede ver la maceta de plástico cuadrada, son las más usadas dentro del cultivo de marihuana, por su tamaño y la forma son ideales para organizar mejor las semillas y amortizar el espacio que se tendrá entre ellas. Estas macetas son más hondas que anchas por lo que las plantas resultantes serán más altas, ideales para los cultivos de interior, donde se necesita aprovechar mejor el espacio colocándolas en forma de cuadrícula, se podrán colocar muy pegadas las unas a las otras e irlas separando para evitar que hereden la forma cuadrada. Las macetas cuadradas podrán ser de color blanco o negro, cada una tiene una función especial, las blancas son ideales para el cultivo exterior donde rebotan los rayos solares y el sustrato no acumulara tanto el calor como en las macetas negras. Las negras están destinadas al cultivo interior donde no se presenta gran potencia de la luz, evitando calentarse mucho.


Las macetas redondas son las que sirven principalmente para hacer la floración de las plantas de exterior o bien mantener las plantas madres en los cultivos interiores, existe un modelo nuevo en el mercado los cuales son unas macetas redondas que tienen asas, mejorando la producción y rendimiento. Cuando se cultiva la marihuana en macetas lo mejor es trasplantar las mismas como si se tratara de los zapatos en la vida real, al alcanzar un número y ver que quedan pequeños ir subiendo de tamaños hasta que se alcance el espacio deseado que necesitan las plantas. Estas macetas se pueden utilizar en las últimas etapas de las plantas de marihuana ya que se encontraran más grandes para plantarlas en estas macetas. Se recomienda seguir el crecimiento de las plantas en las macetas cuadradas, adaptándola al entorno si es interior o exterior y una vez que las raíces cubran por completo las macetas se deberán trasplantar. Hay una gran gama entre los tamaños de las macetas por lo que no se presentarán problemas a la hora de trasplantar las mismas.


Es normal que se aguante una planta en una maceta de unos 11 L hasta el momento en el que llega el cambio de fotoperiodo, el cual llega con el cambio de estación para el verano, en ese momento se traspasará a una maceta de 30 L redonda, con una tierra que se encuentre muy bien nutrida para que el resultado sea un buen arbusto al finalizar la floración. Las macetas de tela también son muy usadas por los cultivadores de marihuana. Estas macetas son un invento que lo que hará es básicamente darle una respiración a la maceta para que la misma no sufra de altas temperaturas en los climas que son muy secos. Además, al tener mucha aireación, las raíces estarán recibiendo una poda de raíces permanentes por lo que no se frena para nada el crecimiento de las mismas y al momento de la floración se verán formados unas grandes bolas de cogollos.


Estas macetas tienen la ventaja que pueden ser lavadas en la lavadora o a mano, por lo que son totalmente reutilizables, quedando totalmente listas para un nuevo uso, su sistema se parece al de las macetas Aeropor, ya que estarán formando unas raíces las cuales serán redondas, teniendo la diferencia de que la tela se puede lavar de manera sencilla. Se pueden encontrar de color negro para utilizarse en el cultivo interior, ya que mantiene el calor en la tierra y de color blanco para los cultivos exterior, la cual permite que la tierra respire y no se ahogue con las altas temperaturas.


Otra herramienta necesaria para el cultivo de marihuana, son las bandejas, muy necesarias para lograr un equilibrio natural de las plantas, permitiendo recoger toda el agua sobrante después de realizar el riego para que se pueda volver a utilizar de ser necesario, o desecharla de manera más limpia. Estos contenedores se pueden encontrar de muchos tamaños y modelos por lo que está garantizado que encontrarás uno que se adapte al espacio que tengas y las variedades que estés cultivando. Deberás estudiar todo lo necesario antes de realizar la compra de tu bandeja, asegurandote que encaja con tu cultivo sin importar si es grande o pequeño.


Es importante considerar todos los detalles de las bandejas de cultivo, ya que serán vitales para el correcto desarrollo de las plantas, los distintos modelos de bandejas diseñados para recoger los líquidos sobrantes son muchos, desde las bandejas planas que tienen distintos tamaños hasta esas bandejas que son capaces de recoger el agua y cuentan con un sistema para el desagüe automático de la misma.