Jiffys Hay 20 productos.

Jiffys

Productos de Jiffys

Mostrando 1 - 20 de 20 items

Este es un sustrato de turba prensada que se expande al hidratarla. Funciona perfectamente para enraizar esquejes de Marihuana.

Jiffys


Los Jiffys son grandes aliados de todos los cultivadores, los Jiffys son llamados así porque se comercializan por Jiffy Group y consisten básicamente en semilleros de turba prensada, son unos discos pequeños de turba compactada de la más alta calidad que se encuentran forrados por un red. Cuando estos discos se humedecen logran aumentar su tamaño, haciéndose también más profundos que el agujero que se presenta en la parte superior, se pueden utilizar para semillar o esquejar. La gran ventaja que tiene este innovador producto es que no se necesita trasplantar ya que solo necesitas introducirlos directamente, cuando la semilla haya germinado en lo que será su maceta definitiva, ya que ellos mismos se encargan de constituir el sustrato. Al descubrir que son y para qué sirven, se consideran de gran ayuda para todo, desde enraizar algunos esquejes hasta cuando se empieza el proceso de germinación de las semillas.


Los Jiffys son discos de coco o turba prensados, los cuales se pueden encontrar en varios tamaños y tienen distintas funciones dentro del cultivo, aunque principalmente son usados para germinar las semillas o enraizar esquejes. Solo deberás sumergir estos discos en agua para que estos absorban lo más posible y dupliquen su tamaño, dándote suficiente sustrato para que puedas enterrar la semilla o un tallo del esqueje. Tienen un buen sistema de aireación, aunque es importante escurrirlos luego de mojarlos para que no exista un exceso de agua que pueda llegar a pudrir la semilla o el tallo del esqueje.


Cuando se haya escurrido muy bien la turba estos podrán transpirar mucho mejor, por lo que deberás estar muy atento para que esté no se seque en exceso, cuando la semilla haya germinado o el esqueje trasplantado comience a mostrar las primeras raíces se podrá realizar el trasplante directo a la tierra. Cuando utilices Jiffy estarás ahorrando tanto tiempo como espacio ya que no deberás cultivar en maceta, podrás colocar mucha mayor cantidad de semillas o esquejes en un espacio más reducido. Debes tener en cuenta la cantidad presente en el mismo, ya que si existe un exceso de agua los Jiffys no son capaces de escurrirse solos.

Cuando tienes planificado trasplantar a tierra los ideales son los Jiffys de turba, mientras que si deseas trasplantarlos o estás utilizando un cultivo en coco podrás utilizar los Jiffys de coco. Como se mencionó estos vienen de distintos tamaños, donde podrás elegir el que mejor se adapte a ti y tus necesidades, ya que dependiendo el uso que le desees dar podrás necesitar un tamaño sobre otro. Si tienes que germinar tus semillas es recomendable utilizar los Jiffy de 41 mm, ya que tienen suficiente anchura para asegurar que no se te secara antes de que la planta germine al exterior, ya que su actitud te permitirá tener más humedad y retener la misma por más tiempo.


Los que son de 33 mm son los elegidos a la hora de trabajar con los esquejes ya que no necesitarás tener mucho espacio para producir cientos, además por ser más delgados se permiten entre ellos una buena circulación del aire y no estará tan latente el problema de podrir los tallos en los primeros días, que son de vital importancia para la formación de los mismos y el desarrollo proximo. Conociendo bastante sobre el funcionamiento, las ventajas y desventajas que ofrecen los Jiffys podrás tener una mejor opinión sobre los mismos, así evaluaremos si son una buena inversión para tu cultivo y te estarás deshaciendo de los semilleros de tierra que servían para germinar las semillas y enraizar los esquejes.


Existen muchos métodos para germinar las semillas, principalmente como germinarlas en algodon, a continuación se explicaran los pasos a seguir para aprender y ser un profesional germinando las semillas de marihuana en medio de una turba prensada o Jiffy, lo que se ha convertido en una de las formas más efectivas así como exitosas para conseguir el mejor porcentaje de germinación. Solo se deberán seguir unos sencillos pasos presentados.


El primer paso será poner las semillas seleccionadas para germinar en un recipiente con agua, la cual debe tener un pH que ronde por los 6.0, se recomienda utilizar un medidor de pH especializado para saber con exactitud el punto del mismo, estas semillas se deben dejar reposando un mínimo de 12 horas y que no pasen de 24 horas ya que las semillas pueden llegar a pudrirse. Luego necesitarás poner los Jiffys o discos de turba prensada en otro recipiente lleno de agua que se encuentre reposada y con un pH de 6.0 dejando que los Jiffys absorban todo el agua posible, hinchándose hasta duplicar sus tamaños. El agua debe tener una temperatura que se encuentre entre 20 °C y 40°C, con una humedad que ronde los 80%. Al realizar este método en un invernadero o propagador será más sencillo conseguir tanto la temperatura como la humedad de manera más fácil.

Una vez que los Jiffys hayan absorbido grandes cantidades de agua y los mismos se encuentren esponjosos es hora de escurrirlos muy sutilmente evitando compactar mucho la turba. Si quieres escurrir los Jiffys sin causarles problemas deberás agarrarlos y rodearlos con los dedos y la palma de tu mano, para luego colocar el dedo índice y el anular de la otra mano sobre el Jiffy para ejercer una presión uniforme a lo largo de los laterales y la parte superior hasta que se escurra toda el agua sobrante. Luego deberás introducir con mucho cuidado la semilla que elegirás germinar, hasta unos 0.5 cm de profundidad, enfrentando la punta más fina de la semilla hacia arriba. Paso siguiente deberás tapar la semilla con la misma tapa que trae el Jiffy, sin apretarla con mucha fuerza.


Ya para finalizar debes dejar la semilla dentro del Jiffy por dos o cuatro días, si estos se encuentran dentro de un invernadero deberás rociar las paredes del mismo para que se cree un ambiente húmedo, ideal para que la semilla germine. Es importante evitar siempre la luz directa del sol así como de otros ambientes muy calurosos ya que pueden resultar perjudiciales. También deberás evitar que las paredes se pongan en contacto con el Jiffy porque puede causar la pudrición de la semilla muy fácilmente.

Greendream © 2015