Cultivar en Interior Hay 30 productos.

Cultivar en Interior

Subcategorías de Cultivar en Interior

  • Selección de Armarios para cultivar marihuana en interior:

    Estos armarios de cultivo son una solución para cultivar en interior cuando no disponemos de una habitación para colocar el cultivo.

    Hemos seleccionado las mejores Marcas especializadas en armarios de cultivo en interior, como Home Box, Secret Jardin o Hydrofarm, para que no tengas sorpresas cuando montes tu armario de cultivo. 

    Estas estructuras estan diseñadas con entradas/salidas de aire, cremalleras muy resistentes (para acceder al interior del armario) y Material exterior de cordura (muy resistente en las marcas de armarios de cultivo Home Box y Hydrofarm).

    El interior es de material reflectante de calidad, el cual se puede mojar y limpiar sin problemas. Hay distintas medidas , escoge la que mas se adapte al espacio que necesitas. Si necesitas ayuda y buscas un armario completo y configurado, aprovecha los descuentos aplicados en nuestra sección de armarios de cultivo completos, listos para enchufar y empezar a cultivar. Distintas configuraciones de armario de cultivo para todos los niveles.

    No dudes contactar con nosotros si necesitas asesoramiento. Con nosotros es fácil cultivar en interior, nosotros te ayudamos

    Todo lo que necesitas saber sobre los armarios de cultivo de Marihuana

    Los armarios de cultivo de Marihuana son una de las opciones más populares para poder producir este tipo de plantas en un espacio reducido y sin llamar la atención de los curiosos.

    Se trata de un sistema práctico y limpio que permite controlar cada uno de los elementos fundamentales que influyen en la calidad de una cosecha.

    Sin embargo, existen muchos factores que debemos tener en cuenta antes de comprar armarios de cultivo de Marihuana.

    La clase de cultivo – En función de la clase de cultivo, debemos elegir un tipo de armario u otro. Existen tres posibilidades:

    •   Armarios para grandes cultivos – Producen entre 600 y 1000 gramos, especiales para profesionales.
    •   Armarios para cultivos medios – Llegan a generar entre 400 y 600 gramos de marihuana seca por cosecha.
    •   Armarios para minicultivos y esquejes – Albergan entre 200 y 400 gramos, son perfectos para los principiantes que quieren tener pocas plantas, llevar a cabo esquejes o mantener plantas madres.

    El espacio – El espacio con el que contemos para instalar el armario es vital para poder seleccionar las medidas del armario correctamente. Hay que medir el lugar previamente para evitar acabar comprando armarios de cultivo de Marihuana exageradamente grandes o demasiados pequeños.

    Su nivel de resistencia – Este tipo de armarios deben ser robustos y resistentes para soportar todos los elementos necesarios para la producción tales como sistemas de iluminación, ventiladores, filtros, extractores…

    El tipo de tejido – Es importante escoger modelos fabricados con telas capaces de aislar la luz, para impedir que la contaminación lumínica afecte al cultivo. Nunca compres armarios de cultivo de Marihuana con telas finas porque te echarán a perder tu cultivo.

    Cierres – Los cierres tienen que ser fuertes para que no se rompan con facilidad, pero también sencillos de manejar para facilitar la apertura y cierre del armario.

    Una vez hayamos escogido los armarios que mejor se adaptes a nuestras necesidades, llega el momento de seleccionar el resto de componentes necesarios para obtener una cosecha satisfactoria:

    Sistema de iluminación

    La iluminación es un elemento fundamental para conseguir una cosecha de calidad. Debemos adquirir un temporizador o un programador diario que encienda y apague las luces automáticamente, según las necesidades de la planta.

    Durante la etapa crecimiento (hasta que las plantas midan aproximadamente 25 cm) las plantas de marihuana precisan de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad, mientras que en la fase de floración las plantas de marihuana igualan las horas de luz y de oscuridad (12 y 12).

    Sin embargo, durante la floración las horas de luz deben ser más intensas, por lo que los expertos aconsejan instalar una tela de tipo mylar en el interior del armario para aprovechar mejor la energía de la luz.

    Sobre la potencia, dependiendo del tamaño de los armarios de cultivo de Marihuana, precisaremos una cantidad u otra:

    Espacio de cultivo

    Potencia recomendada

    0,5 metros cuadrados

    250 W

    1,5  metros cuadrados

    400 W

    1,5-2 metros cuadrados

    600 W

    3 metros cuadrados

    1000 W

    Es importante recordar que los focos deben ubicarse a aproximadamente 50/60 cms de las plantas, si disponemos de lámparas de sodio de 600 watios, o a 35/40 cms para menos potencia. De lo contrario, podríamos deteriorar la planta.

    Sistemas de ventilación – La ventilación es el aspecto que regula las condiciones óptimas para el desarrollo de las plantas. Se compone de distintos elementos:

    El extractor  - Cuya función es renovar el aire del espacio y regular el clima. Debe estar conectado mientras la luz esté encendida, mientras que en las horas de oscuridad basta con 15 minutos cada hora, aunque durante las últimas semanas de la etapa de floración se debe aumentar a 15 minutos cada media hora. Si la humedad llega a superar el 90 % hay que tenerlo conectado permanentemente.

    • El ventilador -  Este aparato sustituye al viento en el armario, moviendo el aire y logrando que se fortalezcan los tallos y las ramas para aguantar el peso de los cogollos cuando florezcan. También, facilita el intercambio de gases. Se recomienda contar con un ventilador por metro cuadrado de cultivo y tenerlo siempre encendido cuando la bombilla esté operando.
    • Intractor – Aunque no es un elemento indispensable, te ayudará a traer más aire fresco desde otra habitación o desde el exterior mejorando el clima de los armarios de cultivo de Marihuana.  

    Controladores de temperatura y humedad en el armario –  Para poder regular la temperatura adecuada, precisaremos de controladores que contribuyan a conseguirlo.

    Por otro parte, la temperatura de estos armarios de cultivo debe situarse entre los 20 y 28ºC, nunca superar los 31ºC, ni bajar más de los 17ºC de temperatura mínima.  

    Esta variación depende de la fase en la que se encuentre la planta. Durante la etapa de crecimiento y de germinación la planta puede aguantar temperaturas más elevadas, sin embargo, durante la etapa de floración requiere de una temperatura un poco más baja.

    Por su parte, la humedad perfecta se encuentra entre el 40 y el 60%, y nunca tiene que ser superior el 75% de máxima ni bajar del 20%.

    Sistemas de riego y abonado de la marihuana

    Para proceder al riego en los armarios de cultivo de Marihuana es conveniente optar por las bandejas de riego, que facilitarán una mejor higiene en los armarios de cultivo de Marihuana.

    Los expertos aconsejan emplear 150 ml  de agua por planta y día, mientras que durante la floración se debe ampliar a  250 ml por planta y día.

    Antes de regalar las plantas, prueba a tocar la tierra de las macetas, para comprobar si lo necesita. Si la tierra está humedad hay que esperar al día siguiente para regar la planta.

    Por su parte, el abono se realiza una vez cada dos riegos, dependiendo de las dosis y tablas de aplicación recomendadas por el fabricante del abono que estemos utilizando para nuestras plantas.

    Tratamientos fitosanitarios de cannabis

    Para prevenir posibles enfermedades, al menos hay que llevar a cabo dos tratamientos fitosanitarios (uno a la semana de tener las plantas en el armario y otro en la segunda semana de floración) que contengan insecticidas y fungicidas.

    ¿Cómo instalar los armarios de cultivo de Interior?

    Ahora que ya tenemos los armarios de cultivo de Marihuana con todos sus elementos, llega el momento de la instalación.

    En primer lugar, debemos elegir un lugar que sea discreto, alejado de miradas curiosas para prevenir posibles consecuencias, y que esté ventilado, con ventanas, para facilitar la renovación de aire.

    Después, hay que comprobar que contamos con el espacio suficiente para acceder al armario por todos sus lados para poder manejar con más facilidad la planta durante todo el proceso.

    Una vez tengamos clara la ubicación del armario, asilaremos el suelo con una manta, madera, cartón o plástico para que al retirarlo no quede ninguna marca.

    Después, tenemos que seguir paso por paso las instrucciones del fabricante. Recuerda que para instalar los armarios de cultivo de Marihuana se requiere de lo mismo que para cualquier otro aparato: paciencia. Si algo no encaja, verifica que sea la pieza correcta.

    ¿Cómo mantener estos armarios de cultivo?

    Los armarios de cultivo de Marihuana pueden durar mucho tiempo si los cuidamos correctamente:

    • Engrasa las cremalleras para que se deslicen más fácilmente y evitar que se atasquen.
    • Emplea bandejas de riego para impedir que el agua se acumule en el suelo del armario y se acabe rompiendo.
    • Controlar la humedad para que nunca sea superior al 80%, de lo contrario puede oxidar  la estructura y los componentes del armario.

    Siguiendo estos consejos, conseguirás mantener los armarios de cultivo de Marihuana en mejores condiciones por más tiempo, pero lo más importante es que uses los componentes adecuados para cada armario, así obtendrás la mejor cosecha.  

  • La mayor oferta de focos para marihuana

    Los sistemas de iluminación para cultivar marihuana en interior son un factor decisivo. El periodo de crecimiento debe ser de 18 horas de luz y 6 de oscuridad. Debemos igualar las horas de luz y oscuridad 12/12, para pasar a floración, por lo que los focos resultan fundamentales.

    Saber escoger un buen equipo de iluminación es vital. Un kit de iluminación completo, con un buen balastro, una buena bombilla y un reflector apropiado, nos asegura unos óptimos niveles de luz en el cultivo en interior de cannabis.

    En nuestra seccion de Kits completos para cultivar marihuana en interior , hay ofertas de kit confeccionados para todas las necesidades. 

    Podemos escoger reflectores refrigerados, o abiertos, en función de los requerimientos de nuestra sala de cultivo. Recomendamos reflectores refrigerados por su amplia reflexíon y su gran evacuación de calor. 

    Hay variedad de focos, bombillas y lámparas, dependiendo de las necesidades. Bombillas para crecimiento mantenimiento de plantas madres, bombillas para floración y bombillas mixtas

    Iluminación para el cultivo de Marihuana

    La iluminación es uno de los aspectos más importantes para conseguir cultivar una planta de Marihuana de buena calidad y productiva.

    Tipos de iluminación

    En las actuales lámparas encontramos dos tipos de iluminación: incandescente y luminiscente.

    Las lámparas con filamento convencional generan luz por incandescencia, mientras que las bombillas de vapor de sodio de alta presión (HPS) y las bombillas de halogenuro metálico (HM)  (las más habituales en el cultivo de Marihuana) emplean un diodo y operan por fotoluminiscencia.

    También, hay lámparas fluorescentes que son capaces de servirse tanto de la incandescencia como de la fotoluminiscencia.

    El espectro lumínico adecuado para la Marihuana

    Las plantas de Marihuana requieren de un color distinto del espectro de luz en función de la fase en la que se encuentren: durante la etapa de crecimiento necesitan luz azul (450-500nm) y luz roja (610-750nm) durante la floración.

    Por ello, los cultivadores apuestan por tubos fluorescentes o bombillas CFL de luz azul para la primera fase de vegetativa. Posteriormente, para su crecimiento cambian a luces con el mismo espectro pero mayor potencia, como las bombillas HM con el objetivo de que la planta crezca más robusta.

    Las luces con espectro rojo se emplean durante la floración, porque se asemeja al espectro natural en exterior durante los meses de otoño, empleando las lámparas HPS y sistemas LED.

    Por otra parte, han aparecido bombillas de Alta presión de Sodio denominadas Agro, Dual ó  Grolux  que aumentan hasta un 40% la tonalidad azul, para brindar combinación de espectros adecuados para todas fases del cultivo.



    Cabe mencionar, que la luz verde no afecta a las plantas, por lo que suele ser la elegida para los cultivadores que quieren aprovechar para trabajar con el cultivo cuando las luces están apagadas sin provocar estrés a sus plantas.



    Sistemas de iluminación para la marihuana

    Fluorescentes y bombillas de bajo consumo



    Estas lámparas producen la luz perfecta para enraizar esquejes y arrancar semillas por su reducida potencia, su bajo consumo y bajo calor.

    Las bombillas de bajo consumo CFL (Compact fluorescent light), son una de las opciones más idónea para cultivar en espacios reducidos. Disponen de un balastro incorporado, de manera que sólo se necesita enroscarlas al reflector y conectar.

    Son muy empleadas tanto en la etapa de crecimiento o como para el mantenimiento de plantas madres.

    Por su parte, las fluorescentes tienen la ventaja de que aunque a primera vista puede parecer que emiten menos luz, cubren un mayor espectro y proporciona las longitudes de onda necesarias para el desarrollo vegetal y así como el suministro de ultravioletas e infrarrojos adecuado.

    Además, son de bajo consumo, producen una reducida cantidad de calor y distribuyen la luz de manera equilibrada a todo el armario o habitación.

    Sin embargo, por su baja potencia se suelen necesitar varias lámparas de este tipo e instalar un sistema para acercarlas y alejarlas de la planta.

    Por ello, las lámparas fluorescentes cada vez se utilizan menos y se apuesta por las lámparas de halogenuros metálicos para la fase de crecimiento.

    Las fluorescentes oscilan entre 18 y 55W por tubo, mientras que las CFL varían desde 100, 125, 200 y 250W (también disponibles con espectro rojo, para reducir el calor en floración).

    Lámparas de halogenuros metálicos o HM

    Para aumentar el crecimiento, lo mejor es seleccionar este tipo de iluminación porque cuenta con una elevada potencia. Requieren de un balastro para encenderse, que suelen ser compatibles tanto con bombillas HM como con las de sodio de alta presión o HPS, empleadas normalmente para la floración. Sus potencias más comunes son de 250, 400 y 600W.



    Bombillas de vapor de sodio a alta presión o HPS

    Son las preferidas para la fase de floración junto con los paneles LED. Sus grandes ventajas son su excelente rendimiento, su eficiencia, su larga duración y el espectro alto de rojos y amarillos.

    Sin embargo, provoca una elevada cantidad de calor, por lo que en caso de emplear estas bombillas, se recomienda combinarlas con reflectores conectados al extractor, para reducir la temperatura del armario de cultivo.

    Requieren de un balastro, que regula el voltaje y su potencia, adecuado a su consumo para poder funcionar de manera correcta.

    Existen bombillas HPS mixtas (dual spectrum) que se pueden emplear tanto en la etapa de crecimiento como de floración porque ofrecen los dos espectros lumínicos necesarios para las plantas de Marihuana.

    Hay una gran variedad de este tipo de bombillas desde 250w, 400w y 600w y de 29.000 a los 92.000 lúmenes.

    Paneles LED

    Es uno de los sistemas de iluminación que más está creciendo porque produce los mismos resultados que las bombillas HPS pero con un consumo y emisión de calor mucho más reducidos.

    Se tratan de unidades pequeñas, por lo que debemos emplear varias para incrementar su potencia, que utilizan como fuente de luz diodos emisores de luz que no pierden energía al generar luz, siendo el sistema de iluminación que más aprovecha la energía.

    Ofrecen todos los espectros lumínicos por lo que se adapta a las necesidades de cada fase y emiten luz contínua, a diferencia de los focos hps o de halogenuro que la emiten intermitente, lo que puede generar estrés a las plantas. Además, los LED no merman su rendimiento lumínico durante toda su vida útil.



    Aunque son más caros en el momento de la adquisición, acaban por ser más rentables y no generan casi calor por lo que puede que debamos proporcionar calor extra durante los meses más fríos del año con antas térmicas, cables calentadores, etc.

    Hay todo tipo de paneles LED desde 90 hasta 280W, incluso superiores.

    Reflectores

    Para poder aprovechar al máximo todo el potencial que nos brinda un sistema de iluminación, se aconseja contar con un reflector para mejorar su rendimiento.

    Se encargan de reflejar hacia arriba la luz que sale de las bombillas, redirigiéndola para que recaiga directamente sobre las plantas, pero sin producir tanto calor.

    Estos son algunos de los tipos más conocidos

    • Reflectores refrigerados Cooltube – Cuenta con un tubo de cristal que se instala alrededor de la bombilla para refrigerarla y extraer una elevada cantidad de calor fuera del cultivo. De esta manera, podemos acercar más lámpara a las plantas incrementando los lúmenes.



    • Reflector con casquillo – Es el standard que se incluye en cualquier kit y puede abarcar una zona de cultivo de 1m x 1m con un foco de 600w. Tiene forma de arco y está es la forma de luz que proyecta, por lo que normalmente las plantas del centro serán más bajitas y las de los bordes más altas.



    • Reflectores para foco de Marihuana - Cuenta con formas de alas, por lo que refleja la luz hacia abajo produciendo una distribución más homogénea.



    • Reflector Adjust a Wings – También tiene forma de dos alas pero incorpora dos tensores que consiguen que se pueda regular la apertura de su arco de luz para ajustarse a cada potencia.

    Kits de iluminación

    Los kits de iluminación incluyen todos los componentes que necesitarás para la iluminación de tu armario o sala de cultivo.

    Hay diversos tipos desde los más básicos hasta los más completos, dependiendo de las necesidades de cada usuario.



    Consejos sobre iluminación en interior

    La Marihuana requiere de distintas horas de luz y de oscuridad para poder desarrollarse, en función de la etapa en la que se encuentre. Generalmente, durante su crecimiento necesita de 16 horas de luz y 6 de oscuridad mientras que para floración se igualan las horas de luz y oscuridad siendo de 12 horas cada una.

    Esto se debe a que las plantas poseen fitocromos, pigmentos azul-verdosos que se encuentran en las hojas, que detectan la duración del día y generan una repuesta fisiológica según las cantidades relativas de luz y oscuridad en un periodo de 24 horas, regulando la floración en el cannabis. Estos fitocromos responden al espectro rojo de la luz y se convierten durante un periodo oscuro prolongado a otros fitocromos o se destruyen.  

    En este sentido, para poder organizar la iluminación, sin necesidad de estar todos los días pendientes, es aconsejable comprar un temporizado o un programador que se encargue de encender y apagar las luces automáticamente.

    Es importante tener en cuenta que las bombillas pierden un 50% de intensidad lumínica en un año de uso continuo, es decir, durarán unas 3-4 cosechas, aunque no se aprecie a simple vista, se deben reemplazar.

    Por otra parte, las bombillas han de mantenerse a una distancia mínima de las plantas, aproximadamente a unos 40 centímetros las de 400 w. y 60 centímetros las de 600w, de lo contrario se podrían quemar o deteriorar.

     Siguiendo estos consejos, conseguirás tener el mejor sistema de iluminación para tu cultivo de Marihuana.

  • La ventilación del cultivo es tan importante como la iluminación.

    La ventilación, es la responsable de mantener unas condiciones óptimas, para el desarollo de las plantas en interior.

    Para que tu interior tenga un clima similar al del exterior, la ventilación jugará un papel crucial. Una buena ventilación se traducirá en una buena cosecha.

    En un buen sistema de ventilación para cultivar en interior, además de sus extractores correspondientes, aconsejamos utilizar filtros para la entrada de aire. Aire limpio se traduce en menos plagas. Y para el olor de la salida, filtros de carbono.

    Dependiendo de las necesidades, tambien dispones de silenciadores para la salida de aire, asi como todo tipo de tubos con distintas caracteristicas, antiruido, calor, etc.  

    Son importantes tambien los ventiladores para mover el aire dentro del cultivo y asegurarnos asi, que gracias a los ventiladores llegamos a todas las zonas del cultivo.

    Ventilación para cultivar en interior 

    La ventilación juega un papel esencial en el cultivo de interior de Marihuana porque influye en las condiciones medioambientales en las que se desarrollará nuestra planta.

    El oxígeno y el dióxido de carbono son los dos pilares fundamentales en la vida de cualquier planta. Gracias al oxígeno la planta produce su propia energía quemando los hidratos de carbonos y otros alimentos, mientras que el CO2 es vital para poder llevar a cabo la fotosíntesis.

    Lo habitual, es que las plantas produzcan más oxígeno del que emplean y que consuman más CO2 del que generan, por eso es importante contar con una buena ventilación para cultivar en interior.

    Además, la Marihuana necesita consumir aire limpio, con altos contenidos de CO2 y con fuerza, para crecer de manera adecuada.

    Si nuestra ventilación no es la correcta, la planta no podrá intercambiar todos los gases necesarios, para su respiración y ni para la realización de la fotosíntesis.

    Los elementos a tener en cuenta para desarrollar un buen movimiento del aire son diversos y se complementan para conseguir una excelente ventilación en el cultivo de interior:

    Ventiladoresgiratorios

    Los ventiladores se encargan de mover el aire, tal y como haría el viento natural, homogeneizando la habitación y/o el armario y contribuyendo al intercambio de gases.

    El viento que genera fortalece los tallos y las ramas de las plantas para que sean resistentes y puedan soportar el peso de los cogollos al final de floración.

    Por otra parte, impide la estratificación del aire en zonas o menos calientes (ya que el calor siempre tiene tendencia a subir) para evitar que las plantas se ahoguen y minimiza la humedad relativa reduciendo las posibilidades de que aparezcan hongos u otro tipo de enfermedades relacionadas con este factor.

    Hay muchos tipos de ventiladores desde los fijos, hasta los que se pueden orientar o los de doble hélice para poder ventilar dos espacios de cultivo al mismo tiempo. Sin embargo, lo más importante es que el ventilador se ajuste al tamaño de las plantas.

    Las plantas jóvenes o los esquejes no pueden ser sometidas a una ventilación directa porque se deshidrataría su follaje. Por ello, los expertos recomiendan evitar el uso de un ventilador durante los primeros 15 días de vida de la planta o emplearlo de manera indirecta (que ventile hacia el interior de la pared y no hacia el cultivo).

    Después, deberemos ir incrementando la potencia del ventilador siendo conveniente comprar un ventilador con control de velocidades.

    Sobre la cantidad de ventiladores, lo aconsejado es emplear un ventilador giratorio por metro cuadrado de cultivo para que nunca le falte el CO2 a las plantas.

    • Intractory extractor para una mejor ventilación en el cultivo de interior

    Para conseguir una excelente ventilación en el cultivo de interior, se requiere reemplazar el volumen total del espacio en menos de cinco minutos, esto se consigue con un intractor y un extractor que actúen de forma simultánea.

    Un extractor y un intractor son dos aparatos iguales que contienen un motor capaz de mover el aire por succión y/o presión. La diferencia es que uno se emplea para meter aire y el otro para sacarlo.

    Extractor

    El extractor sirve para expulsar el calor de producen las bombillas, renovar el aire y regular el clima asegurándonos, de esta manera, de que ofrecemos las mejores condiciones a nuestro cultivo de interior.

    A la hora de elegir un extractor para la ventilación en el cultivo interior, debemos seleccionar una potencia que se adapte al tamaño de nuestro espacio de cultivo.

    Para ello, debemos calcular los metros cúbicos de nuestro espacio de cultivo, multiplicando sus dimensiones (ancho x fondo x alto) y multiplicar el resultado a su vez por 60 (los minutos que tiene una hora) para saber cuántos metros cúbicos se deben mover en una hora.

    Todos los extractores (e intractores) especifican los metros cúbicos de aire que mueven por hora así, podremos saber cuál necesitamos.

    Aunque también debemos valorar el nivel de potencia lumínica que estamos utilizando. De manera, que cuando más potencia lumínica estemos usando, más potente deberá ser el extractor.

    Existen distintas clases de extractores:

    • Extractores en línea - Son más económicos y adecuados para espacios muy reducidos como los armarios de cultivo interior. Sin embargo, por sus especificaciones no pueden funcionar de forma continua, sino sólo durante periodos cortos.

    • Extractores industriales – En el caso de que utilicemos sistemas de iluminación con lámparas de sodio o fluorescentes, es mejor optar por este tipo de extractor por su potencia y eficiencia.

    • Extractores de caja o cajas extractoras – Cuentan con una elevada capacidad y están insonorizados.

    Además, cabe recordar que el extractor siempre debe tener más potencia que el intractor (un 20% aproximadamente) y estar ubicado en un lugar relativamente alejado de las fuentes puntuales de calor y que opera a una velocidad elevada para que no permita que se caliente la atmósfera.

    Intractor

    Los intractores posibilitan la llegada del aire fresco ya sea del exterior o de otra habitación para mejorar el clima y minimizar el efecto de presión del aire que provoca el extractor.

    ¿Cómo se instalan los extractores e intractores?

    Para instalar los extractores e intractores debemos contar con alguna salida de aire (tanto para sacar el aire viciado como para renovarlo) ya sea a la calle o a otra habitación, aunque lo más recomendable es emplear aire fresco del exterior.

    El intractor se coloca en la parte más baja de nuestro armario de cultivo, y el extractor en la parte más alta ya que el aire cuando se calienta sube y se acumula en esta zona.

    Por otra parte, el intractor no debe enfocar directamente hacia las plantas, sino a unos 50 cm por encima de la altura máxima a la que vayan a crecer las plantas, para que no les dé directamente.

    Obviamente, al aire que sale de nuestro cultivo interior debe echarse a la calle porque es un aire viciado. En este sentido, es recomendable instalar un filtro de carbón para reducir los olores que produce la planta.

    Cooltube

    El uso del Cooltube (reflector refrigerado) se ha popularizado en los sistemas de ventilación interior porque son muy útiles para reducir la temperatura. El cooltube consiste en un tubo hecho de cristal donde podemos insertar nuestras bombillas y que es capaz de soportar altas temperaturas.

    Este aparato posibilita que la mayor cantidad del calor generado por la bombilla, sea evacuado por el extractor hacia el exterior.

    Sin embargo, este sistema produce una pérdida de los efectos de la potencia lumínica, (absorbe el 10% de luz), por lo que se aconseja su uso sólo en caso de que sea imprescindible, por ejemplo cuando la temperatura llega a superar los 26º durante el verano.

    Una idea equivocada muy generalizada, es que el cooltube es mejor porque facilita una mayor aproximación de la bombilla a las plantas, sin embargo, cuánto más cerca esté, menor será la superficie cubierta por la luz de esta.

    ¿Cuánto tiempo debemos encender la ventilación en un cultivo de interior?

    Mientras tengamos el sistema de iluminación conectado, debemos mantener todos los elementos de la ventilación del cultivo interior operandocon la potencia suficiente para garantizar que no se superen los 26º de temperatura.

    Sin embargo, cuando la planta se encuentra en periodo nocturno y las bombillas están apagadas, no se requiere tanta ventilación. En este caso, se recomienda temporizar el extractor y el ventilador para que se activen alrededor de quince minutos por hora.

    Pero, nunca se debe suspender la ventilación ya que la planta siempre necesita de un mínimo de renovación del aire para seguir respirando adecuadamente.

    Durante la etapa final de la floración, no es conveniente reducir la ventilación porque puede aumentar el riesgo de moho, ni siquiera durante la noche.

    .

    ¿Cómo reducir el ruido de la ventilación en el cultivo interior?

    Estos sistemas de ventilación tienen el hándicap de producir una gran cantidad de ruido, pero podemos emplear conductos de aire insonorizados en la entrada y salida del extractor, comprar un cajón insonorizado de madera o metálico u optar por soluciones más tradicionales como envolver con edredón los extractores para bajar el nivel de ruido.

    Siguiendo estos consejos, conseguirás la mejor ventilación para tu cultivo interior de Marihuana. 

  • Soluciones para eliminar los olores no deseados en tu cultivo de interior de marihuana.

    Lo primero en este aparatado son los filtros de carbón activo. Son lo mas utilizado y eficaz . Combinado con un generador de ozono, tenemos la capacidad de eliminar los olores a marihuana en un 100%. Tanto dentro como lo que sale fuera.

    Otras soluciones mas temporales, que requieren una menor inversión, pero pueden salvarte de un apuro son los geles o ambientadores, tenemos toda la gama de productas Ona, y un nuevo producto innovador para neutralizar el olor a marihuana El Neutralizer

    Tambien exisaten sistemas de pastillas de olor como, Vaportek. Ponemos los filtros Odorsok , pero NO FUNCIONAN por si solos. Puedes utilizarlos para Pulverizarlo con aromas de ONA.

    Tratamiento de olores en los cultivos de marihuana


    Al realizar cultivos de marihuana en interior, las plantas tienen un espacio muy limitado y reducido, el cual debe ser ventilado adecuadamente, al llegar a la etapa de floración, las plantas comienza a desprender un fuerte olor, y en caso no tomar previsiones en esta situación, se pueden molestar a terceros durante el cultivo e incluso alertar a otros sobre la actividad que se está llevando a cabo, que, si lo que se quiere es discreción, no será logrado con tan reconocido y característico olor.


    Existen variados sistemas para controlar los olores que desprenden las plantas de marihuana, evitando que salgan al exterior, los cuales van desde sencillos y prácticos ambientadores, que son altamente capaces de hacer que los olores más fuertes y penetrantes sean neutralizados, hasta los sistemas más complejos de generadores de ozono, los cuales se encargan de pulverizar las partículas, o filtros de carbón activo.


    En esta sección podrás encontrar el tipo de tratamiento de olores en los cultivos de marihuana que desees, ya sea un gel anti olores, un filtro anti olor, un generador de ozono, spray, crema, entre otros productos. Empleando alguno de ellos no tendrás más problemas de olores excesivos cuando estés cultivando plantas de marihuana en interior.


    Generalmente son empleados los filtros de carbón activo en los cultivos de marihuana en interior, los cuales retienen en su interior las partículas que producen estos olores, expulsando hacia el exterior un aire completamente limpio y sin olor alguno. Sin embargo, cuando se posee un gran caudal de aire, se deben emplear varios filtros para poder tener más capacidad de eliminación de olores ante tanta demanda, es justo en este momento en el que se pueden emplear los ozonizadores.


    Estos ozonizadores son ideales para ser empleados en sitios en donde el cultivo sea grande, pudiendo también usarse en espacios pequeños. Las partículas de olor son oxidadas por el gas ozono, generando un aire libre de olores y completamente limpio. Es totalmente eficaz en cultivos grandes, justo en los que se debe tener mucho cuidado ya que un mínimo fallo en el tratamiento anti olor y podría ser fácilmente descubierto. También existen las pastillas de olor, una rápida solución para los problemas de olores en los cultivos de marihuana en interior, pero estas pastillas no pueden ser empleadas solas.


    Los productos que se presentan en esta sección contienen sus respectivas descripciones para dejar en claro su uso, características y propiedades, así no habrá problema alguno al momento de decidir por algún tratamiento de olores en los cultivos de marihuana. A continuación se muestran algunos de los tratamientos que encontrarás:


    El Spray ZerumPro, en presentación de fresa silvestre, mentolado y fresco, en envases de 100 ml, constituye un neutralizador de olores innovador con el que los olores serán eliminados al instante, destruyendo las partículas y transformándolas en suaves aromas.


    El disco Vaportronic de 6 gr y 12 gr en presentación neutral, un aromatizante diseñado para ser empleado en distintos dispositivos, con una duración prolongada de 50 días más o menos,


    El gel de ZerumPro con aroma mentolado, neutro, melón y frutos rojos y fresa silvestre en presentación de 400gr y 900 gr, también destruye instantáneamente las partículas, transformando este olor en alguno de los que se escoja del producto. Igualmente se tiene ZerumPro en presentación de spray con aromas de fresa silvestre y mentolado en envases de 750 ml. Y ZerumPro Block en mentolado, neutro y fresa silvestre en un bloque duro de 180 gr, con él se elimina fácilmente cualquier olor.


    Se cuenta también con el Neutralizer Kit, que elimina todo tipo de olor, produciendo aceites esenciales aromáticos, neutralizando todos los olores que pueda expedir la planta de marihuana rápidamente. Tiene un sistema que transmite calor de manera regulada y prolongada. Encontrarás el recambio para este equipo, así como una versión de Neutralizer Kit para coche.


    Finalmente se tiene el generador de ozono con boca de 250 mm y 7000 mg/h, de marca Indizono, compuesto por un tubo de acero inoxidable y en su interior dos placas de cerámica.

  • Controlar el temperatura y humedad de manera fácil y eficaz, se traduce en mejores cosechas.

    Existen diferentes dispositivos. Son capaces , de reproducir un clima adecuado dentro de nuestra zona de cultivo. Cubriendo todas nuestras necesidades. Es como tener un vigilante 24 horas. Son capaces de controlar nuestros Ventilacion desde 0% a 100%,  en incrementos de 1%, esto le permite controlar el clima de una manera mucho mas eficiente.

    Estos controladores son pequeños ordenadores a los cuales se les pueden conectar todo tipo de periféricos como : extractores, ventiladores, calefacciones, humificadores, deshumificadores, Co2  … Una vez introducimos nuestros parametros deseados, es el propio control de clima, quien se encarga de coordinar los distintos dispositivos conectados a él, para mantener esos parámetros.

    Control de clima en los cultivos de interior de Marihuana

    Una de las ventajas de los cultivos de interior de Marihuana es que posibilitan tener un mayor control sobre todos los elementos que afectan a nuestra planta: humedad, temperatura, nivel de CO2, etc…

    El control de clima nos permite conseguir una producción de mayor calidad, con un elevado rendimiento y cultivar en cualquier época del año gracias a sus numerosas posibilidades.

    Para conseguir esto, necesitaremos una serie de elementos:

    Automatismos

    En este grupo se incluyen una amplia variedad de aparatos (controladores de climas, temporizadores, temostatos, potenciómetros) que nos facilitarán esta labor.

    Los controladores de clima son los más completos porque integran en un solo dispositivo diversos mecanismos de control. Se conectan a los componentes de nuestro equipo de ventilación y a través de ellos podemos establecer tanto la temperatura como la humedad que deseamos para nuestro cultivo. El aparato se encargará de encender o apagar el equipo de ventilación en función de estos parámetros, de manera que nosotros no tenemos que preocuparnos por nada.

    La temperatura generalmente debe situarse entre los 20º C, pudiendo llegar a los 26-28ºC con las luces encendidas y mantenerse en alrededor de los 20ºC con las luces apagadas.

    Además, de los controladores de clima, hay otros tipos de automatismos que se dedican a vigilar un aspecto en concreto:

    • Potenciómetros – Modera el funcionamiento de ventiladores y extractores o intractores de aire adaptándose a las necesidades de cada momento.

    • Termostatos – Sirven para regular el clima aportando la calefacción y/o refrigeración necesaria.

    • Humidostato – Vigila la cantidad de humedad en nuestro cultivo interior para que no sobrepase los límites establecidos.

    Co2

    Otro de los elementos fundamentales para el control del clima en los cultivos de interior de Marihuana es el nivel de Co2.

    El dióxido de carbono (fórmula química Co2) es un compuesto químico de origen natural compuesto por dos átomos de oxígeno cada uno de forma covalente doble unido a un solo átomo de carbono. 

    Las plantas emplean el dióxido de carbono del aire junto al agua y la luz para sintetizar compuestos orgánicos a través de una serie de reacciones químicas conocidas como fotosíntesis.

    Durante este proceso convierten materia inorgánica de su medio externo en materia orgánica que usarán para su crecimiento y posterior desarrollo como elementos de alimentación.

    La abundancia de CO2 en el aire incrementa considerablemente la eficiencia fotosintética de las plantas, estimulando su rápido crecimiento y mejorando su producción.

    También, les aporta una mayor resistencia a temperaturas extremas y otras formas de estrés que produce en las plantas, así como mejoras en los coeficientes de raíces y altura.

    De ahí, que en la mayoría de los cultivadores de interior apuesten por enriquecen sus espacios con Co2 para conseguir obtener cogollos más densos y compactos.

    Además, las plantas de Marihuana poseen una disposición biológica que permite concentraciones de Co2 de hasta el 0,15%, una cifra cinco veces mayor que el contenido normal del aire que hay de nuestra atmósfera. 

    Por otra parte, las plantas de Marihuanas enriquecidas con CO2 necesitan mayores cantidades de nutrientes, de luz y de agua debido a que durante la transpiración liberan más cantidad de agua al aire.

     

     Existen varias formas de suministrar Co2 a los cultivos de interior:

    • Generadores de Co2 –Estos aparatos queman combustibles fósiles como el gas propano o el gas natural para producir Co2, minimizando la de otros productos secundarios de la combustión. Son muy eficaces y fáciles de manejar.

    • CO2 Boost – Se compone de un cubo que contiene una fórmula patentada, una bomba y un tubo para conducir el Co2 a la zona de cultivo. Tan sólo se tiene que conectar el CO2 Boost con el ciclo de iluminación y dejar que actúe. Es un sistema ligero, totalmente natural y muy rentable a largo plazo. Se aconseja emplear un CO2 Boost por cada 6 metros cuadrados como máximo y 0,5 metros cuadrados como mínimo.

    • Kit de bombona desechable - Consiste en una bombona desechable de Co2, un manureductor y una electrovalvula (opcional). Opera durante un periodo de 4 a 8 semanas dependiendo de la cantidad de co2 emitida. Se recomienda para una sala de cultivo de 2m cubicos (1x1x2). Es una forma barata, segura y efectiva de proporcionar Co2 a nuestras plantas de cultivo interior.

    • Pads de Co2 o sistemas de liberación pasivas – Es un sistema novedoso que absorbe la humedad del cultivo, gracias a sus carbones naturales, y libera dióxido de carbono para suministrarlo a las plantas. La mayoría del CO2 que llega a soltar a lo largo de su ciclo de vida se realiza en los primeros 7 días, aunque sigue aportando pequeñas cantidades de CO2 hasta 21 días después de su instalación.

    • Sistemas de inyección – Son dispositivos que dosifican que distribuyen el CO2 procedente de unas bombonas por el espacio. Es el mecanismo más fácil y sencillo de emplear. Lo más conveniente es inyectar aproximadamente 0.5 gramos de CO2 cada hora mientras estén las lámparas encendidas.

    Para regular la cantidad de CO2 podemos adquirir controladores o "controller" de CO2 para que midan y vigilen la salida del CO2 en función del tamaño de la sala de cultivo. Hay que tener en cuenta que la concentración sumamente alta de Co2 hace que la planta no se desarrolle adecuadamente, por lo que debemos verificar las dosis que le proporcionamos.


    Humidificadores y deshumidificadores

    En una sala o en un armario lleno de plantas la humedad es muy elevada, sobre todo si son muy grandes y están en floración. Gracias al extractor y el intractor se renovará el aire y se disminuirá la humedad, para evitar que aparezcan hongos u otras enfermedades.

    Sin embargo, es conveniente emplear humidificadores o deshumidificadores para aumentar o disminuir la humedad del espacio y conseguir tener las mejores condiciones climáticas para nuestra planta.

    No hay que olvidar que la falta de humedad puede ser fatal en el desarrollo de una planta de Marihuana, generando problemas de transpiración, ralentizando su crecimiento y hasta le puede provocar du muerte. Mientras, que en el otro lado, el exceso de humedad puede posibilitar la aparición de hongos.

    Para un correcto desarrollo de las plantas la humedad debe encontrarse entre el 50% y el 60% durante el periodo de crecimiento y entre el 40% y el 50% para la etapa de floración.

    Para controlar la humedad debemos disponer de un termohigrómetro, que registre los valores de humedad máxima y mínima, para poder corregirlos en caso de que no sean los adecuados.

    Si padecemos una humedad baja en nuestro cultivo de interior, es conveniente contar con humificadores que generen humedad.

    En el caso de que tengamos exceso de humedad, el primer paso es revisar que el sistema de extracción está funcionado correctamente o si necesita ajustes. Si aún así, se mantiene el exceso, apuesta por deshumificadores que absorben la humedad del ambiente y la condensan en un depósito que lleva incorporado. Estos aparatos, al igual que el humidificador, pueden llevar incorporado un higrostato o se pueden conectar a un controlador de humedad para regular los parámetros.



    Gracias a los elementos de control del clima, podemos establecer los niveles que consideremos y asegurarnos que nuestra planta tiene las condiciones óptimas para su desarrollo en el cultivo interior.



  • Hydroponia, Aeroponia y Cultivo Vertical.

    Productos para sistemas de cultivo interior de marihuana


    Desde hace 30 años y con mayor influencia de los Estados Unidos se han popularizado mucho más los diferentes sistemas así como técnicas para obtener el mejor cultivo en interior, utilizando tanto iluminación como ventilación artificial. Todo esto sucede en gran parte gracias a la persecución de la cual han sido víctimas algunos cultivadores de marihuana, quienes lo utilizan como medicinal en vez de recreativo. A medida que siguen existiendo nuevas tecnologías se presentan nuevos abonos, sustratos y técnicas de cultivo que han llevado a tener nuevos seguidores de esta práctica.


    Dentro de los abonos y aditivos que puedes encontrar para el cultivo de la marihuana en interior se puede mencionar a los nutrientes canna, especiales para tierra. Las plantas de la misma forma que los humanos necesitan llevar una alimentación equilibrada y adecuada la cual es necesario que se aporte regularmente manteniendo alto control bien sea en calidad y cantidad para que las plantas sean capaces de desarrollar todo su potencial. Los fertilizantes se pueden encontrar en el mercado en presentaciones como abono, solidos o liquidos.


    Es importante saber cómo se utilizan todos los nutrientes para aprovecharlos de la mejor manera y tener un resultado satisfactorio dentro de la cosecha. Los productos para el cultivo de marihuana se pueden clasificar en distintas categorías. Los nutrientes completos tienen al mismo tiempo los macroelementos, elementos secundarios y oligoelementos en todas las proporciones correctas. Todos estos alimentos se pueden presentar generalmente como nutriente específicos para el crecimiento, o como nutrientes para la floración y son también los que sirven durante todas las etapas de desarrollo de las plantas.


    Aquellos estimuladores orgánicos que se componen de vitaminas, extractos de algas o plantas, aminoácidos, ácidos húmicos, fúlvicos y orgánicos, no contienen nutrientes o los contienen en pocas cantidades o no las contienen, aunque son ideales para estimular el metabolismo de la planta y mejorar la asimilación de nutrientes de las mismas, los estimuladores para raíces son para el desarrollo radicular mientras que los estimuladores de floración ayudan a la formación de los cogollos. Cuando se busca un crecimiento explosivo es necesario utilizar un booster PK, utilizados a partir de la quinta semana de floración y por contener altas cantidades de fósforo y potasio, son asimilables por las plantas ya que estos elementos son importantes durante la floración de la planta.


    Los fertilizantes de fondo o abonos orgánicos son aquellos en formato natural sólido, que tienen una liberación lenta y los que se pueden mezclar con tierra antes de utilizarlos. Mientras más abonos se utilicen en un sustrato, mayor enriquecida estará la tierra y habrá que poner menos cantidades de líquido durante todo el cultivo. Se debe tener cuidado de no no sobre enriquecer el sustrato ya que pueden presentarse problemas.


    En distintas tiendas podrás encontrar gran cantidad de productos que se pueden utilizar para mejorar o potenciar el desarrollo de las plantas en el cultivo interior. Uno de los productos más populares son los armarios de cultivo, si eres un cultivador ocasional puedes encontrar unos más pequeños que se adaptaran perfecto, encontrarás también los armarios más avanzados para los sistemas de cultivo hidropónico, donde también encontraras y aprenderás sobre las últimas novedades en cuanto a iluminación, bombillas de alta presión de sodio o lámparas de bajo consumo. En estas también podrás encontrar todos los estimuladores para las plantas, los distintos sistemas para multiplicación y clonación sin dejar de lado los filtros anti olores, extractores y demás elementos necesarios para tener el mejor cultivo interior.


    Los sistemas de iluminación también son parte importante para que los cultivos tengan éxitos y dependiendo del tipo de cultivo necesitarán una iluminación exacta. Existen los kits de iluminación, los cuales tienen varias opciones para escojas el que mejor se adapta a ti, con gran variedad de precios. Los cooltube son de los más novedosos en el mercado ya que tienen una reactancia electrónica capaces de ofrecer un mejor rendimiento lumínico en relación al consumo. También se pueden utilizar los reflectores, unidades de alimentación que se complementan con los sistemas de luz.


    La ventilación es otra pieza de todo el sistema, que va de la mano con la iluminación y se ha convertido en uno de los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta durante el cultivo de la marihuana, ya que todos los intractores, ventiladores y extractores son las herramientas que mantendrán el clima estable dentro del armario o la habitación donde se desarrolla el cultivo. Se necesita una buena circulación de aire y renovación continua del mismo para que la cosecha prospere, con todos los avances tecnológicos ya todos los procesos se podrán hacer automatizados de manera que no necesites estar esclavizado a tu cultivo todo el día y la noche.


    Cuando se le invierte mucho tiempo, dinero y esfuerzo tratando de crear y mantener el mejor cultivo de marihuana posible, es de mucha importancia que se garantice la discreción del mismo, sobre todo de los olores cuando las plantas se encuentran en su etapa de floración, todo esto se buscará realizar con el fin de que el aire extraído del cultivo cause sospechas indeseadas entre tus vecinos o las autoridades. Podrás emplear ozonizadores, dispensadores de olor y filtros de carbón que se adapten a todos los extractores que existen en el mercado, también encontrarás los accesorios que mejorarán todo el sistema como los tubos de conducto, adaptadores que te ayudarán a canalizar y disfrazar los olores.


    Es importante utilizar todos los productos posibles para que las plantas aprovechen y desarrollen todo su potencial, esto a la final te dará resultados tan valiosos y económicos como todo lo que llegaste a invertir en el mismo para que llegara a ese nivel. Las personas que deciden consumir las distintas variedades de marihuana se enfocan en encontrar esa variedad favorita la cual se ha desarrollado y cultivando utilizando los mejores sistemas y productos posibles para obtener un resultado de la mejor calidad. Si tu meta es convertirte en uno de los mejores cultivadores te recomendamos invertir en los mejores productos y tus plantas te responderán con sus resultados.


Productos de Cultivar en Interior

Mostrando 1 - 30 de 30 items

El cultivo de en interior de Marihuana, surgió en EEUU en los años 70. Debido a las penas impuestas por el cultivo de marihuana, comenzó  el cultivo en interior con la idea de hacerlo más secreto. La evolución del cultivo de interior en EEUU ha sido increible.

Nosotros por nuestra parte, importamos los mejores materiales de cultivo en interior de EEUU, para que puedas disfrutar de los mejores materiales para tu sala de interior. Productos Nº1 en EEUU.     

En este apartado de cultivo de interior, encontrarás todo lo necesario para montar y optimizar tu espacio o sala de cultivo. Todos los productos que ponemos a vuestra disposición en este apartado de cultivo en interior de marihuana, los hemos probado antes de añadirlos a nuestro catálogo.

Cuando cultivamos en interior, nosotros marcamos las pautas de Crecimiento 18/6h y Floración 12/12h (luz/oscuridad). Una vez tenemos el ciclo de la luz controlado, lo mas importante en el cultivo de interior es conseguir un clima óptimo para las plantas.

Luz/ventilación. Estos dos aspectos son cruciales en el cultivo de marihuana y otras plantas ,cuando son cultivadas en interior. Te recomendamos reflectores refrigerados y balastros digitales para un óptimo funcionamiento y un clima mas estable en tu cultivo de interior. Es importante y aconsejable utilizar temporizadores/controladores para el sistema de iluminación y el sistema de extracción.

Disponemos de una amplia gama de temporizadores para los sistemas de iluminación. Controladores de clima para extractores, calefacción y aire acondicionado. Estos temporizadores y controladores facilitan mucho nuestra labor a la hora de conseguir el microclima deseado.

Cuando se cultiva en interior, se puede cultivar en tierra de manera tradicional o utilizar sistemas de cultivo optimizados para inundación, hidropónico o aéreo.

En el apartado tratamiento de olores, encontrarás todo lo necesario para eliminar olores en cultivo de interior, como por ejemplo "eliminar olor de marihuana".

Si necesitas un armario de cultivo, hemos seleccionado las mejores marcas de armarios de cultivo, garantizados 100% con materiales de calidad como Home Box, Secret Jardin. Disponemos de todas las medidas.

Y para que puedas adentrarte en este mundo del cultivo en interior, nosotros te asesoramos personalmente en todo lo que necesites, de principio a fin.

Cultivar marihuana en interior

Fue en EEUU alrededor de los años 70 cuando comenzó a surgir el cultivo de marihuana en interior, con la intención de realizar esta práctica más discreta ya que habían sido otorgadas varias penas por realizar este cultivo. Desde entonces la evolución del cultivo de las plantas de marihuana en interior ha sido sorprendente, y nosotros pondremos a tu disposición los mejores materiales, equipos y productos para poder obtener una excelente cosecha de marihuana, además te recomendaremos cómo hacerlo de una manera sencilla.

Lo primero y principal que se debe hacer en el cultivo en interior es germinar las semillas de marihuana, para lo cual se coloca un papel de cocina húmedo en un recipiente y sobre las semillas con otro pedazo de papel de cocina humedecido encima, se tapa y luego de unas 24 a 48 horas las semillas se abrirán y se verán salir las primeras raíces, luego es momento de traspasarla a una maceta pequeña y así poder dejar que se formen las raíces en la tierra tranquilamente.

Cuando se tenga un sistema radicular bien formado se puede pasar a una maceta de 3L para darle inicio al total crecimiento de la planta. Este proceso dura aproximadamente un mes, tiempo durante el cual se le deben aportar fertilizantes en el agua de riego para potenciar el crecimiento de la planta. Estos fertilizantes tienen alto contenido de nitrógeno, elemento esencial en la nutrición de las plantas en esta primera fase.

Luego de terminar la fase de crecimiento, la planta debe ser trasplantada a una maceta ideal para la floración, aproximadamente del doble del tamaño de la empleada en la etapa de crecimiento, es decir una de 7L, dándole así la oportunidad de estirar aún más sus raíces y propiciar el agrandamiento de sus ramas, pudiendo absorber más la luz.

Además de trasplantar para la fase de la floración, también se debe cambiar el fotoperíodo de 18 horas encendido y 6 horas apagado a 12 horas encendido y 12 horas apagado, de esta manera la planta florecerá rápidamente. Asimismo, se le debe colocar un estimulador de floración para propiciar un gran número de brotes en poco tiempo, lo cual hará que la producción aumente sustancialmente.

Es justo cuando comienza la etapa de la pre floración que se puede determinar el sexo de la planta, si de ella sale un cáliz de flor con algunos pelitos, se trata de una planta hembra, si por el contrario muestra un tipo de bolitas, es macho. En este momento de la pre floración se debe cambiar de fertilizante para el crecimiento por uno para la floración, aplicándolo en conjunto con el estimulador de floración hasta ver que se obtienen las primeras flores.

Al observar que en las yemas de las ramas y en el ojo del medio existen pelos blancos que forman colas largas en las puntas y en las ramas, se sabrá que la planta ya está en la etapa de floración y las flores aparecerán alrededor de toda la planta en gran número, más juntas y más rápido gracias al estimulador empleado. Al finalizar la etapa de formación de las flores y se tenga la planta repleta con largas colas de ellas, se deja de usar el estimulador  y se comienza a usar el fertilizante de floración, que hará que los cogollos sean más densos, duros y llenos de resina.

Luego de unos 40 días de haber cambiado la luz en el interior, se procede al engorde de los cogollos empleando abonos de engorde ricos en fósforo y potasio, alimento que optimiza la floración de las plantas. Estos abonos suelen ser usados junto con los de floración, una buena manera de obtener excelentes resultados será haciendo un riego con floración y azúcares, luego otro con floración y engorde, y otro riego de agua, hasta observar que no da más cálices, éste será el momento para comenzar a lavar el sistema radicular de la planta. Es recomendable esperar dos semanas más después del tiempo de floración.

Para proceder al lavado de las raíces, a las que aún absorban agua pueden regarse con abundante agua del grifo hasta lograr que el agua salga casi completamente limpia de ella, así se garantiza que los fertilizantes que estaban el sustrato ya han salido. Si por el contrario, la planta no absorbe suficiente agua, se mantiene en continuo riego durante 10 días cada que se seque.

Luego, cuando la tierra se haya secado, la planta se corta, dejándola lista para poder secarlas y luego disfrutar de ella. Es importante que la tierra esté completamente seca antes de cortarla, de lo contrario la planta se puede podrir en el secado. Posteriormente se procede a un buen curado de la planta y estará lista para darle los usos que se desee.

Todos los artículos necesarios para llevar a cabo este procedimiento del cultivo de plantas de marihuana en interior los podrás encontrar aquí, desde las macetas, armarios de cultivo en interior, reflectores, controladores del clima, humidificadores, entre otros.

Greendream © 2015