Semilleros Hay 12 productos.

Semilleros

Productos de Semilleros

Mostrando 1 - 12 de 12 items

Ideal para germinar y trasplantar tus semillas.

Semilleros para el cultivo de marihuana


El cultivo de marihuana es una práctica que se está extendiendo en el mundo cada vez más, bien sea par si comercializacion o contrabando así como las distintas formas de autoconsumo. En algunas partes del mundo tanto el cultivo como el consumo y la comercialización están parcialmente legalizados. La misión principal para todos los cultivadores es producir la mejor cosecha posible, optimizando todas las etapas necesarias para obtener la mejor calidad y el mayor rendimiento. En la búsqueda de esté perfecto cultivo se busca potenciar y mejorar la concentración de THC, uno de los principales elementos psicoactivos de las plantas de marihuana.


El proceso del cultivo tiene muchas fases las que van desde la preparación del ambiente adecuado para sembrar y florecer las plantas hasta el proceso de secado y curado para una próxima degustación, todo esto pasando por las fases de crecimiento y floración. A estas plantas se les necesita dar un cuidado extensivo desde el primer momento y durante el desarrollo de todas las etapas para garantizar el mejor rendimiento y las cualidades óptimas. Existen dos tipos de cultivos básicos para la marihuana, el externo y el interno.


El cultivo exterior también se conoce como outdoor, para este tipo de cultivo entran en juego diversos factores los cuales serán los encargados del producto final de la cosecha, como pueden ser el clima y la incidencia de la luz solar. En el hemisferio norte los cultivos en exterior comienzan para el mes de marzo y abril ya que es el momento justo para que el fotoperiodo sea adecuado, así como un clima un poco más templado lo que no quemara las flores, generalmente la recolecta se hace para el mes de noviembre, dando suficiente tiempo para una buena producción, sin importar el tipo de variedad cultivada ya sea indica o sativa.


En este tipo de cultivo se pueden presentar diversos tipos de plagas en insectos que los que se presentan en un clima adverso, lo que puede tener serias repercusiones si no se realiza un buen cuidado de las plantas. Las plantas cultivadas en exteriores tienen un tamaño mayor a otro tipo de cultivo ya que tienen la libertad de expandirse libremente en tierra, mientras que en los cultivos interiores las plantas por estar en un espacio limitado para expandir sus raíces termina alcanzando un tamaño menor al cultivo externo.


Los cultivos internos son conocidos como indoor, la principal diferenci entre el cultivo exterior, es que en este tipo de cultivo se ha creado un entorno controlado para las plantas como si se tratara de un laboratorio y es por esto que los factores que influyen en el resultado de la cosecha son aún mayores. Dentro de las ventajas que ofrece este método es que al tener el entorno controlado para las plantas durante todas sus etapas de desarrollo es posible conseguir una cosecha más abundante en un tiempo menor, y con la cantidad de productos que existen en el mercado para aplicar durante cada etapa no será una meta difícil de alcanzar. Estos cultivos utilizan más energía que si se trataran de los cultivos exteriores, ya que necesitan para poder desarrollarse un suministro de luz artificial y los demás elementos que se utilizan para producir estas plantas, nutrientes, agua, aire y luz.


Existen factores que son de gran importancia para tu cultivo y son los que determinarán si tu cosecha cumple todas las expectativas generadas, dentro de ellas se necesita un buen comienzo. Plantar la semilla es el primer paso a seguir al comenzar una cosecha por lo que a continuación se presentan unos consejos para hacer de esta etapa la mejor y que el resultado habla por sí solo. La siembra de semillas es una de las formas más económicas a la hora de cultivar las plantas, aunque requiere de más cuidados y atenciones, si se realiza de manera correcta los resultados pueden ser extraordinarios. Se pueden mencionar varias maneras a la hora de cultivar las semillas, agrupandose en tres tipos dependiendo del lugar donde se realizará el mismo: puede ser siembra en semilleros en recipientes, en semilleros directamente en el suelo o en la tierra del espacio a utilizar. La siembra en semilleros en recipientes es la más sencilla de todos, funciona con principiantes y expertos ya que da la libertad de trasladar el semillero para ofrecer más beneficios.


Los semilleros deberán de preferencia pequeña, no importa si son macetas o tiestos de un tamaño parecido al envase de un yogurt, también se pueden usar bandejas de alveolos. Para sembrar se necesita estudiar primero el sustrato, esté debe estar compuesto por una mezcla en partes iguales de turba y arena, todavía no es necesaria la utilización de fertilizantes o abonos. Cuando tengas lleno el recipiente que utilizaras con la mezcla de sustrato deberás realizar un orificio para introducir las semillas, aca podras colocar de 3 a 4 semillas si tienes una semilla pequeña. Luego deberás tapar estas semillas con una capa muy fina del sustrato sin enterrarlas demasiado.


Existen bandejas semilleras, que se fabrican en plástico las cuales sirven de soporte perfecto para mantener todo en orden y limpio al mismo tiempo que te permiten sembrar más cantidad de semillas. Las bandejas cuentan con unos alvéolos los cuales se llenaran de tierra y luego se sembrara bien sea la semilla o los esquejes de marihuana en cada uno de los huecos que posee. Si no deseas hacer todo el trabajo desde cero puedes conseguir unas bandejas que ya vienen llenan con distintos tipos de sustrato como la lana de roca, haciendo más fácil el proceso de siembra.


Deberás tener en cuenta que durante las primeras semanas del cultivo de las semillas la temperatura del ambiente donde se encuentren, ya que para esta fase es de vital importancia que las raíces reciban cierta cantidad de calor para que se estimule el crecimiento de las raíces lo que al final nos dará unas plantas fuertes. Los semilleros para marihuana no son un medio de cultivo definitivo, ya que si esperas que tus esquejes se conviertan en plantas bonitas necesitarás pasarlas a un tiesto o maceta del tamaño adecuado o directamente trasplantar al suelo.

Greendream © 2015