Kit Armarios Completos Hay 14 productos.

Kit Armarios Completos

Productos de Kit Armarios Completos

Mostrando 1 - 14 de 14 items

Kits completos para cultivo, con todo lo necesario para cultivar en interior.

Configuraciones de armarios para cultivar en interior, todo incluido:

Armario,kit de iluminación,extractores,filtros,medidores,controladores,automatismos.

Escoge el armario para cultivar en interior que más se adapte a lo que buscas y aprovechate de los descuentos aplicados en nuestros armarios de cultivo "todo incluido".

Cultivar marihuana en interior


Fue en EEUU alrededor de los años 70 cuando comenzó a surgir el cultivo de marihuana en interior, con la intención de realizar esta práctica más discreta ya que habían sido otorgadas varias penas por realizar este cultivo. Desde entonces la evolución del cultivo de las plantas de marihuana en interior ha sido sorprendente, y nosotros pondremos a tu disposición los mejores materiales, equipos y productos para poder obtener una excelente cosecha de marihuana, además te recomendaremos cómo hacerlo de una manera sencilla.


Lo primero y principal que se debe hacer en el cultivo en interior es germinar las semillas de marihuana, para lo cual se coloca un papel de cocina húmedo en un recipiente y sobre las semillas con otro pedazo de papel de cocina humedecido encima, se tapa y luego de unas 24 a 48 horas las semillas se abrirán y se verán salir las primeras raíces, luego es momento de traspasarla a una maceta pequeña y así poder dejar que se formen las raíces en la tierra tranquilamente.


Cuando se tenga un sistema radicular bien formado se puede pasar a una maceta de 3L para darle inicio al total crecimiento de la planta. Este proceso dura aproximadamente un mes, tiempo durante el cual se le deben aportar fertilizantes en el agua de riego para potenciar el crecimiento de la planta. Estos fertilizantes tienen alto contenido de nitrógeno, elemento esencial en la nutrición de las plantas en esta primera fase.


Luego de terminar la fase de crecimiento, la planta debe ser trasplantada a una maceta ideal para la floración, aproximadamente del doble del tamaño de la empleada en la etapa de crecimiento, es decir una de 7L, dándole así la oportunidad de estirar aún más sus raíces y propiciar el agrandamiento de sus ramas, pudiendo absorber más la luz.


Además de trasplantar para la fase de la floración, también se debe cambiar el fotoperíodo de 18 horas encendido y 6 horas apagado a 12 horas encendido y 12 horas apagado, de esta manera la planta florecerá rápidamente. Asimismo, se le debe colocar un estimulador de floración para propiciar un gran número de brotes en poco tiempo, lo cual hará que la producción aumente sustancialmente.


Es justo cuando comienza la etapa de la pre floración que se puede determinar el sexo de la planta, si de ella sale un cáliz de flor con algunos pelitos, se trata de una planta hembra, si por el contrario muestra un tipo de bolitas, es macho. En este momento de la pre floración se debe cambiar de fertilizante para el crecimiento por uno para la floración, aplicándolo en conjunto con el estimulador de floración hasta ver que se obtienen las primeras flores.


Al observar que en las yemas de las ramas y en el ojo del medio existen pelos blancos que forman colas largas en las puntas y en las ramas, se sabrá que la planta ya está en la etapa de floración y las flores aparecerán alrededor de toda la planta en gran número, más juntas y más rápido gracias al estimulador empleado. Al finalizar la etapa de formación de las flores y se tenga la planta repleta con largas colas de ellas, se deja de usar el estimulador y se comienza a usar el fertilizante de floración, que hará que los cogollos sean más densos, duros y llenos de resina.


Luego de unos 40 días de haber cambiado la luz en el interior, se procede al engorde de los cogollos empleando abonos de engorde ricos en fósforo y potasio, alimento que optimiza la floración de las plantas. Estos abonos suelen ser usados junto con los de floración, una buena manera de obtener excelentes resultados será haciendo un riego con floración y azúcares, luego otro con floración y engorde, y otro riego de agua, hasta observar que no da más cálices, éste será el momento para comenzar a lavar el sistema radicular de la planta. Es recomendable esperar dos semanas más después del tiempo de floración.


Para proceder al lavado de las raíces, a las que aún absorban agua pueden regarse con abundante agua del grifo hasta lograr que el agua salga casi completamente limpia de ella, así se garantiza que los fertilizantes que estaban el sustrato ya han salido. Si por el contrario, la planta no absorbe suficiente agua, se mantiene en continuo riego durante 10 días cada que se seque.


Luego, cuando la tierra se haya secado, la planta se corta, dejándola lista para poder secarlas y luego disfrutar de ella. Es importante que la tierra esté completamente seca antes de cortarla, de lo contrario la planta se puede podrir en el secado. Posteriormente se procede a un buen curado de la planta y estará lista para darle los usos que se desee.


Todos los artículos necesarios para llevar a cabo este procedimiento del cultivo de plantas de marihuana en interior los podrás encontrar aquí, desde las macetas, armarios de cultivo en interior, reflectores, controladores del clima, humidificadores, entre otros.

Greendream © 2015