Sistema de riego Hay 7 productos.

Sistema de riego

Productos de Sistema de riego

Mostrando 1 - 7 de 7 items

En esta sección podrás encontrar todo el pequeño material lo relacionado con los sistemas de riego para poder alimentar nuestras plantas de Marihuana.

Sistemas de riego para el cultivo de marihuana


El cultivo de marihuana tiene distintas directrices las cuales determinan los resultados finales de las cosechas, y el cuidado que se le brinden a las mismas será un factor importante. El propósito de todos los cultivadores es asegurarse que las plantas crezcan fuertes y sanas, manteniendo especial cuidado en todos los detalles dentro de todas las etapas de las plantas. El riego es uno de los factores importantes. Las plantas de marihuana al igual que todos los organismos vivos necesitan una alimentación balanceada para desarrollarse, y los encargados de que esto suceda son los cultivadores ya que no solo es necesario cuidar las cantidades de alimento que se le aportan, sino que se debe cuidar el modo en el cual se le suministra el mismo.


Cuando se estudian los diferentes tipos de cultivos para las diferentes necesidades se debe tener en consideración algunos factores, donde se realizará el cultivo, en exteriores o interiores, que tipo de sustrato será el elegido para la zona donde se encuentra, el presupuesto total con el que se cuenta entre otros. Por esto, existen distintos tipos de riegos los cuales se adaptan a todas las situaciones posibles que pueden darse durante el crecimiento de la marihuana. Se explicaran a continuación los distintos tipos de riegos, en qué consisten y cuáles son los más adecuados para tus necesidades y las de tus plantas.


El riego manual es el que nunca te fallará, si no tienes todos los recursos que deseas, pero si cuentas con el tiempo para cuidar a las plantas cómo se deben, la mejor opción es realizar los riegos manuales. Por esto, cuando sea necesario solo se deberá agarrar un recipiente, llenarlo de agua y fertilizantes o aditivos y se procederá a regar toda la cosecha. Si eres principiante en el mundo del cultivo prueba el riego por rotación. Si es muy temprano para saber si las plantas necesitan o no más agua por el peso de la maceta, puedes probar otras alternativas. Una de las principales dudas es el tiempo entre riegos para las plantas, aunque existe un sistema que te permitirá aportar a las plantas todos los nutrientes que necesitan de forma correcto, evitando al mismo tiempo los molestos charcos de agua. Esté riego consiste principalmente en establecer un periodo de alrededor de 3 días, dependiendo de las condiciones de luz y humedad que se presenten y las que determinan los distintos tratamientos.


Durante el primer día se deben mezclar la solución de nutrientes y el agua para luego regar, dependiendo de las necesidades por un periodo corto. Al siguiente día se varía el depósito el cual se rellenará con agua fresca y limpia de las impurezas, o destilada. Para esta última jornada no se necesita hacer ningún trabajo en especial, solo dejar que descansen. El riego por inundación se presenta más en los cultivos de interior, y lo aplican más los cultivadores con mayor experiencia y que apuestan por los cultivos de guerrilla, donde las condiciones meteorológicas son las que se encargan de nutrir las plantas, hay algunos que prefieren replicar este efectivo sistema en interiores.


El propósito principal de este sistema no es más que separar en lo máximo posible los días de riego, así que sin importar si el cultivo es en interior o exterior, el sistema de riego se basa en añadir muchas cantidades de agua en el suelo para que esté se vaya filtrando a través del sustrato y las raíces de las plantas la vayan absorbiendo poco a poco. Si estás cultivando al aire libre sol necesitarás hacer pequeños surcos a lo largo de toda la cosecha para que el agua tenga una guia y al mismo tiempo sirva como espacio para el reposo. Con este sistema conseguirás que la tierra se humedezca y no existan problemas cuando pasen varios días sin el riego. Cuando se cultiva en interior el proceso varía un poco, ya que tendrás que colocar una bandeja debajo de las macetas donde se depositará una gran cantidad de agua que se filtrará hacia las raíces, teniendo un margen entre cinco y seis días entre riegos.


Cuando no se disponga del tiempo necesario o requerido, así como se hayan cometido algunos errores durante el cultivo siempre se podrá instalar un riego automático. Sin importar las actividades que se estén realizando las plantas nunca se verán sin su alimento y agua, ya que se programaran los riegos y simplemente las plantas estarán cuidadas. Los riegos por goteos son un sistema que consiste en la conexión de varios tubos más pequeños y goteros los cuales llevan el agua desde un envase hasta cada planta presente en el cultivo. Se le necesitara agregar un temporizador para programar el momento exacto en el cual se realice el riego. Es uno de los sistemas más recomendados por los cultivadores ya que ofrece gran exactitud en cuanto a la cantidad de agua y el momento justo para administrarla.

Greendream © 2015