Control de Nutrientes Hay 1 producto.

Control de Nutrientes

Productos de Control de Nutrientes

Mostrando 1 - 1 de 1 item

Si buscamos la comodidad de suministrar la cantidad de nutrientes a nuestras plantas de Marihuna, en el momento que nosotros queramos y sin ningún esfuerzo, esta es nuestra solución. Mediante una programación que podemos ir adaptando a cada ciclo de la planta de Cannabis, este dispositivo se encarga de que nuestro tanque de nutrientes esté siempre a punto. Tan sólo debemos preocuparnos de que nunca falten los fertilizantes conectados al controlador. Mediante una programación por nuestra parte, este aparato se encargará de que el nivel de EC sea el adecuado e irá corrigiendo el PH constantemente. Es especialmente indicado para cultivos hidropónicos, aunque podemos usarlo para regar cualquier medio.

Control de nutrientes para el cultivo de marihuana


Para los cultivadores de marihuana, el uso de los nutrientes en grandes cantidades puede resultar normal en la rutina y el desarrollo de las plantas, aunque si se abusan de las cantidades se pueden presentar daños perjudiciales para las plantas. Deberás aprender a alimentar la planta de marihuana pero sin excederte, manteniéndola saludable en todas sus etapas. En el agua, el aire y el suelo se encuentran todas las sustancias químicas que las plantas podrán necesitar para vivir y florecer. Aunque existen mezclas y fórmulas que se encargan de sacar el máximo provecho de las planta.


Los cultivadores están más que dispuestos a invertir lo necesario en los nutrientes más avanzados en el mercado, aunque eso no garantiza un buen resultado, en algunos casos puede hasta empeorar el estado de las mismas por eso es importante conocer los nutrientes que se le aplicaran a las plantas y llevar un control de las mismas para garantizar el mejor desarrollo de cada etapa de la planta. Las plantas necesitan nitrógeno, potasio y fósforo para poder crecer y florecer, estos elementos se pueden encontrar mezclados con otras moléculas completas para que las plantas sean capaces de asimilarlos.


Los fertilizantes orgánicos contienen el nitrógeno, potasio y fósforo en formas moleculares más naturales y complejas que los equivalentes minerales. La forma más sencilla para cultivar la marihuana es en tierra, ya que existe una acción amortiguadora entre sustancias químicas y el sistema de las raíces, capaces de tolerar algunos errores de la alimentación. Muchos cultivadores saturan a las plantas con todos los los nutrientes disponibles al mismo tiempo, otros prefieren mantener la fertilización baja.


En el cultivo de marihuana es mejor quedarse corto a pasarse con alguno de los elementos que se aplican, las plantas cuando tienen poca nutrición producen mejores rendimientos en comparación a una planta que crezca en un suelo sobre fertilizado. Lo mejor es agregar los nutrientes cada dos días junto al agua de riego y de esa forma no tendrás problemas. Por eso es muy importante mantener un control de todos los elementos que se le aplican a las plantas para garantizar el mejor desarrollo posible y un resultado satisfactorio.

Greendream © 2015