Reguladores de Ph Hay 19 productos.

Reguladores de Ph

Productos de Reguladores de Ph

Mostrando 1 - 19 de 19 items

Reguladores de Ph

Reguladores de pH


El pH es la medida que se utiliza para determinar y conocer los niveles de acidez o alcalinidad que se encuentran en una disolución con ayuda de un cálculo de la concentración de ion de hidrógeno positivo H+. La importancia que tiene el pH en los cultivos es grande, ya que en la tierra es donde se encuentran todos los factores que ayudan a mantener y controlar el pH estable, todos estos factores se llaman el efecto tampón, el cual te ayudará a que todas las raíces estén protegidas con un pH que tiene un rango de variaciones mínimas y máximas que son adecuados para el cultivo de marihuana. Al medir directamente el sustrato se puede observar la variación del pH cuando se mida en diferentes partes de la maceta, esto sucede porque la tierra está compuesta por muchos elementos y no todos se encuentran repartidos equitativamente dentro de la misma.


Este factor puede variar de forma normal ya que la misma tierra contiene dependiendo de su concentración mayor o menor concentración de los nutrientes que ayudan también a regular las subidas o bajadas en el pH. En los casos que se cultive en un sustrato que no contenga nutrientes como el coco, el nivel de pH será más inestable. Con la intención de ayudar en las fluctuaciones del pH se pueden utilizar abonos o reductores o aumentadores de pH creando un sistema de tampón artificial. En algunos casos se deberá matizar el agua que se utilice para realizar el riego, si contiene un pH muy ácido o alcalino y deberá ser regulado. Se regula preferiblemente con un ácido de procedencia orgánico, bien sea el ácido cítrico para bajarlo o el silicio para aumentarlo.


La vida bacteriana del suelo puede afectarse por las variaciones del pH, por lo que hay que tener este factor en cuenta, ya que cada bacteria tiene un rango óptimo del pH necesario para un buen desarrollo. Una buena agua para el cultivo de marihuana en tierra es aquella que tenga un pH con valores entre 6.5 y 7.5. S se cultiva la marihuana usando abonos minerales se recomienda tener más cautela a la hora de controlar el pH de la solución de nutrientes utilizada. Los abonos minerales se presentan de forma quelatada por lo que tendrán una mayor absorción por las plantas y podría no ser necesario que procesan el alimento por parte de la micro vida para que la planta sea capaz de absorber todos los nutrientes requeridos.


Para los cultivos en tierra se puede usar un rango de pH que se mantenga entre el 6.0 y 7.0 dependiendo de la etapa en la que se encuentre el cultivo y las necesidades nutritivas que tengan las plantas se puede adecuar el nivel de pH sin necesidad de agregar otros nutrientes que también requieren las plantas. En todos los sustratos se puede encontrar alguno que tenga los niveles de pH o más altos o más bajos del requerido para el cultivo de la marihuana, de presentarse uno de estos casos, el problema principal viene de la composición de la tierra por lo que se estudiarán dos opciones.


La primera opción será la más sencilla, comprar una tierra que sea de buena calidad donde se encuentre una composición correcta de los sustratos que harán de esté una buena tierra para el cultivo con el pH de 6.5. La segunda opción sería adecuar la tierra que ya se tiene y mezclarla con otro sustrato hasta llegar al punto donde está sea completamente adecuada para el cultivo de la marihuana. Para esto será necesario conocer muy bien la composición de la tierra base que se utilizara para realizar la mezcla.
Se debe obtener un sustrato esponjoso, con buena calidad, alimentos y que también sea fácil de manipular y drenar para que las plantas se encuentren cómodas y tengan la habilidad de crecer y florecer con toda la fuerza disponible. Cuando los sustratos no son adecuados no importa la cantidad de esfuerzos que se hagan bien sea comprando mejoras genéticas o abonos de buena calidad, ya que ninguno saldrá adelante por tener una mala base donde desarrollarse. Dependiendo del sustrato base que se utilice, por ejemplo una tierra de mala calidad, que sea más compacta de la normal como lo es la arcilla que no es muy recomendable, esta se puede adecuar con coco, perlita en cantidades más grandes además del humus de lombriz y compost. Todos los tipos de sustratos se necesitan adecuar bien guiándose siempre de la composición de la tierra base, por lo que siempre la composición del sustrato variara.


El abono foliar es una nueva opción que se está utilizando cada vez más por lo sencillo de usar que es y la rápida absorción que tienen las plantas de marihuana y vegetales. Se debe tener en cuenta que las plantas absorberán todo el alimento por las hojas, por lo que se necesita adecuar el pH al mismo de las hojas de estas plantas para que tengan una mejor asimilación de los abonos foliarmente. El pH deberá ser mayor a 7 pero menor a 7.5 y dentro de ese rango la absorción por las plantas de NPK será mayor a si se mantiene un pH inferior o superior. Si no se modifica y controla el pH las plantas no están absorbiendo nada, por lo que será inútil su uso. Esta alimentación foliar debe combinarse y controlarse junto con el riego radicular para que la planta no se acostumbra a alimentarse por las hojas y el sistema radicular se quede poco desarrollado.


A la hora de controlar los niveles de pH es recomendable apoyarse en los aparatos electrónicos especializados en medir el pH del sustrato, para saber en todo momento cuál será el pH que se utilizara para el riego. Existen algunos que son de medición continua los cuales permiten lecturas continuadas del pH en el depósito para saber en todo momento cual es el estado de la solución y así hacerla más ácida o alcalina dependiendo de la necesidad del cultivo.

Greendream © 2015