Ventilación para cultivar en interior

32,50 €
rating 0 opinión

Con el difusor de aire para interacción de 315 mm, podrás repartir el aire que entre del intractor a lo largo de tu cultivo. Se trata de una suerte de calcetín con micro-poros de 1,5 ó 3 m de largo que repartirá uniformemente el aire por todo el cultivo de tus plantas de cannabis, generando un mejor ambiente para la salud para ellas y aportando al éxito de tu cosecha.

La ventilación del cultivo es tan importante como la iluminación.

La ventilación, es la responsable de mantener unas condiciones óptimas, para el desarollo de las plantas en interior.

Para que tu interior tenga un clima similar al del exterior, la ventilación jugará un papel crucial. Una buena ventilación se traducirá en una buena cosecha.

En un buen sistema de ventilación para cultivar en interior, además de sus extractores correspondientes, aconsejamos utilizar filtros para la entrada de aire. Aire limpio se traduce en menos plagas. Y para el olor de la salida, filtros de carbono.

Dependiendo de las necesidades, tambien dispones de silenciadores para la salida de aire, asi como todo tipo de tubos con distintas caracteristicas, antiruido, calor, etc.  

Son importantes tambien los ventiladores para mover el aire dentro del cultivo y asegurarnos asi, que gracias a los ventiladores llegamos a todas las zonas del cultivo.

Ventilación para cultivar en interior 

La ventilación juega un papel esencial en el cultivo de interior de Marihuana porque influye en las condiciones medioambientales en las que se desarrollará nuestra planta.

El oxígeno y el dióxido de carbono son los dos pilares fundamentales en la vida de cualquier planta. Gracias al oxígeno la planta produce su propia energía quemando los hidratos de carbonos y otros alimentos, mientras que el CO2 es vital para poder llevar a cabo la fotosíntesis.

Lo habitual, es que las plantas produzcan más oxígeno del que emplean y que consuman más CO2 del que generan, por eso es importante contar con una buena ventilación para cultivar en interior.

Además, la Marihuana necesita consumir aire limpio, con altos contenidos de CO2 y con fuerza, para crecer de manera adecuada.

Si nuestra ventilación no es la correcta, la planta no podrá intercambiar todos los gases necesarios, para su respiración y ni para la realización de la fotosíntesis.

Los elementos a tener en cuenta para desarrollar un buen movimiento del aire son diversos y se complementan para conseguir una excelente ventilación en el cultivo de interior:

Ventiladoresgiratorios

Los ventiladores se encargan de mover el aire, tal y como haría el viento natural, homogeneizando la habitación y/o el armario y contribuyendo al intercambio de gases.

El viento que genera fortalece los tallos y las ramas de las plantas para que sean resistentes y puedan soportar el peso de los cogollos al final de floración.

Por otra parte, impide la estratificación del aire en zonas o menos calientes (ya que el calor siempre tiene tendencia a subir) para evitar que las plantas se ahoguen y minimiza la humedad relativa reduciendo las posibilidades de que aparezcan hongos u otro tipo de enfermedades relacionadas con este factor.

Hay muchos tipos de ventiladores desde los fijos, hasta los que se pueden orientar o los de doble hélice para poder ventilar dos espacios de cultivo al mismo tiempo. Sin embargo, lo más importante es que el ventilador se ajuste al tamaño de las plantas.

Las plantas jóvenes o los esquejes no pueden ser sometidas a una ventilación directa porque se deshidrataría su follaje. Por ello, los expertos recomiendan evitar el uso de un ventilador durante los primeros 15 días de vida de la planta o emplearlo de manera indirecta (que ventile hacia el interior de la pared y no hacia el cultivo).

Después, deberemos ir incrementando la potencia del ventilador siendo conveniente comprar un ventilador con control de velocidades.

Sobre la cantidad de ventiladores, lo aconsejado es emplear un ventilador giratorio por metro cuadrado de cultivo para que nunca le falte el CO2 a las plantas.

  • Intractory extractor para una mejor ventilación en el cultivo de interior

Para conseguir una excelente ventilación en el cultivo de interior, se requiere reemplazar el volumen total del espacio en menos de cinco minutos, esto se consigue con un intractor y un extractor que actúen de forma simultánea.

Un extractor y un intractor son dos aparatos iguales que contienen un motor capaz de mover el aire por succión y/o presión. La diferencia es que uno se emplea para meter aire y el otro para sacarlo.

Extractor

El extractor sirve para expulsar el calor de producen las bombillas, renovar el aire y regular el clima asegurándonos, de esta manera, de que ofrecemos las mejores condiciones a nuestro cultivo de interior.

A la hora de elegir un extractor para la ventilación en el cultivo interior, debemos seleccionar una potencia que se adapte al tamaño de nuestro espacio de cultivo.

Para ello, debemos calcular los metros cúbicos de nuestro espacio de cultivo, multiplicando sus dimensiones (ancho x fondo x alto) y multiplicar el resultado a su vez por 60 (los minutos que tiene una hora) para saber cuántos metros cúbicos se deben mover en una hora.

Todos los extractores (e intractores) especifican los metros cúbicos de aire que mueven por hora así, podremos saber cuál necesitamos.

Aunque también debemos valorar el nivel de potencia lumínica que estamos utilizando. De manera, que cuando más potencia lumínica estemos usando, más potente deberá ser el extractor.

Existen distintas clases de extractores:

  • Extractores en línea - Son más económicos y adecuados para espacios muy reducidos como los armarios de cultivo interior. Sin embargo, por sus especificaciones no pueden funcionar de forma continua, sino sólo durante periodos cortos.

  • Extractores industriales – En el caso de que utilicemos sistemas de iluminación con lámparas de sodio o fluorescentes, es mejor optar por este tipo de extractor por su potencia y eficiencia.

  • Extractores de caja o cajas extractoras – Cuentan con una elevada capacidad y están insonorizados.

Además, cabe recordar que el extractor siempre debe tener más potencia que el intractor (un 20% aproximadamente) y estar ubicado en un lugar relativamente alejado de las fuentes puntuales de calor y que opera a una velocidad elevada para que no permita que se caliente la atmósfera.

Intractor

Los intractores posibilitan la llegada del aire fresco ya sea del exterior o de otra habitación para mejorar el clima y minimizar el efecto de presión del aire que provoca el extractor.

¿Cómo se instalan los extractores e intractores?

Para instalar los extractores e intractores debemos contar con alguna salida de aire (tanto para sacar el aire viciado como para renovarlo) ya sea a la calle o a otra habitación, aunque lo más recomendable es emplear aire fresco del exterior.

El intractor se coloca en la parte más baja de nuestro armario de cultivo, y el extractor en la parte más alta ya que el aire cuando se calienta sube y se acumula en esta zona.

Por otra parte, el intractor no debe enfocar directamente hacia las plantas, sino a unos 50 cm por encima de la altura máxima a la que vayan a crecer las plantas, para que no les dé directamente.

Obviamente, al aire que sale de nuestro cultivo interior debe echarse a la calle porque es un aire viciado. En este sentido, es recomendable instalar un filtro de carbón para reducir los olores que produce la planta.

Cooltube

El uso del Cooltube (reflector refrigerado) se ha popularizado en los sistemas de ventilación interior porque son muy útiles para reducir la temperatura. El cooltube consiste en un tubo hecho de cristal donde podemos insertar nuestras bombillas y que es capaz de soportar altas temperaturas.

Este aparato posibilita que la mayor cantidad del calor generado por la bombilla, sea evacuado por el extractor hacia el exterior.

Sin embargo, este sistema produce una pérdida de los efectos de la potencia lumínica, (absorbe el 10% de luz), por lo que se aconseja su uso sólo en caso de que sea imprescindible, por ejemplo cuando la temperatura llega a superar los 26º durante el verano.

Una idea equivocada muy generalizada, es que el cooltube es mejor porque facilita una mayor aproximación de la bombilla a las plantas, sin embargo, cuánto más cerca esté, menor será la superficie cubierta por la luz de esta.

¿Cuánto tiempo debemos encender la ventilación en un cultivo de interior?

Mientras tengamos el sistema de iluminación conectado, debemos mantener todos los elementos de la ventilación del cultivo interior operandocon la potencia suficiente para garantizar que no se superen los 26º de temperatura.

Sin embargo, cuando la planta se encuentra en periodo nocturno y las bombillas están apagadas, no se requiere tanta ventilación. En este caso, se recomienda temporizar el extractor y el ventilador para que se activen alrededor de quince minutos por hora.

Pero, nunca se debe suspender la ventilación ya que la planta siempre necesita de un mínimo de renovación del aire para seguir respirando adecuadamente.

Durante la etapa final de la floración, no es conveniente reducir la ventilación porque puede aumentar el riesgo de moho, ni siquiera durante la noche.

.

¿Cómo reducir el ruido de la ventilación en el cultivo interior?

Estos sistemas de ventilación tienen el hándicap de producir una gran cantidad de ruido, pero podemos emplear conductos de aire insonorizados en la entrada y salida del extractor, comprar un cajón insonorizado de madera o metálico u optar por soluciones más tradicionales como envolver con edredón los extractores para bajar el nivel de ruido.

Siguiendo estos consejos, conseguirás la mejor ventilación para tu cultivo interior de Marihuana.