Sustratos y tierra para marihuana Hay 16 productos.

Sustratos y tierra para marihuana

Subcategorías de Sustratos y tierra para marihuana

  • Tierra poco Abonada

    Tierra poco abonada


    Las plantas de marihuana son en su mayoría cultivadas en tierra, es importante y preciso saber qué tipo de tierra se debe emplear para optimizar de manera rápida y sencilla el cultivo de las mismas.


    La tierra que se emplea para el cultivo de la marihuana es, claramente, distinta al sustrato de tierra que se suele emplear en la jardinería clásica. Es necesario emplear una tierra que sea especialmente creada y desarrollada para el cultivo de las plantas de marihuana, esto le proporcionará los nutrientes necesarios a la planta y por ende un mejor desarrollo a lo largo de su vida, traduciéndose en una excelente producción. Como es de saber todo comienza desde abajo.


    Es lógico pensar que una tierra que ha sido idealmente concebida para la realización de cultivos de cannabis, será una de las maneras en las que se pueda optimizar el cultivo desde el inicio de los días, proporcionando lo requerido ya sea desde el nivel de estructura de la planta, el pH, y los nutrientes. La tierra que se emplee es la base de un cultivo de marihuana exitoso y sin igual.


    Los productos que aquí se muestran satisfacen a todos los clientes cultivadores de marihuana, ya sean expertos o principiantes. Las tierras que aquí se encuentran son aptas para ser empleadas en cultivos en el exterior y en el interior, y la particularidad que ellas presentan es que no poseen altos índices de nutrientes, ya que haciendo uso de ellas, se aprovecharía al máximo las propiedades microbianas propias del suelo en el que se está realizando el cultivo.


    Las tierras poco abonadas aquí presentes, le otorgan a las plantas cannabis justo lo necesario para el desarrollo de las mismas, que aunque son ligeramente fertilizadas, no dejan de ser una excelente opción para los cultivadores principiantes, para quienes desean controlar el crecimiento de la planta y desarrollar rápidamente el sistema radicular de las plantas.


    Al emplear la tierra en los cultivos de marihuana, se está aprovechando la vida microbiana presente en el suelo, este material orgánico es realmente benéfico para la planta, las bacterias y hongos ahí presentes activan el suelo en una simbiosis natural, originando reacción muy importantes, tales como la descomposición de las moléculas orgánicas de gran tamaño y de las raíces ya muertas en nutrientes que la planta asimila, la protección del sistema radicular ante los ataques de hongos patógenos o bacterias nocivas para las plantas, pudiendo ser activadores de enfermedades o vectores.


    Muchas veces la vida microbiana presente en el suelo no es percibida por los cultivadores de cannabis, ignorando entonces que estos organismos influyen de forma directa en el cultivo de la planta y lo mejor de todo es que lo hacen de manera positiva, ayudando al aumento de la calidad y también de la cantidad de la cosecha de marihuana.


    A continuación se describen brevemente cada una de las tierras poco abonadas que más suelen ser empleadas por los cultivadores de plantas de marihuana:


    Comenzando con la Light Mix de Bio Bizz, un sustrato que es ideal para quienes desean lograr el control total del crecimiento de las plantas de marihuana desde el principio, empleando abonos líquidos. Light Mix es una tierra que se encuentra ligeramente pre-abonada. Esta tierra hace posible un rápido desarrollo del sistema radicular de las plantas cannabis, consiguiendo entonces una mejor absorción de los nutrientes que son requeridos por las plantas. Asimismo, este producto es ideal para ser empleado con esquejes y plántulas.


    El Light Mix de Bio Bizz es también una buena opción para los que están comenzando a cultivar plantas de marihuana, es un sustrato completamente orgánico, desarrollado claramente, para sembrar en tierra, y con bajos niveles de nutrientes. A este producto se le pueden agragar otros fertilizantes sin correr el riesgo de sobre fertilizar el cultivo. Light Mix viene en presentación de 20 litros y 50 litros.


    Siguiendo con el Janecomix B’cuzz, un sustrato líquido que se encuentra desarrollado a base de tierra que está ligeramente fertilizada y además enriquecida con perlita. Cuenta además con un pH que ha sido especialmente adaptado para la siembra de plantas de marihuana. Con Janecomix B’cuzz se puede lograr una excelente nutrición al principio del cultivo, motivo por el cual no es necesario agregar otros fertilizantes durante los primeros diez días. Este sustrato viene en presentación de 50 litros.


    La Plagron Light Mix es una tierra con bajos niveles en nutrientes, se encuentra compuesta por inigualables tipos de turbas, combinada con fibras y perlitas, logrando con esta mezcla una oxigenación y ligereza del sistema óptima. El punto a favor sobre el empleo de tierra poco abonada como la Plagron Light Mix, es que le permite al cultivador obtener el control sobre la nutrición de la planta de marihuana, comenzando a agregar otros nutrientes líquidos en botellas transcurridas una o dos semanas después de haber iniciado el cultivo o bien, el trasplante de las matas de marihuana. Este producto viene en presentación de 50 litros y representa una tierra poco abonada adecuada para el buen desarrollo de la germinación de las semillas de marihuana, ya que las plantas no requieren altas cantidades de nutrientes.


    Plagron Light Mix representa una excelente opción a la hora de sembrar, este sustrato compuesto contiene las mejores turbas y fibras, consiguiendo con su empleo un óptimo desarrollo de la planta, aún con su bajo contenido en nutrientes.


    Finalmente se tiene la Canna Profesional, una mezcla de tierra poco abonada con los mejores sustratos del mercado para desarrollar un excelente cultivo de marihuana. Sus ingredientes son totalmente orgánicos, con propiedades y características que la hacen antisépticas para las plantas de marihuana. La Canna Profesional es un sustrato ligeramente abonado ideal para cualquier tipo de cultivador, logrando con ella el control del desarrollo de la planta.


    Se conoce entonces que las tierras poco abonadas cuentan con una ligera combinación de los mejores abonos, turbas rubias, humus de lombriz, fibras y hasta perlita, y que además permite el aprovechamiento de la vida microbiana ya presente en el suelo del sustrato.

  • Tierra Abonada

    Productos de tierra abonada para marihuana

    Todos quieren llegar ser grandes con sus cultivos de estas inigualables plantas de marihuana, para lograrlo hay que considerar e investigar muy bien sobre todos los implementos, variedades, nutrientes, abonos, productos y demás instrumentos especiales para hacer del cultivo el mejor cada vez más. En esta oportunidad nos centraremos en los productos de tierra abonada para marihuana, dando una breve pero explícita información sobre este importante tópico para lograr una impresionante cosecha.

    Lo más importante: el empleo de los abonos y otros aditivos en el cultivo de las plantas de marihuana

    Es lógico pensar que, así como nosotros los seres humanos, las plantas también requieren una adecuada y balanceada alimentación, y la manera de lograrlo es ofreciéndoles los productos que contienen dichos nutrientes indicados y precisos a las plantas, no solo en cantidad sino también en calidad.

    Uno de los puntos más importantes a considerar al momento de realizar el cultivo de las plantas de marihuana con éxito es la escogencia del sustrato indicado, ya que la mala elección de éste podrá poner en riesgo el cultivo, asegurando ser uno con muy bajo rendimiento y con problemas, razón por la cual se debe escoger minuciosamente el tipo de sustrato que se va a usar.

    Es así como el sustrato a escoger debe cumplir con algunos requisitos indispensables para un excelente cultivo de marihuana, tales como: una buena textura para propiciar el desarrollo del sistema radicular de las plantas, una buena retención de agua y también debe promover el drenaje, y, debe poseer un pH estable alrededor de 6, con un mínimo de nutrientes. Actualmente existen muchas marcas que proporcionan tierras ideales para el sustrato de las plantas, todas ellas están bien diseñadas para retener agua, aire, drenar cuando deben hacerlo y permitir el desarrollo de las raíces a través de sus componentes. Así como también, proporcionan alimento entre la segunda a cuarta semana de crecimiento, ya que de ahí en adelante, es necesario aplicar fertilizantes para obtener un crecimiento fuerte, robusto y rápido.

    Existe una gran diversidad en la familia de los sustratos, dentro de ella se encuentra: la arcilla expandida, sustrato de coco, el conocido humus, la lana de roca, los polímeros, los sustratos varios y la tierra.

    Sin lugar a duda, la tierra representa la base de todo cultivo de marihuana lleno de éxito, complaciendo enormemente a todos los tipos de cultivadores, desde los más expertos hasta el más novato en el asunto. Las tierras abonadas son aptas para cultivos de plantas de marihuana tanto en el exterior como cultivos en el interior, es un sustrato que se adapta a cualquier situación. Las tierras vienen pre fertilizadas, sin embargo existen las tierras ricas en nutrientes y otras tierras que son más ligeras. Aquí se pueden encontrar tierras muy abonadas, otras con una fertilización media y tierras poco abonadas.

    En relación al pH, éste le corresponde de manera ideal a los requerimientos de la planta de marihuana. Además, estas tierras abonadas son perfectamente aptas para ser usadas en cualquier ciclo de la planta.

    Es usual encontrar tierras compuestas por humus de lombriz, fibra de coco, turba rubia, perlita, entre otros. Pudiendo elegir entre las mejores marcas y las más utilizadas por los cultivadores de marihuana alrededor del mundo entero.

    Entre las tierras más usadas se encuentra, primeramente, la Bio Terra Plus de Canna, la cual se encuentra compuesta de elementos 100% naturales, motivo por el cual puede ser empleada en cultivos biológicos. Bio Terra Plus está compuesta específicamente por turbas de excelente calidad, como la turba rubia superior. Esta tierra posee una estructura porosa, debido a los trozos de corteza de árbol que posee, lo cual le proporciona a la planta una propiedad antimoho completamente natural.

    De la misma manera se tiene la tierra de Plagron, Promix, la cual se encuentra compuesta por turbas de alta calidad, las cuales al combinarse entre ellas mismas, le otorgan a la mezcla los niveles de oxigenación y ligereza óptimos a la planta para evitar los excesos de humedad y de apelmazamientos. Promix, a diferencia de varias tierras no posee ningún tipo de fertilizante, a excepción del humus de lombriz, que colabora en la realización de un sustrato sano que estimula el desarrollo de la microvida de la tierra misma, activando el proceso de asimilación de los fertilizantes orgánicos empleados para cultivar las plantas de marihuana. Además posee un EC bajo, ideal para la formación del sistema radicular de las plantas.

    También de Plagron, se encuentra la tierra Light Mix, la cual está compuesta por diversas turbas de muy buena calidad, mezclada con perlitas y fibras para lograr una combinación ligera y que permita una excelente oxigenación del sustrato. Esta tierra es baja en nutrientes, por lo cual le otorga al cultivador el control total sobre los nutrientes que desea y en qué cantidades desea proporcionarle a la planta de marihuana mediante los nutrientes líquidos, los cuales deben ser comenzado una o dos semanas después de haber comenzado el cultivo o el trasplante. Light Mix sirve además para realizar la germinación de las semillas de marihuana, ya que éstas no requieren altos niveles de nutrientes.

    Otra tierra de Plagron, es la Royal Mix, compuesta por una excelente selección de turbas de muy buena calidad, con diversos tipos de fibras y perlitas. Esta tierra contiene varios nutrientes que se van liberando poco a poco en base a los requerimientos de las plantas de marihuana durante varias semanas. Royal Mix le aporta los nutrientes orgánicos ideales a la planta en cualquier ciclo de la planta, ya sea en la de crecimiento o en la de floración.

    De parte de Bio Bizz, se encuentra la tierra Light Mix, este sustrato es ideal para todos los cultivadores que desean tener el control del crecimiento de las plantas de marihuana mediante el uso de los abonos líquidos, ya que esta tierra es ligeramente pre abonada. Asimismo, Light Mix asegura un rápido desarrollo y formación del sistema radicular de la planta, y por lo tanto un crecimiento inicial de planta exuberante.

    La tierra All Mix de Bio Bizz se ha creado para ser el sustrato más completo de todos, compuesto por esfagno de turba, turbera de jardín, humus de lombriz de excelente calidad y perlita, tiene la combinación perfecta para aportarle todo lo requerido a las plantas de marihuana durante todo su desarrollo.

    Otras de las tierras que se encuentran en el mercado es la Bat Mix de Plagron, una mezcla con los mejores tipos de turbas seleccionados idealmente para desarrollar un excelente cultivo. Bat Mix está compuesta por diversos tipos de fibras y perlita, aportándole mucha ligereza y oxigenación al sustrato de las plantas de marihuana. Presenta además alto contenido de humus de lombriz, asegurando el crecimiento de la planta y una mayor retención del agua. Asimismo, el nutriente principal de esta tierra de Plagron es el estiércol de murciélago, conocido como guano de murciélago, un componente completamente natural y con altos niveles de potasio y fósforo que garantiza un desarrollo y crecimiento exuberante de la planta. Bat Mix contiene todos los nutrientes requeridos para cumplir con las necesidades de la planta en todas sus etapas.

  • Coco

    Productos de coco para marihuana

    La fibra de coco es un producto nuevo biológico que tiene su procedencia de los frutos de los cocoteros, luego del tratamiento de los cocos quedan como residuo unas fibras sobrantes del mesocarpio, estas fibras son las que se encuentran en el polvo y los filamentos y al combinarlos se crea el sustrato ideal bien sea para las plantas ornamentales o esos cultivos que son intensivos de hidroponia. Al tener en cuenta todas las ventajas que ofrece el cultivo en coco sobre el cultivo en tierra, se entiende porque cada vez existen más cultivadores que están adoptando esta nueva forma de cultivo. También se deben saber cuales son las diferencias entre el cultivo en coco y los demás cultivos presentes para comprender cuales son las cualidades del mismo y los beneficios que ofrece.

    En primer lugar hay que dejar totalmente claro que el coco es un sustrato inerte, lo que significa que no contiene ningún tipo de alimento y es necesario abonar cada vez que se realice un riego a las plantas de marihuana. Otro punto a destacar dentro del cultivo en coco es la oxigenación del sustrato, ya que al ser un medio de cultivo muy esponjoso, los sistemas radiculares de las plantas se desarrollan y crecen más rápido a diferencia del cultivo en tierra. Con esto se puede llegar a un crecimiento más vigoroso, reduciendo los tiempos en el cultivo de las plantas. El coco también contiene de manera natural trichoderma, el cual ayuda a la creación de las raíces y evolución de las mismas, mejorando de esta forma el sistema inmunitario propio de la planta, ya que estará creando una vida microbiana beneficiosa para todos los procesos metabólicos que tendrá la planta proximamente.

    El riego dentro del cultivo en coco, como se ha mencionado, es un sustrato inerte por lo que es necesario aplicar fertilizantes cada vez que se realicen los riegos a la planta, teniendo en cuenta siempre que hay que controlar los niveles de pH y EC. La electro conductividad o mejor conocida como EC es el nivel de sales minerales o abonos que se encuentran en una solución acuosa, por lo que se debe dosificar el abono añadiendo más o menos cantidad dependiendo de las necesidades y etapas de vida en la que se encuentre la planta. El pH por otro lado es el rango utilizado para saber si el agua de riego es ácida, o por el contrario es alcalina.

    Los rangos del pH van desde el 0.0 hasta el 14 y es el rango por el que se guían los cultivadores para determinar en qué estado se encuentra el agua de riego. Para los cultivos en fibra de coco se recomienda utilizar un rango de pH que varía entre 5.5 y 6.3, y dependiendo de la etapa del cultivo en la que se encuentren las planta se variara el rango de uso. Por lo general el rango de pH usado para el crecimiento es 5.8 mientras que para la floración es de 6.0, manteniendo un espacio para las fluctuaciones del mismo dependiendo de los nutrientes que se utilicen en las plantas y la capacidad de la misma de asimilación.

    Todos los abonos que se utilicen deben de ser adecuados a la fibra de coco, si son quelatados mucho mejor, ya que tienen un mejor y rápido grado de absorción de parte de las plantas. En el mercado actualmente existen diversas marcas las cuales se especializan en crear abonos especializados a este tipo de cultivo, por lo que tendrás una gama muy amplia para elegir el que mejor se adapte a ti, bien sean de origen biológico o mineral, ya que se encuentran especialmente diseñados para el cultivo hidropónico.

    Los cultivos hidropónicos son los más usados. En el mercado se pueden encontrar diferentes marcas de abono las cuales se están centrando en desarrollar guano orgánico para el uso específico en el cultivo en coco, lo que abre nuevas posibilidades para el cultivo a aquellos que les hace falta mejorar el sabor que dejan los abonos orgánicos en los sustratos en tierra. Las macetas o contenedores donde se realizan los cultivos en coco siempre deberán tener un buen sistema de drenaje para que todo el sobrante del agua de riego pueda eliminarse con facilidad, quedando solo el suelo húmedo pero con una buena oxigenación para que las plantas tengan una buena asimilación de los nutrientes y así evitar posibles problemas radiculares.

    En este tipo de cultivo se necesitan menores cantidades de sustrato por lo que las macetas de menor tamaño tendrán el mismo desarrollo que necesita una planta cultivada en tierra. Hablando de equivalencias entre coco y tierra sería, una maceta de alrededor de 1.65 L equivale a una maceta de 7L y si se habla de macetas grandes, una maceta de coco de 3L equivale a una maceta de 11L para realizar el cultivo en tierra. Los riegos de las plantas cultivadas en coco son parecidas al riego en los sustratos de tierra iniciales, aunque el coco presenta mejores características comparadas a la tierra en cuanto a la evaporación de la humedad y el drenaje del sustrato, por su alto grado de oxigenación.

    Entre las marcas más reconocidas y los productos que ofrecen para mejorar la producción y los resultados del cultivo en coco se pueden mencionar las siguientes, junto a los productos que ofrecen las mismas. Los abonos Hesi para coco son: Hesi coco crecimiento y floración, Hesi PK 13-14, Hesi complejo crecimiento coco y tierra, Power Zyme, Super Vit, Hesi complejo radicular. Los abonos House & Garden para el coco son el Top Shooter, H&G Bud XL, H&G Top Booster, H&G Shooting Powder, H&G Drip Clean H&G Coco A+B, H&G Multienzyme, H&G Roots Excelurator. Los abonos Canna para coco son de los más buscados por los cultivadores y entre ellos tenemos el Canna Boost, Canna Flush, Cannazym, Canna PK 13-14, Canna Coco A+B, Canna Rhizotonic. Todos están especialmente diseñados y pensados para el cultivo en coco, por lo que obtendrás los mejores resultados posibles.

  • Arcilla Expandida

    Productos de arcilla expandida para marihuana

    La arcilla expandida o mejor conocida como arlita es un medio de cultivo que se utiliza mucho en el mundo de la hidroponía, ya que se trata de un árido cerámico muy liviano que se mezcla con hierro. Esta ha pasado por varios procesos previos a estar disponible para su utilización, como el horneado, donde se calcina todo el hierro y se crean poros en la arcilla por lo que está se hace más ligera. Tiene muchos usos, además de usarse en los cultivos hidropónicos también es conocida por usarse en la construcción como aislante térmico.

    La arlita puede variar entre 5mm y 15mm de tamaño, mientras más grande sea tendrá la capacidad de aguantar mejor la humedad y por más tiempo que las pequeñas. Se debe tener claro primeramente el tipo de sistema de cultivo que se utilizara con la arlita, los más variados son los hidropónicos, ya que permite utilizar dos sistemas de riego junto a los sistemas de recirculación, bien sea de marea o inundación y utilizando un riego por bandeja o gotero en maceta.

    La arlita no es estéril, por lo que se debe estabilizar antes de usarla ya que puede tener residuos y demás impurezas que se disuelven en los depósitos y varían las concentraciones de pH y EC. La arlita se limpia de manera sencilla, se debe colocar dentro de un depósito el cual estará lleno de agua con un pH alrededor de 5.5 durante unas 24 o 48 horas, dejando la arlita libre de todas las impurezas al mismo tiempo que mantenga el pH estabilizado. Mientras se esté realizando la estabilización se debe cambiar el agua al mínimo una vez al día, para ir retirando las impurezas que sigan en la arcilla, siempre manteniendo el pH en 5.5 para darle un buen uso final.

    De no realizarse este procedimiento es probable que se presenten bruscas alteraciones en el pH y EC por lo que las plantas de marihuana tendrán repercusiones negativas a lo largo de todo el cultivo. Los sistemas de cultivo por inundación consiste en una bandeja profunda y grande donde se deposita la arcilla al igual que si se tratara de una hardijera. Esta bandeja tendrá un agujero donde se coloca un tubo en vertical el cual se encargará de marcar los márgenes para la inundación, evitando sorpresas si la bomba no se detiene cuando debe. Las bandejas deberán tener un drenaje para la evasión de la s/n manteniendo el sustrato húmedo pero dejando disponible el agua para cuando se necesite volver a regar.

    En los sistemas por inundación, el proceso de riego entre el llenado del tanque hasta que el mismo se vacía no pasará de 20 minutos, la dosis de riego cambiará junto con el estado de las plantas, por lo que se puede comenzar con dos riegos y finalizar la etapa de la floración con 5 o 6 riegos, tomando en cuenta las necesidades propias de las plantas. Durante todas las etapas en este tipo de cultivo se pueden utilizar distintos productos que ayudarán a las plantas a desarrollarse o mantenerse en las etapa que se encuentren, ayudando a obtener los mejores resultados en la cosecha posibles.

    En los sistemas de riego por goteo del cultivo de la arlita se debe tener en cuenta la distribución del gota a gota o los punteros para asegurar una buena distribución de la humedad dentro de la maceta. También es importante que todo el espacio cuente con la misma humedad o mantenerla lo más parecida posible, ya que no sería correcto regar la mitad de la maceta porque produciría que solo se desarrollaran las raíces donde hubiese una mejor humedad. La higrometría también se debe tomar en cuenta, ya que si se tienen humedades altas y muy poca ventilación, se mantiene la humedad y los riegos serán menores y con mayor espaciados entre sí. Si por el otro lado se tiene una humedad baja y una buena circulación del aire, la humedad residual será menor y se deben hacer riegos más seguidos con mayor duración. Durante esta etapa se pueden utilizar productos que ayuden a proteger a las raíces de posibles deficiencias, enfermedades o virus.

    La arcilla es un sustrato altamente oxigenado donde las raíces se adhieren y reposan justo alrededor de la arcilla, manteniéndose siempre en contacto directo con el agua de riego. Para abonar en arcilla los niveles de EC deberán ser menores a los cultivos de marihuana en coco. La EC presente en la solución de nutrientes no deberá pasar en un principio de los 0.6 puntos para irla aumentando progresivamente cuando las plantas crezcan sin sobrepasar los 1 o 1.2 puntos durante toda su etapa de crecimiento.

    Una vez que el sistema radicular se encuentre bien formado y la planta haya crecido, manteniéndose más resistente que en su primera etapa de vida, se puede aumentar la EC gradualmente para que no le falte el alimento a las plantas. Cuando estas entren en la segunda semana de floración ya se podrá manejar una EC de 1.3-1.4, manteniendo estos rangos hasta la semana 4 de floración donde ya las flores hayan comenzado a tomar volumen. Desde la semana 5 y hasta la 7 los niveles de EC podrán alcanzar los 1.5-1.6 siempre evaluando las necesidades nutritivas que presenten las plantas dependiendo de la etapa. Para estas semanas se debe aumentar la dosificación del riego ya que la demanda de s/n aumenta y se le debe aportar a las plantas una buena alimentación, con el fin de crear grandes, resinosas y gustosas flores.

    El agua oxigenada o el H2O2 es un producto que se conoce por ser un gran desinfectante, se puede utilizar como modo de prevención para desinfectar el medio de cultivo de las plantas de marihuana. La arcilla podría tener algún elemento que no es apto para el cultivo de la marihuana por lo que siempre se podrá utilizar el H2O2 para limpiarla. Se puede utilizar para limpiar las raíces durante todo el cultivo al cambiar el fotoperiodo de crecimiento a la floración.

  • Aditivos para Tierra

    Aditivos para tierra para marihuana

    Los cultivos en tierra necesitan distintos abonos y aditivos para tener una alimentación equilibrada y adecuada, por lo que debe agregarse con regularidad en cantidades correctas para que las plantas de marihuana tengan la mejor vida posible. Los fertilizantes para marihuana se pueden encontrar de varias formas, líquidos, sólidos o abonos. Se pueden clasificar los productos necesarios para el cultivo en tierra, los cuales se encargan de ofrecer los mejores resultados.

    Los nutrientes completos son aquellos que tienen los macroelementos NPK que son el nitrógeno, fósforo y potasio, junto a elementos secundarios como el magnesio y el calcio, además de contener oligoelementos como zinc o hierro en las cantidades correctas. Todos estos alimentos se presentarán en forma de nutrientes específicamente para el crecimiento ya que son ricos en nitrógeno, o en nutrientes específicos para la etapa de floración, también existen variedades que pueden usarse durante todo el ciclo de cultivo. Los fertilizantes y aditivos de Fast Food de BAC son ideales durante estas etapas. Los estimuladores de origen orgánicos contienen compuestos de vitaminas, extractos de algas o plantas, aminoácidos, ácidos húmicos, orgánicos, fúlvicos entre otros. Al no contener ningún nutriente o en poca cantidad todos estos productos ayudarán a estimular el metabolismo de las plantas para mejorar la próxima asimilación de los nutrientes. Los estimuladores de raíces tienden a ayudar al desarrollo radicular de las plantas, mientras que los estimuladores para la floración se encargan de dar una buena formación de los cogollos.

    Los booster PK son utilizados para darle un crecimiento explosivo a los cogollos durante la fase de engorde, ya que son ricos en fósforo y potasio, dos de los elementos más importantes para que las plantas tengan una buena floración, de forma mineral que se asimilan directamente por las mismas. Utilizar un abono como potenciador para la floración, no contendrá nitrógeno ni otros oligoelementos, aunque se podrá usar como un nutriente completo. Los abonos orgánicos o mejor conocidos como fertilizantes de fondo son lo que se presentan de manera natural en forma sólida, con una liberación muy lenta que permiten la combinación con la tierra antes de su uso. Mientras más abonos se utilicen, la tierra para el cultivo se encontrará más enriquecida y de esta forma se evita utilizar abonos líquidos o cualquier otro aditivo durante la floración de las plantas. Todos los productos agregados deben ser en cantidades adecuados para mantener las plantas en su mejor estado.

    El uso y las cantidades de todos los nutrientes a utilizar variará según el estado de vida en el que se encuentre la planta, mientras más pequeña se encuentre la misma las concentraciones deberán ser menores, mientras que una vez crecidas se podrán aplicar grandes cantidades. La tierra podrá contener naturalmente una gran cantidad de nutrientes por lo que es recomendable esperar un poco antes de comenzar a agregarle productos. Los nutrientes y aditivos líquidos son necesarios para obtener buenas cosechas si se cultiva en maceta, ya que la tierra sola no tendrá las cantidades necesarias por la plantas.

    Existen nutrientes líquidos que se pueden utilizar en los riegos, intercalando los hasta un máximo de dos riegos sí y tres no. El regar solo con agua permite que se evite la acumulacion de las sales en el sustrato, ya que ayuda a diluir los nutrientes que las plantas no estarán utilizando. Las plantas absorben los fertilizantes por vía radicular normalmente, con excepción de algunos fertilizantes que se pueden aplicar mediante pulverización foliar durante la etapa de crecimiento. Algunos estimuladores orgánicos contienen poca cantidad de NPK o no contienen, por los que podrás usarlos en cada riego, las vitaminas para las plantas de marihuana se asimilan más rápido por las hojas en vez de las raíces de la misma.

    No es recomendable combinar varias marcas de fertilizantes así como aditivos especializados para el cultivo de la marihuana. Por lo general las marcas más conocidas del mercado crean una serie de productos dentro de la misma gama para que interactúen en sinergia. Se deben utilizar en el agua de riego o depósito, y se añaden uno detrás del otro para mezclarlo con el agua cada vez que se añade un abono nuevo. No se deben mezclar los productos a utilizar sin el agua, en su forma pura. Sí podrás utilizar productos que provengan de diferentes marcas, pero antes de esto debes conocer a la perfección la composición de estos productos, así evitas el riesgo de subir las cantidades de nutrientes o que exista una incompatibilidad entre los mismos.

    Si tienes dudas sobre qué tipo de abonos deseas agregar en tu cultivo en tierra, sea orgánico o mineral deberás considerar que los dos tipos de nutrientes son eficientes, sin embargo es recomendado para el cultivo en tierra utilizar los abonos orgánicos ya que aportan una mejor calidad en el sabor final, por tener una composición rica en ácidos orgánicos, azúcares ácidos húmicos y demás ingredientes naturales que las plantas de marihuana aprecia mucho. Los nutrientes orgánicos provienen del mundo vegetal o animal, por el contrario a los nutrientes minerales, que son resultantes de la industria química y de la explotación de las vetas de potasio o fosfato.

    La diferencia más notable entre la utilización de los nutrientes orgánicos y minerales, es que los nutrientes orgánicos necesitan una descomposición inicial por parte de la vida microbiana presente del suelo a minerales para que sean asimilables por las plantas, por otro lado, los nutrientes minerales son compuestos que ya serán directamente asimilable por las plantas, sin necesidad de pasar por la vida microbiana para transformar los mismos. Existen nutrientes en el mercado bio.minerales, los que combinan lo mejor de los dos mundos, se forman por una parte orgánica y una parte mineral. No es una innovación real sino que es una estrategia en el mercado. Todos los nutrientes minerales se asimilan más rápido por las plantas que los orgánicos, los cuales tienen una asimilación más lenta. Al hablar de rendimiento, ambos nutrientes ofrecen excelentes resultados, a los nutrientes orgánicos se le puede agregar una vida microbiana beneficiosa como paso extra para mejorar los resultados.

Productos de Sustratos y tierra para marihuana

Mostrando 1 - 16 de 16 items

Sustratos Organicos para el cultivo de marihuana. Tierras organicas para cultivar marihuana.

Sustratos y tierra para marihuana 

El sustrato es un elemento esencial en el cultivo de Marihuana porque es el encargado de proporcionar todos los nutrientes que requieren las semillas recién germinadas.

Las plantas al principio de su vida, precisan una determinada cantidad de nutrientes que suele encontrarse en el sustrato orgánico, de manera que puede desarrollarse durante bastante tiempo sin necesidad de abono.

Es muy importante siempre tener en cuenta que es mejor abonar cuando la planta nos lo pida, mostrando los síntomas de una carencia, que sobrefertilizarlas, porque podríamos quemar la raíz dañando la planta de forma irreversible. Además, una planta sobrefertilizada requiere de más tiempo en recuperarse que una planta con una carencia a la que le suministramos el abono que precisa. Es falsa la creencia de que cuánto más abono, más rápido crecerá la planta, sino que es lo contrario, el exceso de abono puede matar a la planta.

Sin embargo, cuando la planta de Marihuana, nos demande un abono, mostrando una carencia ya podemos empezar a proporcionarle abono porque los nutrientes del sustrato habrán sido consumidos en su mayoría por la planta.

¿Qué sustrato requieren las plantas de Marihuana?

Las plantas de Marihuana necesitan sustratos que posean una buena textura para el desarrollo de sus raíces, capacidad de retención de aguay de drenaje así como un PH estable (alrededor de 6) y un mínimo de nutrientes.

Así, gracias al sustrato podemos mejorar el drenaje, la aireación, la capacidad de absorber agua, entre otros factores.

En este sentido, la elección del sustrato para Marihuana puede marcar la diferencia entre una buena y una mala cosecha.



Tipos de sustratos

En el mercado encontremos una varia oferta de sustratos para Marihuana, cada uno con sus características específicas.

Turba – Es material orgánico compuesto resultado de la putrefacción parcial de la vegetación en el agua ácida de zonas húmedas. Se pueden clasificar en dos grupos: turbas rubias y negras. Las turbas rubias poseen un mayor contenido en materia orgánica y están menos descompuesta, mientras que las negras  están más mineralizadas teniendo un menor contenido en materia orgánica.

Humus de lombriz - Se trata de un fertilizante de origen natural compuesto por detrictus de lombrices. Este sustrato se mejora con las características físico-químicas del suelo, aporta nutrientes y ácidos húmicos y fúlvicos. Es de asimilación rápida y contiene nitratos en abundancia para que la planta crezca de manera sana y vital. Otra de sus ventajas, es que aunque se emplee en exceso, el humus de lombriz no daña la planta de Marihuana. Además, mejora la textura del suelo y aporta vida micro bacteriana favorable al desarrollo de la planta de marihuana.

Fibra de coco – Es uno de los sustratos de Marihuana más populares y se obtiene del mesocarpio fibroso que envuelve la pulpa comestible del coco. Es un material 100% orgánico y muy estable, asegurando el mantenimiento de las características físicas de la planta. Presenta una alta porosidad (de hasta el 95%), por lo que aporta una buena distribución de aire agua. Por otra parte, tiene una alta capacidad de almacenar agua y nutrientes porque puede retener 8 o 9 veces su peso en agua, cuenta un pH neutro y permite un gran intercambio de nutrientes.

Vermiculita – Se trata de un mineral formado por silicatos de hierro y magnesio, perfecto para combinar con los sustratos proporcionando aireación e hidratación.
Su elasticidad y ligereza contribuyen a prevenir el apelmazamiento y la asfixia de las raíces en los sustratos y mejorar su respiración. Posee un pH neutro, retiene la humedad y los nutrientes para la planta, por lo que se suele utilizar para mezclar con otros sustratos.

Arlita – Es un sustrato poroso para el cultivo y está compuesto por arcilla. Al ser porosa, absorbe y libera el agua con nutriente según las necesidades de la planta.
Es limpio, ligero, no se descompone, mejora la aireación y está exento de enfermedades y parásitos.
Además, dispone de un ph estabilizado entre 5.5 y 6.5 que lo convierte en un excelente y soporte para hidrocultivo. Es un sustrato muy empleado para el drenaje del fondo de los recipientes y prevenir la aparición de hongos y enfermedades relacionadas con el exceso de humedad.

Lana de roca  - Es uno de los mejores sustratos para la marihuana. De origen mineral, está elaborada a partir de roca volcánica. Es el sustrato más empleado para la hidroponía por su ligereza y porosidad, que permite una gran aireación y desarrollo de las raíces.

Polímeros - Son macromoléculas (generalmente orgánicas) compuestos por la unión de moléculas más pequeñas llamadas monómeros. Son capaces de absorber entre 200 y 400 veces su volumen en seco. Se suelen mezclar en pequeñas dosis con el sustrato (entre el 5 y el 10%) para incrementar la retención de agua, lo que ayuda a espaciar los riegos.

Perlita – Contiene un alto porcentaje de silicio, es inerte, muy ligera y con el pH neutro. Mejora el drenaje, la retención de humedad del sustrato e incrementa la aireación de las mezclas.

Para finalizar, un consejo: A parte del sustrato y del abono, se aconseja realizar riegos intercalados con aguamiel (se prepara mezclando una cucharada con melaza de azúcar) por cada cinco litros de agua de riego, intercalando tres o cuatro riegos sólo con agua y uno de aguamiel. Así, se aumenta la vida bacteriológica en la planta de Marihuana. 

Sustratos y tierra para marihuana


En esta sección se pueden encontrar todos los sustratos orgánicos y tierras orgánicas para un cultivo excepcional de plantas de marihuana.


En el cultivo de marihuana, el sustrato es un primordial y esencial elemento ya que es el responsable de proporcionarle todos los nutrientes que las plantas requieren apenas están germinando, motivo por el cual se debe cuidar muy de cerca cuál será el sustrato que se escogerá como base o sustento alimenticio para las plantas.


Al inicio de la vida de las plantas de marihuana, es cuando requieren de una cantidad precisa y exacta de los mejores nutrientes para su óptimo crecimiento y desarrollo, estos nutrientes suelen hallarse en el sustrato orgánico, motivo por el cual se puede desarrollar en un largo tiempo sin requerir abono.


Un dato importante es recordar que es mejor abonar las plantas de marihuana cuando ellas mismas lo requieran, se sabrá cuando ellas tengan alguna carencia, que fertilizarlas de más, ya que de esta manera se podría quemar el sistema radicular de la planta sin poder revertir este efecto causado. Sin mencionar que cuesta más tiempo tratar de recuperar una planta que ha tenido exceso de fertilizantes que una planta que posee carencias en sus nutrientes y con suministrarle un buen abono se puede rescatar fácil y rápidamente. Es totalmente falso que mientras más cantidad de abono fertilizante se le aporta a la planta, más rápido crecerá o mejor será su desarrollo, de hecho ocurre todo lo contrario, brindarle en exceso todos estos nutrientes es bombardear la planta hasta matarla.


No obstante, al momento de observar que la planta de marihuana posee alguna carencia, es decir que requiera de abono, se puede comenzar a aportarle abono con los nutrientes requeridos, ya que los que se encontraban en el sustrato ya han sido gastados en su mayor parte por la planta.


Es de vital importancia saber cuáles son los sustratos que necesitan las plantas de marihuana, de lo contrario se le podría proveer de manera errónea y causar efectos dañinos en las mismas. Es por eso que necesitan sustratos con una excelente textura para brindarle a las raíces el ambiente ideal para su desarrollo, una buena capacidad de retención de agua y también capacidad de drenarla fácilmente, así como también un pH estable, siendo éste alrededor de 6 y también los nutrientes básicos requeridos por las plantas.El sustrato permite entonces mejorar varias características de la tierra en la que se cultiva la planta, pudiendo ser el drenaje, la capacidad de absorción, la aireación, y otros.


La escogencia de un sustrato para la planta u otro marcará la diferencia entre una buena cosecha y una mala, motivo por el cual se debe realizar ésto con mucha prudencia e información sobre las características y ventajas de cada tipo de sustrato.


Dentro los sustratos mayormente empleados para el cultivo de las plantas de marihuana se tienen los de turba, humus de lombriz, fibra de coco, vermiculita, arlita, lana de roca, polímeros y perlita.
La turba representa un material compuesto completamente orgánico, el cual nace como resultado de la parcial putrefacción de la vegetación en el agua ácida de las zonas muy húmedas. Existen dos tipos de turbas de acuerdo a la cantidad de materia orgánica que posean, encontrándose la turba rubia y la turba negra. Una turba rubia posee mayor índice de materia orgánica, encontrándose menos descompuesta, y por su parte, la turba negra se encuentra más mineralizada con un contenido de materia orgánica menor que las turbas rubias.


El humus de lombriz es un abono natural, que se encuentra compuesto por el excremento de las lombrices que han sido alimentadas con desechos orgánicos, tales como residuos de alguna cosecha, restos vegetales, estiércol de algunos herbívoros, entre otros). Este tipo de sustrato puede ser mejorado increíblemente con las propiedades físico-químicas del suelo en el que realizará el cultivo de las plantas, aportando los nutrientes y los ácidos húmicos y fúlvicos necesarios. El humus de lombriz es de rápida asimilación, contiene altos niveles de nitratos ideales para el crecimiento sano de la planta. Además, si este sustrato es empleado en exceso, la planta de marihuana no se verá afectada. Otra ventaja es que le aporta vida microbacteriana a las plantas, lo cual es muy favorable para el desarrollo de las mismas y mejora la textura del suelo, aportándole un mejor ambiente al sistema radicular.


Por su parte, la fibra de coco representa uno de los sustratos que más se emplea en el cultivo de las plantas de marihuana, es un producto muy popular y esto se debe a sus inigualables propiedades. La fibra de coco es obtenida del mesocarpio fibroso que se encuentra alrededor de la pulpa comestible del coco.


Es un abono muy estable y completamente orgánico, el cual asegura el prevalecimiento de las características físicas de las plantas. Este material al ser muy poroso, en ocasiones hasta un 95%, le proporciona al cultivo una excelente distribución de agua y aire, es capaz de almacenar el agua y los nutrientes de una manera óptima, pudiendo retener entre 8 y 9 veces su peso en agua. Además posee un pH neutro, lo cual hace posible el intercambio ideal de nutrientes.


La vermiculita es un material mineral que se encuentra compuesto por silicatos de hierro y magnesio, es ideal para mezclarse con los sustratos para proporcionar una aireación y una hidratación de las plantas óptima. Es un sustrato con elasticidad y muy ligero, lo cual ayuda a evitar el apelmazamiento, así como también la asfixia del sistema radicular de las plantas en los sustratos y colaborar con la respiración de este sistema. Así como la fibra de coco, la vermiculita posee un pH neutro, ayudando a retener el contenido de humedad y los nutrientes.


Se tiene también la arlita, un tipo de sustrato que es poroso y que está conformado por arcila. Sus propiedades son típicas de un material poroso, permite la fácil absorción y liberación del agua con nutrientes tal y como la planta lo necesite.


Este material es ligero, limpio, libre de parásito y enfermedades, no se desintegra y mejora la aireación de la planta. La arlita posee un pH estable entre los valores de 5.5 y 6.5, lo cual lo convierte en un material ideal para su uso en sistemas hidropónicos. Asimismo, es un sustrato que es ampliamente usado en el fondo de los recipientes para el drenaje, logrando la prevención ante el ataque de los hongos y de las enfermedades propias debido al exceso de humedad en el cultivo.


La lana de roca es conocida como uno de los mejores abonos para el cultivo de marihuana. Este sustrato es de origen mineral y se encuentra elaborada a base de roca volcánica. Este material es el que más se emplea en cultivos con sistemas hidropónicos, ya que tiene propiedades altamente porosas y es muy ligero, permitiendo una adecuada aireación y un excelente desarrollo del sistema radicular.


El sustrato de polímeros está compuesto por macromoléculas, que por lo general son orgánicas, formados por la unión de otras moléculas de menor tamaño denominadas monómeros. Los polímeros tienen una capacidad de absorción entre 200 y 400 veces su volumen en seco. Comúnmente son mezcladas con pequeñas dosis de sustrato, con el fin de aumentar otras propiedades, como la retención del agua.


Y la perlita, un material con un alto contenido de silicio, con pH neutro, un material inerte y muy ligero. Entre sus propiedades se tiene su retención de la humedad en el sustrato, el aumento de aireación y ayuda a mejorar el drenaje.

Greendream © 2015